www.diariocritico.com
Los cigarros electrónicos mejoran sus funcionalidades
Ampliar

Los cigarros electrónicos mejoran sus funcionalidades

lunes 02 de octubre de 2017, 11:30h

El sector industrial de los cigarrillos electrónicos vuelve a vivir un momento dulce. Tras un periodo de declive, en el que multitud de establecimientos de venta se vieron obligados a cerrar, el sector se está recuperando y vuelve a registrar cifras esperanzadoras.

Existen dos factores que han contribuido a este relanzamiento del sector. Por un lado, los avances en la tecnología: la electrónica de los cigarrillos electrónicos se ha perfeccionado, los e-cigars tienen más sabor y vapor que antes y se ha ampliado notablemente la variedad de modelos y gustos, como podemos observar en la web de Vitalcigar.

Pero el verdadero empuje del sector ha venido de los estudios e investigaciones que han avalado la fiabilidad del producto. Si hasta hace unos años las autoridades sanitarias aseguraban que vapear cigarrillos electrónicos era tan nocivo como fumar, en la actualidad se afirma lo contrario.

Aval de los investigadores

Un ejemplo lo encontramos en el estudio de la University College of London, publicado en la revista Annals of Internal Medicine. Según el análisis, los cigarrillos electrónicos y las terapias substitutivas de nicotina presentan un riesgo para la salud realmente bajo, incluso cuando se utilizan durante mucho tiempo. Las conclusiones son determinantes: vapear es un 95 % menos peligroso para el organismo que consumir tabaco.

En el mismo sentido se expresan los investigadores de la Universidad de California en San Diego, que establecen una correlación directa entre la disminución del consumo del tabaco y el aumento del uso de cigarrillos electrónicos. Entre 2014 y 2015, 350.000 fumadores americanos abandonaron el hábito, gracias en parte a los e-cigarrillos.

Modelos y sabores para todas las exigencias

Pero, ¿cómo funciona un cigarrillo electrónico? Para los que no conozcan este tipo de producto, diremos que el cigarrillo electrónico, también conocido como e-cigar, es un inhalador electrónico que utiliza una batería para calentar y vaporizar una solución líquida. Esta solución, compuesta por propilenglicol, glicerinas vegetales y aromas, puede contener o no algo de nicotina líquida, pero será el consumidor quien decida el porcentaje.

En un primer momento, los e-cigars tenían una apariencia muy similar a un cigarrillo normal. Con el paso del tiempo, los diseños han cambiado notablemente y ya no recuerdan tanto a los pitillos tradicionales.

El mercado ofrece una amplia variedad de modelos y sabores:

  • e-cigars mini: son parecidos a los cigarrillos tradicionales y son los que suelen utilizar los usuarios que están empezando a desprenderse del hábito de fumar.
  • e-cigarrilos medios: tienen aproximadamente el tamaño de un puro, producen más vapor que un mini y la batería es de mayor duración.
  • APVs o Mods: son modelos más grandes y avanzados, que incorporan baterías de litio. Producen el triple de vapor que un mini, pero son bastante más caros.

Sea cual sea el modelo elegido, lo que queda claro en los estudios es que para que la técnica resulte 100% efectiva es necesario hacer las cosas bien. Lo vale fumar tabaco y a ratos vapear, es preciso abandonar del todo el tabaco y recurrir a alternativas, ya sea electrónicas o basadas en la substitución de la nicotina. De lo contrario, el cuerpo seguirá acumulando productos tóxicos y potencialmente cancerínegos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios