www.diariocritico.com
Los 5 mejores discos de Elton John
Ampliar

Los 5 mejores discos de Elton John

miércoles 25 de marzo de 2020, 08:07h
Elton John era un tema tabú cuando a mí me comenzaba a interesar a fondo la música, eran finales de los 80 y John y su música eran considerados casi una broma de mal gusto por los enterados del momento. Hace poco entrevistaba a Stuart Staples, cantante de los Tindersticks, y me reconocía algo parecido, Elton John, ABBA o Queen ¿me estás tomando el pelo? Luego un día te topabas en la radio con 'Rocket Man' o 'Your Song' y decías ¿cómo es posible? Así es como te enterabas de que John había tenido un periodo de absoluto esplendor a principios de los 70, entre el 10 de abril de 1970 y el 19 de mayo de 1975, donde publicó 8 fantásticos discos de los que he decidido destacar estos cinco para celebrar su cumpleaños.

Tumbleweed Connection (1970)

Posiblemente el mejor disco de su primera época, antes de 1970 ni Elton John, ni su letrista Bernie Taupin, habían pisado EEUU jamás, pero eso no quitaba para que no estuvieran enganchados a una visión romántica de aquel país sacada de 'westerns' y canciones country, además de una tremenda admiración por The Band. No es un disco conceptual al uso pero los personajes de sus canciones se podrían cruzar unos con otros sin que fuera ninguna sorpresa. Es el disco con un sonido más americano de John, aunque Paul Buckmaster continúa brindando unos magníficos arreglos de cuerdas. Aquí no aparecen éxitos pero el listado de canciones notables es impresionante, 'Son Of Your Father', 'Ballad of a well known gun', 'Amoreena' o 'Burn Down the mission'. Dos curiosidades, la gran Dusty Springfield canta coros en un par de canciones y, no menos relevante, la mejor canción que se grabó en estas sesiones se quedó fuera de la versión original publicada en octubre de 1970, se trata de la canción que terminaría dando nombre al siguiente disco de John, 'Madman Across the Water', grabada aquí con la increíble guitarra de Mick Ronson.



Madman Across the Water (1971)

A pesar de que la versión que aparece aquí es peor que la grabada con Ronson, sigue siendo una de las mejores de su carrera, con un magnífico arreglo de Buckmaster y una excelente melodía. Lo increíble es que ni siquiera es la mejor canción del disco, puesto que va para la extraordinaria 'Tiny Dancer'. 'Levon' y 'Razor Face' completan una primera cara absolutamente inolvidable. La segunda baja un poco el nivel pero sigue siendo John en plena forma.



Honky Chàteau (1972)

Se abandonan las orquestaciones de Buckmaster y se sustituye por un sonido más de banda, no en vano es el primer disco en el que aparece de manera prominente la habitual banda de directo de John, con Dee Murray al bajo, Nigel Olsson a la batería y el nuevo miembro, Davey Johnstone en la guitarra, además de casi todos los instrumentos de cuerda. Se habla de él como el disco de transición entre el periodo de cantautor al piano de los primeros discos y la desinhibida estrella de glam rock que vendría con el siguiente disco de esta lista, pero creo que es mi favorito personal. Contiene mi canción preferida de su carrera, 'Rocket Man', (con uno de los estribillos más irresistibles de la historia) y otro de sus temas más populares, 'Honky Tonk', con su espectacular piano con aromas de Nueva Orleans, pero es que las canciones que no fueron sencillo brillan a gran nivel, sirvan 'I Think I'm Going to Kill Myself', 'Susie (Dramas)' o 'Mona Lisas and Mad Hatters' (un pequeño clásico en sí misma) como ejemplos, aunque no hay canción mala en el disco con más músculo de su carrera.



Goodbye Yellow Brick Road (1973)

El disco más ambicioso y descomunal de su carrera, un doble álbum donde hay de todo, desde rock progresivo a toques country, pasando por guiños al reggae, baladas marca de la casa y experimentos exitosos como la conocida 'Bennie and The Jets'. No todo funciona pero esto es John en el momento cumbre de su carrera, lo que quiere decir que es el disco más parecido a un grandes éxitos, conteniendo algunas de las mejores canciones de su carrera como la mencionada 'Bennie and The Jets', el homenaje a los Who en 'Saturday Night's All right (For Dancing), la mejor canción rock de su carrera, y la extraordinaria canción titular, con una de las mejores melodías de John y una de las letras más sentidas de Taupin, tomando 'El mago de Oz' como referencia para hablar de su deseo de abandonar el camino de baldosas amarillas (la vida del rock) y volver a Kansas (una vida normal).



Captain Fantastic and the Brown Dirt Cowboy (1975)

El disco más personal de la carrera de John y Taupin, la pareja echa la vista atrás y cuenta su relación y su ascenso a la fama en un disco totalmente autobiográfico, con John siendo el 'Captain Fantastic' y Taupin el 'Brown Dirt Cowboy'. Liberados de buscar éxitos, en 1975 no había nadie que vendiera más discos que John, se centran en hacer un gran disco y lo consiguen. La canción titular es una maravilla con alma americana, mientras que la estupenda 'Tell me when the wistle blows' ya adelanta su fascinación por el sonido Philadelphia que se verá en uno de los sencillos de este mismo año, 'Philadelphia Freedom'. 'Someone saved my life tonight' es una de las grandes baladas de su carrera (y esa es su especialidad), '(Gotta get a) Meal ticket' es un potente rock, 'We All Fall in Love Sometimes' es lo suficientemente emocionante como para contar con una versión de Jeff Buckley y, por último, 'Curtains' es un emocionante cierre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.