www.diariocritico.com

caso Pujol

El casi eterno 'caso Pujol' tiene varios extensiones colaterales. Una de ellas es lo que podríamos llamar 'caso pendrive', por los dos que aparecieron con datos sobre sus cuentas, el último de una manera misteriosa en un despacho policial. Todo un lío que podría dar origen a la nulidad de las actuaciones. De ahí que el juez que está a cargo de todo el proceso, José de la Mata, haya llamado a declarar a lo largo de la semana a dos altos cargos policiales, el exdirector adjunto operativo, Eugenio Pino, y al exjefe de asuntos internos, Marcelino Martín Blas.

Marta Ferrusola utilizó un lenguaje clave en una nota manuscrita en la que en 1995 pidió a la Banca Reig que hiciera un traspaso de dinero a una cuenta de su hijo Jordi, según aparece en la documentación del sumario del caso Pujol, que se ha traslado a las partes.

Por variedad (de tipos de monedas) que no quedara. El denominado 'clan Pujol Ferrusola' -los hijos del expresident de la Generalitat- recibía en sus cuentas de Andorra ingresos en euros (antes también en pesetas), además de dólares, francos, libras esterlinas y marcos alemanes. Iban a la cuenta de Jordi Pujol hijo -o sea Pujol Ferrusola- y desde allí salían en parte a las cuentas de varios de sus hermanos. Así se desprende del sumario al que han tenido acceso varios medios de comunicación este sábado.