www.diariocritico.com
Las mejores canciones de rock & roll de los años 1950
Ampliar

Las mejores canciones de rock & roll de los años 1950

martes 09 de febrero de 2021, 12:06h

Este 9 de febrero se cumplen 40 años de la muerte de Bill Haley, uno de los pioneros del rock & roll, cuyo 'Rock Around the Clock' fue la primera canción del género en llegar a lo más alto de las listas estadounidenses en 1954.

Así que aprovechamos la fecha para rescatar alguna de las canciones más importantes de aquel género durante la década que se produjo su explosión, los años 50. Eso sí, hemos limitado a una canción por artista, para hacerla más representativa, y nos hemos ceñido al género, evitando otros que casi se tocan como el r&b, el blues, el naciente soul o el country.

1. Chuck Berry - Johnny B. Goode (1958)

Decía John Lennon que si hubiera que llamar al rock & roll de otra forma lo podían llamar Chuck Berry, pues bien si hubiera que definir al género con una sola canción, todavía no existe mejor ejemplo, en casi 70 años de vida, que 'Johnny B. Goode'. La guitarra eléctrica se inventó para que un día Chuck Berry pudiera tocar esto.

2. Elvis Presley - Hound Dog (1956)

Cuando Elvis estaba en pleno ascenso a la fama, 'Hound Dog' se convirtió en la canción con la que cerraba los conciertos, era una canción cómica que habían tomado prestada de la versión de Freddie Bell de la original de Big Mama Thorton, pero Elvis la convirtió en otra cosa, cada aullido, cada golpe de cadera al ritmo de la frenética batería de DJ Fontana, rompían una nueva barrera racial y ayudaban a tirar por los suelos las restricciones de un país segregado. Su interpretación de la canción en el programa de Milton Berle fue el momento álgido del odio hacia el rock & roll, una música que era considerada falta de cualquier tipo de musicalidad, el colmo de la vulgaridad y del mal gusto (el mundo se repite constantemente). Así que los guardianes del buen gusto y de la etiqueta hicieron aparecer a Elvis disfrazado con frac, cantándole la canción a un perro de caza de verdad, para intentar ocultar su evidente contenido sexual. Elvis y su banda estaban rabiosos, así que cuando tuvieron que grabar la canción volcaron toda esa rabia en los dos minutos más rabiosos y punk del rock & roll de los 50, Elvis no canta, berrea y Scotty Moore no hace solos, sino que suelta hostias dadas con la mano abierta. ¡Punk & Roll!

3. Little Richard - Long Tall Sally (1956)

La voz de Richard Penniman era capaz de provocar terremotos, como en el caso de Elvis o Chuck Berry, cualquiera de sus muchos clásicos de los 50, en su caso grabados en 18 frenéticos meses antes de sufrir la primera de sus crisis religiosas, podría haber aparecido aquí. Si me he decantado por este 'Long Tall Sally' es porque es uno de los mejores ejemplos de su explosividad vocal y es que Little Richard no necesitaba mucho más que abrir la boca para que las paredes comenzaran a temblar.

4. Buddy Holly & The Crickets - That'll Be The Day (1957)

Dos guitarras, bajo, batería y voz, canciones propias con melodías cuidadas y coros, Buddy Holly no se podía comparar vocalmente a Elvis o a Little Richard, tampoco a Jerry Lee o a Roy Orbison, pero el sonido que creó con su banda, The Crickets, se adelantaba al que dominaría en la siguiente década y es que si hay que buscar un antecedente para los Beatles, el 'mersey beat' y la Invasión Británica (uno de cuyos grupos se llamó The Hollies en su honor) solo hay que mirar hacia el de Lubbock, texas, y a su canción más recordada.

5. Jerry Lee Lewis - Great Balls Of Fire (1957)

Jerry Lee Lewis no tenía la fuerza vocal de Little Richard o Elvis pero tenía mucha más mala leche, no en vano le llamaban "el asesino" porque si compartías escenario con él, sabías que ibas a terminar siendo barrido del mismo por el chico blanco más salvaje del rock & roll, como bien podría atestiguar Chuck Berry. Cualquier cosa que interpretara Lewis al piano se convertía en algo más amenazante y divertido, pero sus dos grandes clásicos son 'Whole Lotta Shakin Goin On' y este 'Great Balls Of Fire', canciones capaces de empezar un incendio en un sitio helado.

6. Eddie Cochran - Summertime Blues (1958)

Si el rock & roll era música adolescente, entonces 'Summertime Blues' fue su himno definitivo, construida sobre un riff sobre el que los Who y Led Zeppelin edificarían el 'hard rock' una década más tarde, Eddie Cochran se adelantaba a la insatisfacción de los Stones con frases tan maravillosas como ese: "Well I called my congressman and he said quote, I'd like to help you son, but you're too young to vote (Llamé a mi congresista y dijo, cito, me gustaría ayudar, muchacho, pero eres demasiado joven para votar)".

7. Ritchie Valens - La Bamba (1958)

El rock & roll se había edificado principalmente sobre el R&B, el blues y el country, pues bien Ricardo Valenzuela, conocido profesionalmente como Ritchie Valens, le añadió el elemento latino cuando cogió una canción popular de la tierra de sus padres, México, y la electrificó para que luego surgieran canciones como 'Twist & Shout', heredera directa suya. Cuando murió, junto a Buddy Holly, en un accidente de avión, en el conocido como "día que murió la música", no había cumplido los 18 años... Una de las mayores tragedias del rock.

8. Huey "Piano" Smith & The Clowns - Rockin' Pneumonia & the Boogie Woogie Flu (1957)

Un imparable temazo con todo el sabor del piano de Nueva Orleans. A Huey "Piano" Smith & The Clowns no se les ocurrió otra cosa que comparar la naciente fiebre que se vivía por el rock & roll con los estragos que estaba causando la gripe asiática por el mundo...

9. Everly Brothers - Bye Bye Love (1957)

Si me hubiera permitido meter baladas los hermanos Everly, Phil y Don, estarían todavía más arriba en esta lista con su maravillosa "(All I Have To Do Is) Dream" pero tampoco eran mancos con los temas más rápidos, eso sí, a pesar de esos grandes riffs acústicos, lo suyo era armonizar como los ángeles, algo que aprendieron a hacer antes casi que a andar. Cada vez que escuchen a John y a Paul cantando a la vez, a Simon y a Garfunkel, a Gram Parsons y a Emmylou Harris, detrás de ellos estará la alargada sombra de los Everly Brothers.

10. Bo Diddley - Bo Diddley (1955)

El rock & roll se basaba en el ritmo y no hay nadie que ejemplifique mejor ese ritmo que Ellas McDaniel o Bo Diddley, su archiconocido 'beat' es otro de los pilares sobre los que se edificó el edificio del rock & roll. Solía decir Lou Reed que "un acorde está bien. Dos acordes y lo estás forzando. Tres acordes y es Jazz", bajo ese baremo 'Bo Diddley' es la canción más perfecta que existe, ya que no se mueve nunca de su único acorde.

Otras 20 imprescindibles:

Gene Vincent - Be-Bop-A-Lula

Fats Domino - Ain't That A Shame

Carl Perkins - Blue Suede Shoes

Big Joe Turner - Shake, Rattle & Roll

Link Wray & His Ray Men - Rumble

Screamin' Jay Hawkins - I Put a Spell on You

Dale Hawkins - Susie-Q

Wanda Jackson - Let's Have a Party

Danny and The Juniors - At the Hop

Johnny Burnette - The Train Kept A-Rollin'

Lloyd Price – Lawdy Miss Clawdy

Chan Romero - Hippy Hippy Shake

Bill Halley - (We're Gonna) Rock Around The Clock

Roy Orbison Ooby Dooby

Shirley and Lee Let the Good Times Roll

Warren Smith Red Cadillac and a Black Moustache

Duane Eddy - Rebel Rouser

Ricky Nelson - Believe What You Say

Big Bopper - Chantilly Lace

Wilbert Harrison - Kansas City

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios