www.diariocritico.com

Diez veces más que la Unión Europea

Los consumidores, ahogados en 2012: España sufrió el mayor aumento mundial del IVA

Los consumidores, ahogados en 2012: España sufrió el mayor aumento mundial del IVA

martes 05 de febrero de 2013, 08:15h
La Unión Europea obligó al Gobierno a tocar el impuesto que nunca habría querido subir. El IVA, el tributo que repercute más directamente en los bolsillos de los consumidores, subió en España tres puntos, del 18 al 21% en el tipo general, el mayor aumento en 2012 en cualquier país del mundo. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se defiende asegurando que, de no haberlo hecho, el país habría quebrado. Su efecto se ha notado negativamente, y de qué manera, en las cifras de crecimiento, demanda interna y consumo. Sin embargo, Hacienda ha logrado recaudar 2.400 millones más de lo previsto gracias a ello.
España encabezó este ranking el año pasado. El incremento de tres puntos en el IVA aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy a partir de septiembre fue la mayor subida experimentada a escala mundial, según un estudio realizado por KPMG, una de las mayores compañías de servicios profesionales del planeta.
 
A pesar del incremento, el impuesto aún se sitúa por debajo de la media de la Unión Europea, que es el de 21,13%. Además, el tipo reducido pasó del 8 al 10% y diversos productos y servicios dejaron de tributar por este gravamen para pasar a hacerlo al tipo general, como las entradas de cine o teatro.
 
En todo caso, el encarecimiento en España fue diez veces superior a la media de la Unión Europea. El aumento medio a escala global fue de 0,17 puntos, de 0,3 en la UE y de 0,32 entre los países más industrializados que forman parte de la OCDE. Después de España, los mayores aumentos se produjeron en Hungría, donde el tipo general subió del 25 hasta el 27%: Irlanda, del 21 al 23%; Holanda, del 19 al 21% y Serbia, del 18 al 20%. En cambio, Grecia fue donde más bajó, al pasar del 23 al 20%.
 
"Los impuestos sobre el consumo constituyen una fuente de ingresos a la que pocos gobiernos pueden resistirse. Su aplicación no depende de los beneficios empresariales; ofrecen un flujo continuo de ingresos, generalmente más estable, en lugar de sumas más o menos importantes de dinero recibidas en amplios intervalos de tiempo, y se recaudan con mucha más rapidez que los impuestos sobre sociedades", según Celso García Granda, socio responsable del área de tributación indirecta de KPMG Abogados.
 
En el actual contexto de asfixia financiera de las administraciones, el IVA y este tipo de gravámenes son protagonistas. "Cabe esperar que la media global de impuestos indirectos siga aumentado en el 2013, puesto que son cada vez más los gobiernos que continúan por ese camino para incrementar sus ingresos y encaminarse hacia la recuperación económica", dice García Granda.
 

Montoro se defiende
 
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha pedido "disculpas a la sociedad española" por haber subido los impuestos. Según Montoro esta decisión, que contradice el programa electoral con el que arrasó Partido Popular, se ha tomado para "evitar el colapso de España" cuando se encontraba en una situación "dificilísima". "Pedí disculpas el primer día de Gobierno, cuando subimos el gravamen complementario del IRPF, y lo volví a hacer cuando tuve que subir el IVA".
 
El ministro reconoce los efectos negativos que estas medidas provocan en una sociedad muy castigada por el paro y la recesión pero subraya que el Gobierno está presionando mucho más a los grandes patrimonios. Para ello, Montoro argumenta que la retribución "incorpora un cumplimiento equitativo, puesto que han sido las grandes empresas las que han pagado la mayor parte de la nueva recaudación tributaria en 2012".
 
Según el responsable de la cartera de Haceinda, el 80% de la nueva recaudación por IRPF procede del 20% de los contribuyentes de mayor renta. Además, asegura que lo abonado por los grandes contribuyentes a través del nuevo Impuesto de Sociedades supera a la suma del IVA y el IRPF.
 

Consecuencias negativas
 
La economía española ha caído en el cuarto trimestre un 0,7 por ciento, el ritmo más alto desde el año 2009, para cerrar el año con un crecimiento negativo del -1,37%. Éste ha sido el primer trimestre completo en el que ha impactado directamente la subida del IVA. A falta de los datos detallados que publicará Estadística, tanto el INE como el Banco de España coinciden en que la causa ha sido el debilitamiento de la demanda interna y el consumo.
 
Uno de los datos más significativos, por estar muy pegado al pulso de la calle, son las ventas del comercio minorista que cayeron un 6,8% en 2012. Esto se traduce en el mayor retroceso desde el inicio de la crisis y ya van cinco años consecutivos a la baja. En diciembre, mes clave para la campaña navideña, el desplome fue peor, del 10,2 por ciento.
 
Así pues, los efectos negativos se están dejando notar, pero también hay efectos positivos. Estas subidas de impuestos han generado unos ingresos adicionales de 11.237 millones de euros para las arcas del Estado. Algo que puede ser clave para que el déficit no se dispare mucho más allá del 6,3% comprometido con Bruselas.
 
Precisamente, la recaudación por IVA aumentó en 2012 un 2,4%, unos 1.162 millones, hasta 50.464 millones. Hacienda cifra el impacto de la subida de tipos de septiembre en 2.441 millones. Algo todavía más significativo si tenemos en cuenta que en la primera parte del año esta rúbrica caía a tasas cercanas al 10%.
 
Los impuestos indirectos y sobre el consumo tienen un gran peso en las arcas públicas de la mayoría de los países del mundo. Están implantados en 150 países y suponen el 31% de la recaudación en los países de la OCDE y el 20% de los ingresos fiscales mundiales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios