www.diariocritico.com
     18 de agosto de 2022

Ángel María Villar

Este viernes han saltado todas las alarmas en el fútbol español, y es que la FIFA habría envidado una carta a la Real Federación Española de Fútbol, la RFEF, advirtiendo de posibles "injerencias del Gobierno" en la misma, lo que haría que fuera suspendida de inmediato como miembro asociado, y la Selección española podría quedar expulsada del Mundial de Rusia. Tal es la preocupación que despierta el 'deporte rey' que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se encuentra en Bruselas ha querido tranquilizar a los aficionados asegurando que España no sólo participará en el Mundial, sino que lo ganará. "Estoy convencido de que España irá al Mundial de Rusia y además de que lo va a ganar", ha proclamado.

> Mientras la FIFA hace esta amenaza, parece olvidar que fue su vicepresidente y organizador del Mundial

Ojo a esta amenaza que hace temblar al fútbol español en estos momentos, a escasos meses de disputarse en Rusia el Mundial de fútbol 2018. La FIFA ha enviado una carta a la Real Federación Española de Fútbol, la RFEF, advirtiendo de posibles "injerencias del Gobierno" en la misma, lo que haría que fuera suspendida de inmediato como miembro asociado.

Las últimas elecciones de la Real Federación Española de Fútbol podrían repetirse, después de que haya quedado en entredicho el proceso electoral, por los 'tejemanejes' de los máximos responsables del fútbol español. El diario 'Marca' ha publicado algunas de las conversaciones, que en tono 'mafioso', hacen referencia al polémico proceso electoral, y que dejan en evidencia el 'modus operandi' del ex presidente de la Federación, Ángel María Villar, su hijo Gorka y otros altos cargos de la Federación. "Mis árbitros, mis entrenadores, mi fútbol sala vota lo que yo le digo. Si no, les quito, porque yo pongo a dedo y quito a dedo. Así lleva haciéndose los últimos 32 años", son algunas de las "gravísimas frases". Según este diario deportivo, el Consejo Superior de Deportes (CSD) habría pedido al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) que revise el proceso electoral, con el objetivo de repetir estas elecciones.

El presidente inhabilitado de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, y su hijo Gorka ya han abandonado la prisión de Soto del Real tras haber abonado esas pequeñas fianzas -en comparación con lo que presuntamente han defraudado, según el sumario- impuestas el juez Santiago Pedraz de la Audiencia Nacional. Por sólo 300.000 y 150.000 euros, respectivamente, eso sí pagados en efectivo, ambos ya están en la calle.

El escándalo en torno al presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, y su hijo Gorka por un supuesto desvío de 45 millones de euros no afectará a la Liga, a pesar de que la Fiscalía Anticorrupción reclame prisión sin fianza para ambos.

> Rebajaba el caché de España a cambio de mordidas y tenía una red de reventa

La denominada 'Operación Soule' indaga delitos de corrupción entre particulares, falsedad, administración desleal, apropiación indebida y alzamiento de bienes. Los diarios reflejan que los investigadores apuntan a que el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, cobraba comisiones por la celebración de partidos de la selección y se servía de su puesto para la contratación de servicios y otras relaciones comerciales en beneficio de su hijo Gorka, abogado experto en derecho deportivo y al frente de varias empresas donde supuestamente eran desviadas cantidades de dinero.

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, ha sido detenido a primeras horas de esta mañana por la Guardia Civil, por los presuntos delitos, entre otros, de corrupción entre particulares, falsedad documental y apropiación indebida, todo ello investigado por la Audiencia Nacional. En una operación contra la corrupción en el mundo del fútbol, centrada en la RFEF, se prevén un total de 10 detenciones. Confirmadas están las del propio Villar, la de su hijo Gorka Villar y la del vicepresidente económico de la RFEF, Juan Padrón.