www.diariocritico.com

Ferrera y Fandiño, estrellados ante sus lotes

Feria de Albacete: mansada de Alcurrucén y oreja facilonga para Daniel Luque

Feria de Albacete: mansada de Alcurrucén y oreja facilonga para Daniel Luque

sábado 14 de septiembre de 2013, 11:16h
Toros de ALCURRUCÉN, muy bien presentados y de diversas hechuras; mansos y descastados excepto el 3º. ANTONIO FERRERA: pitos; silencio. IVÁN FANDIÑO: división; pitos. DANIEL LUQUE: oreja; silencio. Plaza de toros de Albacete, 13 de septiembre. Sexta corrida de Feria. Más de tres cuartos de entrada. 
Fuese y no hubo nada. Como en la clásica frase quevedesca. Pues, eso. Que en la Fiesta de los toros, cuando el protagonista, el propio bicorne, no pertenece a la especie creada por el hombre, el 'bos taurus', difícilmente se puede torear. En todo caso, lidiar, que no es poco. De modo que la catadura del encierro de Alcurrucén, una especie de bueyes con apariencia de toros sólo en su trapío, impidió cualquier lucimiento, a excepción del noble y manejable tercero, que correspondió a Daniel Luque.

Con él hubo alguna apariencia de toreo del bueno en un par de series en redondo y otra al natural, en varios remates por abajo y poco más, porque también el coletudo aplicó la modernidad de meter el pico. La gente, que no se enteró del peligro sordo del resto de bureles, se lo agaradeció pidiéndole la oreja (del toro, claro) que finalmente el usía concedió. Ya con el sexto, el más manso y aquerenciado a tablas de todos, era imposible cualquier atisbo de lucimiento.

De todo lo demás, casi nada queda en el bloc de notas ni en la memoria. Un Ferrera que banderilleó con espectacularidad y se estrelló con la mansedumbre de su lote -al que robó algún pase aislado-, y un Fandiño que intentó lidiar a la antigua, con macheteo incomprendido por el público, se desengañaron y acabaron pronto con sus enemigos. Cuando falla el protagonista, el bicorne, poco hay que hacer ni contar.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios