www.diariocritico.com

Las empresas familiares de España inician el movimiento #DamosLaCara para poner en valor su importancia en la economía

sábado 13 de junio de 2020, 11:28h

La crisis del coronavirus pilló a todo el mundo desprevenido y además de colapsar los sistemas sanitarios de la gran mayoría de países, la pandemia ha asfixiado a un eslabón importante de toda economía: las PYMES. Según los datos, en marzo se perdieron más de 100.000 empresas en España (Un 8,2% del total de empresas activas en esas fechas). Para intentar salvar a las empresas y seguir generando empleo, ha nacido la iniciativa Damos La Cara, un movimiento no partidista que ha surgido desde las principales empresas familiares de España, que tal y como se refleja en el último informe elaborado por el Instituto de Empresa Familiar, el 90% de las empresas del país son familiares.


El objetivo de este movimiento ciudadano es poner en valor el compromiso tanto de los trabajadores como empresarios que conforman este tipo de empresas con sus proveedores, clientes y, en definitiva, con toda la sociedad. La idea surgió a raíz de la crisis del COVID-19, cuando varias asociaciones de conglomerados familiares apostaron por promocionar la labor de sus socios para darles más visibilidad y que así toda la sociedad pudiese ver toda su actividad y poner de manifiesto los problemas a los que se están enfrentando así como a dar más notoriedad a toda la ayuda que han aportado durante esta crisis en diferentes ámbitos.

Las empresas familiares, además de copar el 90% del tejido empresarial español, suponen el 70% del empleo privado, unos datos que, sin duda, sirven para contextualizar la importancia de que todo este sector trabaje de forma conjunta para salir reforzados de esta crisis sin precedentes.

Amplio abanico de empresas familiares

Para algunos, al hablar de empresa familiar todavía se les viene a la cabeza una empresa anquilosada en el pasado y poco modernizada, pero nada más lejos de la realidad. Una empresa familiar se prolonga en el tiempo, pero no por ello es menos moderna que cualquier start up de reciente creación.

Con #DamosLaCara se pretende compartir con la ciudadanía los valores de las empresas familiares y su compromiso con la sociedad. De hecho, para que una empresa perdure en el tiempo, es fundamental su adaptación a los nuevos tiempos, las nuevas tecnologías y a las necesidades de la sociedad actual y los negocios familiares (en su mayoría) son un buen ejemplo de cómo cumplen estos parámetros para así aguantar generación tras generación.

La duración media de una empresa rentable es de unos 12 años aproximadamente, mientras que las familiares, su media de vida es de más de tres décadas.

Hay muchas más empresas familiares en España que las que uno se pueda imaginar a simple vista, de todos los ámbitos y en todos los sectores. Para ponerles rostro y saber más sobre su historia y todos los retos que han superado (y siguen superando) ha nacido esta iniciativa. En su web se pueden visualizar una multitud de iniciativas apasionantes desarrolladas por empresas familiares. Algunas son conocidas, pero otras muchas no, y en momentos de crisis y de gran incertidumbre, es un gran momento para aprender los unos de los otros, conocer ideas innovadoras y saber cómo funcionan los principales generadores de empleo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios