www.diariocritico.com

¿Estamos locos o qué?

La columna de Gema Lendoiro: 'Telma Ortiz, la cuñada real de las causas imposibles'

La columna de Gema Lendoiro: "Telma Ortiz, la cuñada real de las causas imposibles"

lunes 19 de diciembre de 2011, 13:23h

Cuando uno descubre la importancia de ser empático hay muchas cosas que cambian la perspectiva con la que las miras y, de repente, uno las ve con otro prisma. Es verdad que los periodistas somos a partes iguales corporativistas y criticones con los colegas. Salvo excepciones. Una de ellas fue cuando la hermana de Letizia Ortiz, Telma, interpuso una demanda colectiva a cerca de cincuenta medios por intromisión en su vida privada. Entonces, como en Fuenteovejuna, los periodistas nos defendimos. 

Pasado el tiempo las cosas siempre se ven con otra perspectiva. A mí personalmente no me gustaría tener una hermana que se casase con el príncipe heredero y por ese motivo tener apostados periodistas detrás de mi casa todo el santo día. No me gustaría nada, la verdad. Pero quizás porque soy periodista o simplemente una ciudadana que observa, también sé que la hermana de una princesa que hace una vida normal, sin estridencias, deja de interesar en cero coma. Y la vida de Telma, por normal, por responder a un patrón que hace la mayoría, es decir, levantarse, dejar a los niños en el cole, ir al trabajo, volver, pasar por el super, recoger a los niños, hablar con madres, llegar a casa y al día siguiente vuelta a empezar, no tiene mayor interés mediático más que las dos o tres primeras veces. Se puede vender una foto de Telma subiéndose al autobús una vez, pero no dos porque no es noticia. Noticia es lo que hace su hermana, Letizia, siempre. Porque es princesa de Asturias. Pero Telma es corriente y moliente por mucho que se empeñe ella en pensar lo contrario. 

Estuvo mal aconsejada desde el principio. Le reconozco el fastidio de tener fotógrafos detrás. Es verdad. Pero le hubieran durado un telediario de no haberles hecho ni caso. Su vida no da para más, es normal y corriente. Hay gente que se empeña en conseguir anonimato a base de montar escándalos en la lucha por conseguirlo. Y obtiene lo contrario. Es el caso de Telma o es el caso de Javier Bardem. Y muchos más. Otros, sin embargo, no hacen ni caso, se les hace una foto y nunca más se les vuelve a molestar. 

Aquel juicio no le fue bien a Telma. Perdió. Y ahora, además, ha de pagar las costas judiciales. Uno de los medios demandados, elconfidencial.com, ya se lo ha reclamado y ha cobrado. Ahora quedan los demás. Por cada uno cerca de 500 euros y fueron casi 50. Echen ustedes la cuenta. Telma, ¿no te hubiera salido más rentable no haber hecho nada? Que sí, que tienes razón, que hay mucho periodista pesado hurgando en la vida íntima de los demás pero es que no se pueden enviar las naves a luchar contra los elementos. Letizia, tu hermana, lo ha tenido que estudiar para ser princesa de un antepasado de su marido. Bueno, antepasado en el trono, no de familia porque Borbón no era Felipe II sino Habsburgo y luego vienen los puristas (con razón) y me lo corrigen. 

Y ya en plano más del pueblo te recuerdo ese dicho popular que dice...Ay Manolete, Manolete...Anda que corren buenos tiempos para la Familia Real, debe de andar el Rey que fuma en cachimba...

Sígueme en Twitter

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

7 comentarios