www.diariocritico.com

'La Pajarita de Papel' interpreta esta gran obra de Chéjov

El Teatro de la Puerta Estrecha abre la 'puerta grande' con su nueva versión del mítico Tío Vania

El Teatro de la Puerta Estrecha abre la 'puerta grande' con su nueva versión del mítico Tío Vania

jueves 22 de agosto de 2013, 09:12h
El sumatorio de una de las mejores obras de la historia de la dramaturgia, de uno de los mejores escritores, y de una compañía con la credibilidad y la calidad que la representa sólo puede dar como resultado un gran espectáculo. Pongamos que se habla/escribe del mítico 'Tío Vania', de Chéjov, y de la 'Pajarita de Papel'. Redondeando su atractivo el hecho de que otra de las salas madrileñas de mejor programación, 'La Puerta Estrecha', que inicia así la temporada 2013/14 a partir del 10 de septiembre y abrirá la virtual puerta grande de servicio al arte de Talía, como las figuras de la torería cuando triunfan en el coso de Las Ventas.
Esta nueva versión de la más que inmortal obra del autor ruso se presenta como estreno, que lo es,y con un gran reparto de actores -quizás no populares, ni falta que les hace- como Roberto Cortizo -como Vania-, Concha Roales-Nieto, Nicolás Fryd., Tucho, Victoria Peinado y Patricia Domínguez, todos ellos dirigidos por el propio Cortizo y con escenografía, vestuario y atrezzo de 'La Puerta Estrecha'.

Como muchos críticos reconocen, este Tío Vania es quizás el texto teatral que más plena y despojadamente expresa las preocupaciones esenciales del autor; quizás sea, de entre sus obras, la que encierra la visión más sombría de la condición humana y su posibilidad de acceder en vida a una existencia plena. El fracaso de una vida inútil, admitido o no, signa por igual a todos los personajes, inclusive a aquellos aparentemente exitosos o admirados, como el viejo profesor y su esposa.

Trágicas y absurdas

La percepción de un futuro feliz pero lejano, para el cual siente que está  abriendo el camino, no mitiga en Ástrov el desprecio por una vida mediocre y sucia, pero sí el dolor y la desesperación que, en cambio, dominan al tío Vania. En cuanto a Sonia, es su convicción la que le permite tener la esperanza de acceder, a través de la muerte, a una vida definitivamente plena, lo que explica su heroica resistencia a una desdicha irreversible. Marina, testigo fiel de la historia familiar, sigue tejiendo los ecos de una existencia ya casi derruída.

Su autor, Chéjov nos considera capaces de descubrir que muchas cosas son trágicas simplemente porque son absurdas. Chéjov nos concierne a todos, porque esos personajes, tan bien pintados por dentro y por fuera, componen un verdadero grito de protesta ante el desperdicio general de sensibilidades, coraje y talentos. La indiferencia le parecía a Chéjov "una muerte prematura".

De modo que, sin olvidar el diseño de Iluminación y sonido, también a cargo de Fryd y Cortizo y el diseño gráfico y la fotografía de José Gonçalo Pais, los amantes del teatro pueden y deben pasar por una puerta que de estrecha sólo tiene el nombre físico, pero que es grande/grande como su espíritu y su ya larga dedicación a lo mejor del comocido como arte de Talía.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios