www.diariocritico.com
'Lysístrata': todo por la sonrisa, la paz y el entendimiento, 2.500 años después

'Lysístrata': todo por la sonrisa, la paz y el entendimiento, 2.500 años después

jueves 17 de junio de 2021, 09:27h

La larguísima guerra entre atenienses y espartanos, la consecuente e interminable ausencia de hombres en sus hogares y la valiente decisión de una mujer, Lysístrata, para organizar una huelga de sexo con todas las mujeres adultas de ambos bandos hasta que sus maridos no firmen la paz. Este es, básicamente el argumento de la ‘Lysístrata’, que parte de la comedia de Aristófanes, aquí sabia y humorísticamente adaptada a la realidad de nuestros días por Ana López Segovia, directora también del montaje que aún puede verse en el Teatro del Barrio de Madrid.

Una ‘Lysístrata’ con aires de carnaval gaditano en donde la actualidad más candente -guerra de sexos incluida-, se entreteje 2500 años después de que Aristófanes representara por vez primera su Lisístrata, traída hasta aquí con aires de tanguillos, pasodobles, coplas y coplillas que llenan de humor desnudo de artificios rebuscados una historia, en principio, muy seria: “Tengamos la fiesta en paz. Espérate. ¡Confía en mi…”, “…vete tú a la Feria de Esparta, a ver si te dejan entrar!”. Las responsables del milagro sobre la escena no son otras que las estupendas, descaradas y divertidísimas Niñas de Cádiz, es decir, Alejandra López, Teresa Quintero, Rocío Segovia y Ana López Segovia.

Con un lenguaje directo –barriobajero a veces, incluso-, llamando al pan pan y al vino vino (“¡Uno, dos y tres! ¡A ninguna picha yo me acercaré…!”), sin eufemismos ni circunloquios recatados para edulcorar u ocultar la dura realidad que se vive entre las mujeres atenienses y espartanas, las cuatro actrices dibujan con idéntica gracia y desparpajo varios personajes entre parlamentos y canciones que muy pronto logran atrapar al público en el meollo de la comedia.

Y ya desde la primera escena, la de las Parcas, con su sorprendente, filosófica y desternillante irrupción en plena oscuridad. A partir de ahí, parlamentos, situaciones y canciones se suceden uno tras otro sin solución de continuidad para conformar una comedia de eterna actualidad feminista y libertaria: “¡Siempre puedes repetir! Porque somos multiorgásmicas. ¡Di que sí, di que sí, di que sí…!”.

Un muro de fondo (que lo mismo es la Acrópolis que se transforma en el órgano sexual femenino), conforma la sencilla escenografía, que ha diseñado Juan Sebastián Domínguez e iluminado Juanan Morales. El vaporoso vestuario de los personajes es obra de Miguel A. Milán; la música y el espacio sonoro de Willy Sánchez de Cos, y el maquillaje y la peluquería de David Martínez.

Entre todos dibujan una fábula actualizada, vertiginosa, sorprendente, eterna y divertidísima que funde historia, teatro y carnaval gaditano que, en el peor de los casos, urge al espectador a anotarse en la agenda, con letras bien grandes, la imperiosa necesidad de acudir el año próximo a la Tacita de Plata a ver si se topa allí, de nuevo, en plena calle, con las Niñas de Cádiz.

‘Lysístrata’

Dramaturgia, dirección y letras: Ana López Segovia

Intérpretes: Alejandra López, Teresa Quintero, Rocío Segovia y Ana López Segovia

Ayudante de dirección: Alicia Rodríguez

Escenografía: Juan Sebastián Domínguez

Diseño Iluminación: Juanan Morales

Vestuario: Miguel A. Milán

Maquillaje y peluquería: David Martínez

Música y espacio sonoro: Willy Sánchez de Cos

Fotografía y Video: Susana Martín

Diseño logo: Lucía Paniagua

Producción: Las Niñas de Cádiz

Teatro del Barrio, Madrid

Hasta el 20 de junio de 2021

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios