www.diariocritico.com
'Edipo': ¡Si Sófocles levantase la cabeza…!
Ampliar

'Edipo': ¡Si Sófocles levantase la cabeza…!

martes 27 de febrero de 2018, 16:59h
Con sentido del humor puede hablarse de todo, absolutamente de todo. Ni el mito griego de ‘Edipo’, que Sófocles recogió en su tragedia de ese mismo título, se salva de esta regla gracias a los portugueses Companhia do Chapitô que presentó la semana pasada su versión en Cuarta Pared, dentro del Festival de Otoño a Primavera (FOP). Y la Companhia do Chapitô es “reincidente” porque son ya más de dos décadas y 31 espectáculos los que tiene en su haber, y con todos ellos ha revolucionado la escena portuguesa y de medio mundo con sus creaciones repletas de inteligencia y sentido del humor para poner en solfa la realidad personal, social y política que toca de cerca al hombre de hoy, que es tanto como decir el de ayer o el de mañana.

La propuesta de la Companhia do Chapitô da un vuelco total a la fábula del mito griego de Edipo y -lo mejor- es que su adaptación (o inadaptación, según se mire…), no se sale ni un ápice del guión, es decir, que la parodia constante en que ha sido envuelta la historia, acaba reviviendo al mito, aunque con otra óptica. Y con solo tres actores, que representan varios personajes cada uno de ellos, todo el periplo vital del desgraciado personaje mítico, pero aplicándole una visión repleta de imaginación, de desparpajo, de irreverencia y de frescura, que hacen imposible dejar de disfrutar y de sonreír de principio a fin del montaje. Los culpables del insólito espectáculo son tres actores geniales, Jorge Cruz, Nádia Santos y Tiago Viegas que, durante poco más de una hora y a un ritmo frenético de teatro físico, gestual y del lenguaje, en donde no faltan las técnicas del clown y del slapstick (porrazos y bofetadas de campeonato), construyen una pieza deliciosa del mejor teatro.

Hijo y marido

La fábula de 'Edipo', desde luego, no invita precisamente a la carcajada, y eso aún da más valor al montaje de la compañía portuguesa que, además, la presenta en español, hecho que aún le hace acercarse más al público. Edipo es el rey de Tebas, hijo de Layo y Yocasta, rey y reina de Tebas respectivamente. Un oráculo advirtió a Layo que sería asesinado por su propio hijo. Para intentar escapar a su destino, Layo ata los pies de su hijo recién nacido y lo abandona para que muera en una montaña solitaria. Un pastor recoge al niño y se lo entrega a Pólibo, rey de Corinto, quien le da el nombre de Edipo (pie hinchado) y lo adopta como su propio hijo. El niño no sabía que era adoptado y, cuando un oráculo proclamó que mataría a su padre, abandona Corinto. Durante su travesía, encuentra y mata a Layo, creyendo que el rey y sus acompañantes son una banda de ladrones y así, inesperadamente, se cumple la profecía.

Solo y sin hogar, Edipo llega a Tebas, acosado por un monstruo, la Esfinge, que anda por los caminos que van a la ciudad, matando y devorando a todos los viajeros que no saben responder al enigma que les plantea. Cuando Edipo encuentra la respuesta, la esfinge se suicida. Agradecidos al viajero por librarlos del monstruo, los tebanos lo hacen su rey y le dan a la reina Yocasta por esposa. Durante muchos años la pareja vive feliz, sin saber que ambos son madre e hijo…

El hilarante final del montaje desemboca en el planteamiento de todas las preguntas posibles para intentar descubrir la identidad y las retorcidas relaciones de parentesco creadas tras esa incestuosa unión: ¿Edipo es el marido de su madre o el hijo de su mujer?, ¿los hijos de la pareja son sus hermanos, hijos de su mujer o su mujer es la abuela de sus propios hijos? Y, habida cuenta de que su madre, luego su mujer, Yocasta, acaba suicidándose, ¿ahora Edipo es el huérfano de su viuda o el viudo de su madre?

Jorge Cruz, Nádia Santos y Tiago Viegas permanecen -ya lo hemos dicho-, en escena durante todo el tiempo. Una escena absolutamente vacía, sin siquiera una silla de la que servirse como elemento escenográfico, y esa desnudez hace aún más grande su propuesta porque son ellos solos quienes tienen que servirse de su cuerpo, de su palabra y de sus gestos para cambiar de personaje y convertirse tan pronto en relatores como en protagonistas de las aventuras y desventuras de los héroes griegos, saliendo de primer plano, pasando momentáneamente por los márgenes del escenario o dando un giro y cambiando la actitud corporal para pasar de reyes a vasallos. Una variedad de recursos extraordinaria la que despliegan estos tres grandes actores que, esta misma semana, volverán a deleitar a sus fieles espectadores con una nueva versión de otro mito griego, Electra. Yo que tú, desde luego, no me la perdería…

'Edipo', de Sófocles

Adaptación: Companhia do Chapitô

Intérpretes: Jorge Cruz, Nádia Santos y Tiago Viegas

Sala Cuarta Pared, Madrid

23, 24 y 25 de febrero de 2018

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.