www.diariocritico.com
     16 de enero de 2021

guardias civiles

El juicio del procés ha tenido como protagonistas en esta jornada a agentes de la Guardia Civil, que siguiendo el relato del jefe de la investigación del 1-O han descrito un clima de tensión en Cataluña antes y después del referéndum soberanista. "Hijos de puta", "fuera fuerzas de la ocupación", "fascistas", "os vamos a matar", son algunas de las expresiones que los testigos han empleado para referirse a la situación que vivieron, en la que sufrieron escraches y caceroladas.

La plataforma impulsada por C's, 'España Ciudadana' celebrará el próximo 4 noviembre su primer acto, que se celebrará en la localidad navarra de Alsasua, donde se produjo la presunta agresión a dos guardias civiles en un bar. "Vamos a pedir que se respete a los servidores públicos desde un lugar simbólico para los que defendemos el constitucionalismo", ha manifestado el líder de la formación 'naranja', Albert Rivera.

Nueve profesores del instituto de Sant Andreu de la Barca (Barcelona) han sido denunciados por un delito de incitación al odio por humillar a hijos de guardias civiles , alumnos del centro, el pasado 2 de octubre, un día después del referéndum soberanista. Según señala el diario 'El País', la denuncia de la fiscalía critica que los profesores "se dirigieron en términos despectivos y humillantes" a los alumnos hijos de guardias civiles, al tiempo que llegaron a reprenderles por la actuación de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado durante la jornada del referéndum.

El teniente y el sargento de la Guardia Civil que fueron agredidos en la madrugada del 15 de octubre de 2016 en Alsasua (Navarra) por un grupo de jóvenes, han declarado este martes en el juicio que se celebra en la Audiencia Nacional. Los dos agentes han identificado a varios de los procesados como participantes directos en la agresión, y han asegurado que temieron por sus vidas, y que nadie acudió en su ayuda, ni siquiera para frenar la situación.

Los miles de policías y guardias civiles desplegados en la llamada 'Operación Copérnico' de Cataluña se tomarán las uvas en casa. El Gobierno ha comenzado ya la retirada del dispositivo que tendrá que haber concluido antes del sábado 30 de diciembre.

La decisión del Gobierno de movilizar a la Guardia Civil para solventar el caos existente en el aeropuerto del Prat por el conflicto laboral entre la empresa de seguridad Eulen y los trabajadores no ha sido bien acogida ni por los sindicatos ni por las asociaciones de guardias civiles. En el trasfondo del asunto, la privatización de AENA que ha llevado a la precarización de los contratos. ‘De esos polvos, estos lodos’, insisten.

No rotundo de las fuerzas de seguridad a la Ley de Seguridad Privada

- "Se podrían producir 'actuaciones policiales' oscuras, propiciadas por algún empresario de la seguridad privada"

La ley de Seguridad Privada no gusta a casi nadie. No, desde luego, a la oposición política, pero tampoco gusta a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Así, por ejemplo, se han manifestado varias asociaciones de guardias civiles, que se han mostrado muy críticas con un ministro del Interior que parece empeñado en privatizar la seguridad, siguiendo la consigna de 'seguridad para quien la pague'. A tal respecto, la Unión de Guardias Civiles (UniónGC) ha emitido un durísimo comunicado contra esta nueva agresión al Estado de Bienestar, en el que se preguntan, por cierto si no se estarán 'repartiendo el pastel entre amigotes'.

Gracias a la intervención de tres guardias civiles y una enfermera

Efectivos de la Guardia Civil de Albacete han salvado la vida de un bebé, de 16 meses de edad, que se encontraba en parada cardiorrespiratoria por asfixia como consecuencia de la inflamación de la garganta  por una convulsión febril.

  • 1