www.diariocritico.com

El Mediterráneo preocupa: sus aguas llegan a 30 grados entre España e Italia

El Mediterráneo preocupa: sus aguas llegan a 30 grados entre España e Italia
Ampliar
(Foto: Pixabay)
viernes 05 de agosto de 2022, 15:47h

El verano de 2022 está siendo muy caluroso y se están repitiendo las olas de calor, que duran más y son de mayor intensidad, según han subrayado los expertos. Unas temperaturas que han batido varios récords y que están llegando al mar.

Como ya anticipamos en un artículo anterior, el Mar Mediterráneo está sufriendo también su particular ola de calor marina, un fenómeno que ocurre cuando las aguas del mar acumulan más temperatura de lo habitual durante un tiempo prolongado.

Aguas a 30 grados

Algunos puntos del Mediterráneo, especialmente entre las costas de España e Italia, han llegado hasta los 30 grados, unos valores más propios de los mares caribeños que del Mediterráneo. Tal y como recoge RTVE, muchos bañistas han comentado que han notado este calor inusual, pues normalmente "el agua está más fresquita".

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha precisado que este verano las costas mediterráneas registran una temperatura de entre 2 y 4 grados más altas de lo habitual en función de los registros de veranos anteriores.

Valores que en las costas italianas se han disparado hasta los 5 grados y en algunos puntos concretos del mencionado mar, hasta 6 grados más.

El Atlántico también sube la temperatura

Menos evidente que el calor del Mediterráneo, pero los datos reflejan que el Océano Atlántico también está más caliente de lo normal.

En Huelva, a finales de julio en plena ola de calor, el termómetro marcó 2 grados más de la temperatura habitual para este punto. Y según las previsiones, en agosto es muy probable que siga en aumento.

Probabilidad de lluvias torrenciales

El exceso de calor hace temer a los meteorólogos que, con todo el vapor de agua generado, los fenómenos como la DANA, típicos del otoño, se adelanten y que además se produzcan de forma mucho más virulenta, con más riesgo de producir lluvias torrenciales.

Pero las altas temperaturas ya están pasando factura a todos, pues los niveles de agua están muy bajos, con riesgo de sequía en numerosas partes de España e incluso con restricciones en determinados municipios. También cabe destacar el verano negro de incendios que ha asolado (y sigue) a España, con más de 220.000 hectáreas quemadas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios