www.diariocritico.com
Crítica de la obra de teatro 'Loba': una tormenta se cierne sobre Hollywood
Ampliar
(Foto: Cartel obra 'Loba')

Crítica de la obra de teatro 'Loba': una tormenta se cierne sobre Hollywood

domingo 08 de enero de 2023, 09:45h

El amor y la admiración que Juan Mairena profesa por Bette Davis (1908-1989), esa inmensa actriz que marcó toda una época en Hollywood, ha sido capaz de concentrarlos en una hermosa dramaturgia de poco más de una hora de duración que él mismo ha escrito y dirigido.

La ha titulado ‘Loba’, como buena parte de los cinéfilos conocen a la actriz norteamericana, y puede verse hasta finales de este primer mes de 2023 en Nave 73.

En escena únicamente dos personajes: Bette, interpretada por una magnífica Mélida Molina, y Lukas, el mejor papel que he visto habitar sobre un escenario a Carlos Troya. Un tándem perfecto para repasar en primera persona la vida, la filmografía, los amores, los desamores, los éxitos y los fracasos, el ímpetu, el carácter y la personalidad arrolladora de una actriz que subió a lo más alto en la Meca del Cine, que trabajó con los directores de mayor talento del momento y, sobre todo, conquistó el corazón de los espectadores de cine casi hasta el final de su vida.

Representó en la gran pantalla a mujeres elegantísimas, intensas, excéntricas, intrigantes y hasta malvadas. No respondía al canon de belleza exuberante de las actrices de la época y, sin embargo, se comía la cámara y destacaba en cualquier papel que se le diese.

Mélida Molina ha sabido captar el alma de la artista estadounidense y compone un personaje inolvidable que explica como nadie un fenómeno que, personalmente, siempre me ha costado entender: la mitomanía. Con Mélida es muy fácil entenderlo. Diría, incluso, que es imposible no hacerlo después de verla evolucionar sobre el escenario. ¡Vaya lección de interpretación!, perfectamente replicada por Carlos Troya en ese Lukas, periodista venido a menos que se ocupa de la sección de anuncios en el Hollywood Reporter quien, sin embargo, lleva un guionista dentro.

Davis llegó al cine a través del teatro, en el que debutó en Nueva York, en 1929, y en 1931 protagonizó su primera película, Mala hermana. Tras su papel en Cautivo del deseo (1934), de J. Cromwell, alcanzó la categoría de estrella y obtuvo dos premios Oscar a la mejor interpretación femenina por Peligrosa (1935) y por Jezabel (1938, William Wyler).

Entre sus más de ochenta películas destacan El bosque petrificado (1936, A. Mayo), Amarga victoria (1939, Edmund Goulding), La carta (1940), La loba (1941), estas dos últimas dirigidas por William Wyler, La extraña pasajera (1942, Irving Mapper), Eva al desnudo (1950, J. Manckiewicz), La estrella (1952, Stuart Heisler) y ¿Qué fue de Baby Jane? (1962, Robert Aldrich)...

Entre anécdota y anécdota de su vida, de su personalidad, de su fuerte carácter, se habla de gran parte de las películas que protagonizó y de los compañeros y compañeras de reparto con los que tuvo que trabajar. Mélida, siempre imponente, ha sabido capturar el espíritu de la estrella norteamericana y, confiesa metateatralmente a los espectadores sus más íntimos pensamientos, sin dejarse nada en el tintero: “he fracasado como madre, como esposa, como amante...".

“Cometí errores, pero tampoco me lo pusieron fácil. Amé a los hombres, aunque ellos nunca me amaron.

No de verdad. Mi padre fue el primero en romperme el corazón. Después vinieron muchos más. De unos, recibí regalos. De otros… palizas. Algunos intentaron chantajearme, echarme de Hollywood, arruinarme. Pero yo nunca tiré la toalla. No. Seguí adelante, gané la partida… y me gané el respeto del público. Al final… fui más lista que todos ellos. Por algo me llaman… Loba”.

Elegantísimamente vestida por Guadalupe Valero (un vestido azul oscuro ceñido hasta la cintura y con vuelo desde ahí hacia abajo de las rodillas, y un abrigo largo, marrón, de piel), Bette se mueve en en una escenografía diseñada por Juan Sebastián Domínguez, que recuerda la redacción de la revista donde trabaja Lukas, aunque también un estudio de cine, perfecta y sutilmente iluminado por Bea Francos, y caracterizada primorosamente por Chema Noci, Bette echa la vista atrás, se confiesa, ríe, sonríe, domina el escenario y siempre altiva, letal, se enorgullece de haber lidiado entre los más grandes y haber sabido salir siempre ilesa de los múltiples fregados en los que se metió en la Warner.

Elegantes también la música de Mariano Marín, el movimiento de Julia Monje y la video escena de Luiscar Cuevas, con las que Juan Mairena ha sabido jugar con inteligencia y destreza para conseguir levantar un montaje de bellísima factura en donde la emoción, el amor por el cine, el humor y la pasión se desbordan por todos sitios . ¡Para no perdérselo…!

‘Loba’

Texto y Dirección: Juan Mairena

Reparto: Mélida Molina y Carlos Troya

Escenografía: Juan Sebastián Domínguez

Vestuario: Guadalupe Valero

Música: Mariano Marín

Caracterización: Chema Noci

Iluminación: Bea Francos

Videocreación y fotografía: Luiscar Cuevas

Movimiento: Julia Monje

Ayudante de dirección: Pablo Martínez Bravo

Producción: La Caja Negra Teatro

Diseño gráfico: María La Cartelera

Nave 73, Madrid

Hasta el 29 de enero de 2023

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios