www.diariocritico.com

Desastre en los Grammy: Adele se olvida la canción y Metallica se quedan sin micrófono

Anécdotas las hubo en los últimos premios Grammy, los galardones más prestigiosos de la música, equivalentes a los Oscar del cine. El error de Adele y el fallo técnico con Metallica, que se quedó sin micrófono para James Hetfield en plena actuación en directo, marcaron una gala donde hubo premios muy repartidos para todos.

En el caso de Adele, llueve sobre mojado. No era la primera vez que la cantante británica tenía problemas en unos Grammy, dejando claro que suele tener problemas de nervios y ansiedad. En este caso, quiso homenajear al recién fallecido George Michael cantando 'Fastlove' y se quedó en blanco. Al poco de comenzar la interpretación se detuvo y reconoció ante el micrófono y la audiencia que había olvidado la letra.

"Lo siento, pero no puedo repetir lo del año pasado", en referencia a la mala actuación de la anterior gala, en la que no estuvo a la altura y acusó problemas con el funcionamiento del micrófono. Se la notaba presionada por ello, y lo pagó en este directo. Adele terminó llorando, emocionada por el homenaje a George Michael y también por sus nervios, ya que tuvo que pedir a la orquesta que volviera a comenzar de cero la canción. También aseguró que no podía equivocarse en una canción del artista al que quería rendir tributo y por eso la inició de cero:

Eso sí, poco le importará dentro de unos años este incidente porque ganó 5 premios Grammy, igualando a David Bowie, quien aunque ya fallecido, estaba nominado en varias categorías por su último disco. La otra gran vencedora de la noche fue Beyoncé.

Metallica y Lady Gaga

Tampoco tuvo un buen día Metallica. A la polémica actuación por invitar a Lady Gaga a cantar con ella el tema 'Moth in the Flame' se le unió la mala suerte porque en pleno directo, en una gala de grandes recursos económicos, hubo un error propio de una sala modesta de conciertos: falló el micro del vocalista de la mítica banda de thrash metal, James Hetfield, quien visiblemente se enojó con la organización y tuvo que compartir micrófono con su compañera puntual de voces.

Hetfield, siempre conocido por su carácter airado, no dudó en dar una patada a la base del micrófono para tirarlo por los suelos, y al finalizar la actuación tiró de mala gana su guitarra a un asistente. El incidente restó protagonismo a una colaboración con Lady Gaga que quedará en el recuerdo para los menos puristas. Tampoco faltaron los comentarios irónicos sobre que Hetfield en verdad estaba frustrado porque Megadeth, la eterna banda rival, ganaba un Grammy a la mejor interpretación de metal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.