www.diariocritico.com
The Funamviolistas: un inolvidable paseo por la montaña rusa de las emociones

The Funamviolistas: un inolvidable paseo por la montaña rusa de las emociones

jueves 07 de enero de 2016, 12:46h
La emoción vivida a través de la música llega mucho más lejos que la transmitida a través de la palabra. Siempre lo he pensado así,pero hasta que acudí a ver a ‘The Funamviolistas’en la Sala Max Aub de Naves del Español,nunca antes lo había vivido de forma tan contundente, tan íntima, tan clara y tan festiva.

Todo gira en torno a una historia que puede contarse perfectamente con palabras pero que untrío musical femenino, The Funamviolistas (por cierto, merecidísimo Premio Max de Teatro al mejor espectáculo revelación del año 2014), que lo integran Ana Hernández, Mayte Olmedilla y Lila Horovitz, -violín, viola y contrabajo, respectivamente-,fusionan magistralmente con la danza, el canto, el humor y el teatro gestual. El resultado: una auténtica maravilla para todo tipo de públicos (habituales y esporádicos de las salas; jóvenes, niños y mayores; melómanos y teatreros o simples aficionados a la música o al teatro…). Son los ochenta minutos más clara y generalizadamente festivos que he vivido en los últimos tiempos. Allí nadie sale defraudado, sino todo lo contrario.

Ana Hernández, Mayte Olmedilla y Lila Horovitz, no solo son unas auténticas virtuosas de esos tres instrumentos de cuerda, sino que son también capaces de transportar al público solo con su música, su voz, sus movimientos, sus gestos y su humor inteligentísimo a universos tan diferentes como el encuentro en un parque, un duelo sonoro, un viaje en barco, un garito tanguero bonaerense o un salón vienés de conciertos.

Al Caribe, a través de una habanera, en un mar en calma, donde un velero varado se mece tranquilo con el vaivén delas olas mientras cruje el palo mayor; al París de Les Triplettes de Belleville; al corazón de una chica enamorada que en mitad de la noche canta a su amado, en la preciosa voz de Mayte Olmedilla, ‘Youdon’tknowwhatloveis’ de Gene de Paul Don Raye; o al Buenos Aires de Astor Piazzola con un tangazo memorable entre Lila Horovitz y su contrabajo… ¡Fascinante, de verdad!, ¡Memorable!, ¡Sublime!

La música marca el paso a cuantas situaciones suceden en escena que, unas veces son vibrantes, otras tristes, otras cómicas..., pero siempre sugerentes a través de las melodías de Vivaldi, Eduard Grieg, Jules Massenet, Georges Bizet, Nino Rota, Henry Mancini, temas de jazz y tango con bandas sonoras de películas como ‘Deseando Amar’, de Wong Kar-Wai.

Despido procedente

Las tres artistas comparten una realidad muy común en estos momentos de crisis de los que no acabamos de sacudirnos: el despido de un proyecto en el que estaban embarcadas y que, una vez digerido el contratiempo, supieron utilizar de forma positiva para crear este espectáculo con toques autobiográficos. Fueron capaces de convencer a más de un centenar de amigos que aportaron su ayuda económica sin la que no existiría el montaje del que hemos podido disfrutar en el Matadero Madrid. Un espectáculo que dirige Rafael Ruiz, director de la Real Escuela Superior de Arte Dramático (RESAD), que ha sabido conjugar con extrema sensibilidad sus aspectos musicales, dramatúrgicos y coreográficos que se integran en él.

La musicalidad, el ritmo, el swing, el buen gusto y la agilidad son el denominador común de los arreglos geniales de temas muy diversos que, sin embargo, las tres artistashan enlazado con toda naturalidad y genialidad.Todos estos aspectos están en la base de un espectáculo que integra también las demás disciplinas artísticas, y que se desarrollan en un espacio escénico ecléctico, casi desnudo (un banco de un parque, una farola y unas maletas…), del que se encarga Marcos Carazo Acero; con una luz (a cargo de Nuria Henríquez y Miguel Ruz Velasco) siempre evocadora, sugerente, poética y permanentemente puesta al servicio de la historia que se cuenta…

Sorpresa, diversión, genio, voluntad, decisión o empeño son solo algunos de los muchos valores que se desprenden de un espectáculo original, novedoso, magnético y lleno de un buen gusto tan necesario como escaso. No me extraña nada que un premio Max al mejor espectáculo revelación haya recaído en ‘The Funamviolistas’. Aguardamos ya con verdadera impaciencia y pasión sus próximas propuestas.


‘The Funamviolistas’
Autoras, arreglistas e intérpretes: Lila Horovitz, Mayte Olmedilla, Ana Hernández
Director: Rafael Ruiz
Vestuario: Maite Agorretay Natalia Alonso
Sonido: Sergio Casanova y Enrique González
Matadero / Naves del Español (Madrid)
Hasta el 10 de enero

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.