www.diariocritico.com
'Thom Pain (basado en nada)': un hombre como tú y como yo

'Thom Pain (basado en nada)': un hombre como tú y como yo

jueves 23 de septiembre de 2021, 12:08h

Hace solo unos días me comentaba un buen amigo, histórico del teatro y del cine español, Joaquín Hinojosa, que para él la mejor definición del teatro es tan simple como que “un hombre habla a los hombres sobre los hombres”.

Haciendo caso omiso de las recomendaciones del lenguaje inclusivo que pretende imponer la ministra Montero, ya que todos entendemos que aquí el término ‘hombre’ incluye a todas las personas, independientemente de su género, me parece que la definición es tan simple como honda y, siendo así, la última aventura sobre el escenario de Juanma Gómez es, sin duda alguna, “teatro, teatro”. Se trata de ‘Thom Pain (basado en nada)’, de Will Eno), que puede verse -por el momento cada miércoles-, hasta el próximo 20 de octubre en el madrileño Teatro Lara.

El propio Juanma Gómez dirige e interpreta este monólogo siempre escéptico, unas veces hilarante, otras profundo y unas terceras ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario. Pero el hecho es que el texto engancha, mantiene atento al espectador durante los 75 minutos de duración del montaje en el que un hombre, Thom, surgido de la más profunda oscuridad, se enfrenta directamente al público para contarle una historia, la suya, que en el fondo es la de todos.

Alto, con gafas de pasta, enfundado en un traje negro, camisa blanca y corbata también negra, aflojada y con el botón de la camisa desabrochado, el personaje entabla un hipotético diálogo con los espectadores –a veces, incluso, es un diálogo real, efectivo…-, para meter en su mundo a cuantos lo escuchan: “¿…qué harías si te quedara un solo día de vida?”. ¡Lo consigue, vaya si lo consigue!

Thom se abre en canal delante del público. No busca nada. No persigue ser entendido, querido, odiado, no. Necesita contar algo que no puede ni quiere quedarse dentro. Alguna distracción con alguna que otra espectadora, algún que otro espectador, pero al final vuelve siempre al cruce de su narración. Todo un panel de recuerdos, dudas, frustraciones, deseos, sueños, dolores y miedos aparentemente inconexos que, poco a poco, van perfilando la personalidad y los hechos que han marcado al personaje y que este traslada con naturalidad y cercanía crecientes.

El público recibe esas pinceladas, esos dardos inocentes, primero con curiosidad y cierta sonrisa que, de vez en cuando, vuelve a provocar ‘Thom Pain’, pero ese sentimiento se mezcla con cierta incomodidad, con dudas, con preguntas sin respuesta, con fijaciones que le hacen aproximarse cada vez más al personaje.

El trabajo actoral de Juanma Gómez es impresionante. Sin un solo objeto en el escenario, sin música y con una luz casi fija durante toda la función, encarna con la misma fuerza que convicción a un personaje al que llena de alma. Se mueve con energía, abre las manos, extiende los brazos, mira a los ojos a cada espectador, se acerca, se aleja, se mezcla con el público e inunda de verdad el escenario del Lara. Al final, Thom no se vuelve solo al camerino para dejar de existir hasta la próxima función. No, se lleva a todo el público en el bolsillo. O, dicho de otro modo, cada espectador vuelve a la realidad de la calle con Thom metido en lo más profundo de su pecho.

Una obra llena de humanidad, que sorprende, estremece, emociona y te llena de preguntas. Imperdible.

‘Thom Pain’ (basado en nada)’
De Will Eno
Dirigida e interpretada por Juanma Gómez
Teatro Lara, Madrid
Hasta el 20 de octubre

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios