www.diariocritico.com
San Isidro: el origen de esta fiesta de Madrid
Ampliar
(Foto: Basilio/ Wikipedia / Creative Commons)

San Isidro: el origen de esta fiesta de Madrid

La festividad de San Isidro, que se celebra en Madrid el 15 de mayo, es una de las más tradicionales de la capital y que marca el inicio de las festividades veraniegas.

¿Cuál es el origen de este peculiar santo madrileño? Como suele ocurrir con los personajes célebres de antaño, el mito y la verdad confluyen, pero las principales teorías y creencias señalan que nació en el siglo XI y que sus proezas tienen que ver con el agua, otro emblema típico de Madrid.

Isidro nació alrededor del año 1080 en Madrid, antes de la conquista cristiana, y provenía de una familia mozárabe humilde. La familia era una de las que Alfonso VI trasladó para repoblar los terrenos ganados en la región. El joven Isidro comenzó con trabajos relacionados con la pocería y después trabajó más en la agricultura a lo largo de toda la vega del Jarama.

Después, huyendo de la conquista almorávide fue a parar a Torrelaguna, donde se dice que conoció a su mujer, María Toribia, que también sería reconocida como Santa con el nombre de Santa María de la Cabeza.

A San Isidro se le achacan más de 400 milagros

Desde entonces comienzan a sucederse los milagros achacados al joven pocero. Según se recoge en el 'Códice de San Isidro', se le atribuyen 5 milagros relacionados con el agua, aunque la leyenda cuenta que obró más de 400.

Los escritos de la época señalan que Isidro siempre encontraba agua, no abria un pozo sin ella, incluso en tierras donde la sequía era abrumadora. De hecho, el códice indica que "no abría pozo del que no manase abundante caudal". Uno de los milagros que se recogen es que hizo brotar un manantial en un campo seco con tan sólo un golpe de báculo y logró abastecer a todo Madrid de agua en un año de gran sequía.

Otro de los milagros más remarcables asociados al santo y que tienen al agua como protagonista, es cuando salvó a su hijo tras haber caído a un pozo. El pequeño cayó jugando en un pozo sin poder salir y su padre, Isidro, junto con su mujer, comenzaron a rezar y el agua del pozo comenzó a subir salvando al niño de morir ahogado.

El códice recoge solo 5, pero el boca a boca le atribuye más de 400 milagros, incluso uno póstumo que hizo que el rey Alfonso VIII levantase una capilla en su honor en la Iglesia de San Andrés y se trasladase allí, el 15 de mayo, su cuerpo incorrupto. Fecha en la que finalmente se dedicó al Santo.

El fervor del pueblo por el pocero fue en aumento e incluso le rezaban para conseguir más lluvias en primavera y salvar las cosechas. Finalmente fue beatificado por Paulo V en 1618 y canonizado por Gregorio XV en 1622, año en el que se aprobó su patronazgo sobre la Villa y Corte de Madrid y se trasladaron sus restos a la Colegiata de San Isidro.

(Foto: Chema Barroso / MDO)

Es tradicional festejar por parte de los madrileños el 15 de mayo el Día de San Isidro y las fiestas patronales de San Isidro vistiéndose de chulapos y chulapas a los más pequeños y también el resto de personas, así como acudir a la Pradera de San Isidro, tomar productos típicos y bailar el chotis, baile tradicional madrileño.

La fiesta es celebra el 15 de mayo porque fue el día que en su día el Papa asignó a este santo en el santoral católico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios