www.diariocritico.com
'Caperucita Roja, el Musical', un espectáculo de calidad que gustará, sin duda, a toda la familia
Ampliar

'Caperucita Roja, el Musical', un espectáculo de calidad que gustará, sin duda, a toda la familia

lunes 28 de noviembre de 2016, 18:02h

Hay espacios inevitablemente ligados al sello de calidad. El Teatro Sanpol es uno de ellos. Abierto en 1983 con una singular orientación teatral, la del público infantil y familiar, desde entonces hasta hoy han sido cerca de 400 los espectáculos que han subido a su escenario y varios de ellos con premios importantes: ‘La bella y la bestia’, premio Max a la mejor dirección musical en 2005; ‘El sueño de una noche de verano’, y ‘Los músicos de Bremen’, mejores espectáculos en 2012 y 2013 respectivamente.

Ahora, el Sanpol acoge un nuevo musical ‘Caperucita Roja, El Musical’, de la compañía La Bicicleta, que reúne al elenco estable del teatro, un espectáculo que hace honor a la hermosa tradición de la sala, la de seguir haciendo nuevos jóvenes aficionados al teatro y al musical, ofertando unos montajes estupendos, que hacen las delicias tanto de los pequeños como de sus padres y abuelos. Una vez más -y me complace comprobarlo- ha roto ese prejuicio según el cual a cualquier cosa -si es simple y algo bobalicona, aún mejor…-, se le puede llamar espectáculo infantil. ¡No señor, no señora! ‘Caperucita’ es una excelente propuesta teatral y musical, y tanto para niños, como para jóvenes y mayores…

La hermosa adaptación del clásico cuento de los Hermanos Grimm, ahora convertido en musical, está inteligentemente dirigida por Quim Capdevila que consigue captar la atención del público (a partir DE cuatro años o cinco, en adelante) desde el principio al final del montaje, en los aproximadamente 90 minutos de duración del mismo, con apenas cinco minutos de descanso. A ello contribuye también la música original de Jaume Carreras, con una melodía muy pegadiza desde el principio, que mezcla diversos géneros y estilos (clásico, blues, y algo de pop), y con unos cantantes y actores geniales: Marina Martín que encarna a una Caperucita Roja tan ingenua como rebelde; Vanesa Bravo en el papel de Amanda, la madre protectora (dobla también papel como Tiffany, el hada resuelta y pizpireta); Javier Ibarz, Emilio, un leñador responsable y trabajador, que está secretamente enamorado de la madre de Caperucita; Javier Enguix, que se pone en la piel de un Lobo simpatiquísimo e imprevisible, que hace las gracias de los más pequeños, y eso que andan con ciertas prevenciones iniciales ante el fiero animal; Miguel Cazorla como un ecológico Guardabosques, y Marta Malone, Doña Elisa, como tierna, simpática, avispada y resuelta abuelita de la niña de la capa roja.

El resultado final es un musical de alta calidad, con una escenografía majestuosa de Chechu García con un tupido bosque por donde circulan todos los personajes -por cierto, vestidos con un gusto extraordinario por Denitza Deneva-, que poco a poco se van presentando a la concurrencia, en donde se da cabida también a otros espacios (la casa de Caperucita, de su abuela y los distintos recovecos del bosque), también estupendamente iluminados por Nicolás Fischtel.

En conjunto, ‘Caperucita Roja, El Musical’ es uno de esos raros espectáculos que dejan satisfechos tanto a grandes como a chicos, rara virtud y muy difícil de alcanzar porque lo que suele interesar a unos, aburre a los otros, y viceversa. Aquí, sin embargo, la conjunción de una excelente dirección, una escenografía sorprendente, una iluminación efectiva y, sobre todo, una interpretación ajustadísima al carácter de cada uno de los personajes, -y que los actores son también unos estupendos cantantes-, redondeaN un espectáculo que, por momentos, alcanza la perfección.

Un trabajo bien hecho

La sala Sanpol recogía el testigo de lo que antes había sido el Cinestudio Griffith, que durante varios años estuvo programando un cine de alta calidad, que educó cinematográficamente a varias generaciones de estudiantes y aficionados madrileños al séptimo arte desde principios de los 70 del siglo pasado, entre otros, a quien te habla.

En estos últimos treinta y tantos años han sido decenas y decenas de miles de espectadores bajitos quienes han pasado por aquí, y ahora, para seguir la tradición, llevan a sus hijos o a sus nietos al Sanpol, allí en la madrileña plaza del mismo nombre, situada frente a la ermita de San Antonio de la Florida, a seguir deleitándose con sus propuestas. A juzgar por lo que hemos podido ver allí, tendremos Sanpol para muchos, muchos lustros más…

‘Caperucita Roja, El Musical’

Basada en el cuento de los Hermanos Grimm

Versión: Julio Jaime Fischtel

Dirección: Quim Capdevila

Intérpretes: Marina Martín, Vanesa Bravo, Javier Ibarz, Javier Enguix, Miguel Cazorla y Marta Malone

Coreografía: Víctor Ramos

Asistente dirección: Enrique Lestón

Produce: Compañía La Bicicleta

Teatro Sanpol, Madrid

Hasta el 22 de enero de 2017
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios