www.diariocritico.com
Las 20 mejores canciones de U2
Ampliar

Las 20 mejores canciones de U2

martes 20 de octubre de 2020, 09:43h

Un 20 de octubre de 1980, hace exactamente 40 años, aparecía en el mercado 'Boy', el primer disco de U2 la única banda capaz de rivalizar con los Rolling Stones a la hora de llenar estadios a lo largo y ancho del mundo. Aprovechando esta conmemoriación desde Diariocrítico queremos rendir homenaje a los irlandeses repasando algunas de nuestras canciones favoritas de su destacada trayectoria.

1. One

Las cosas no pintaban bien para U2 al final de la década de los 80, eran una de las bandas más populares del mundo pero se sentían exhaustos y quemados, 'Rattle & Hum', la culminación de su viaje americano, no había sido muy bien recibido, y las relaciones en la banda no pasaban por su mejor momento. Aun así los cuatro se volvieron a juntar en Berlín en 1990 para, en palabras de Bono, "volver a soñarlo todo de nuevo". Pero la magia no aparecía y el fin de la banda parecía cercano, engullidos por su propia grandiosidad y la falta de grandes canciones que inspiraran a todos los miembros. Pero entonces, mientras intentaban buscar un nuevo puente para 'Mysterious Ways', aparecieron los acordes iniciales de 'One', al poco tiempo Bono estaba improvisando una melodía y en poco tiempo allí estaba la canción por la que serán recordados por la eternidad, la canción que les permitió seguir juntos por los siglos de los siglos, a pesar de sus diferencias, porque 'One' no es una canción sobre ser solo uno, sino sobre las diferencias entre los cuatro "somos uno pero no el mismo. Tenemos que apoyarnos el uno al otro".

2. Where the streets have no name

U2 son el máximo exponente del rock de estadio, de grupo hecho para ser coreado por miles de gargantas a la vez, no hay nada de malo en ello, sobre todo porque si tienes canciones tan grandes como 'Where the streets have no name', una canción que es el equivalente sonoro a una de esas grandes superproducciones de David Lean tipo 'Lawrence de Arabia' o 'Doctor Zhivago', esta canción no se ha hecho para ser tocada en un bar a medianoche a la luz de las velas, igual que Lean no hacía películas para que se vieran en televisión, Bono y los suyos escriben canciones para erizar el vello de miles de personas a la vez, para provocar un éxtasis múltiple, desde que comienzan a sonar esas notas del sintetizador de Brian Eno y se le une la característica guitarra de The Edge, todo el mundo se prepara para la erupción que viene a continuación, convirtiendo a esta canción, en palabras de su guitarrista, en la "canción en directo definitiva de U2" o, dicho de otra forma, el himno definitivo de la banda de los himnos definitivos.

3. With Or Without You

La gran balada de la banda hasta la aparición de 'One', 'With Or Without You' es una de esas pocas canciones que consigue seguir emocionando a pesar de haber sido reproducida hasta la saciedad. Tiene muchas de las grandes cualidades de la banda, combinando un inicio suave y delicado con un clímax atronador y emocionante, poniendo en juego las dos principales bazas de la banda, el personal enfoque de The Edge en la guitarra y la privilegiada garganta de Bono.

4. Pride (In The Name Of Love)

El ejemplo más perfecto de esos himnos coreables que les hicieron tan grandes (y tan odiados) a principios de los 80, 'Pride (In The Name Of Love)' es una oda a Martin Luther King y cuenta con uno de los estribillos más universales y coreables de la historia del universo. Un mensaje directo y a la yugular que tiene a la gran Chrissie Hynde de los Pretenders haciendo coros.

5. Sunday Bloody Sunday

Si 'I Will Follow' fue su primera gran canción, 'War' fue su primer gran disco y el momento en el que se encontraron a sí mismos por primera vez. El disco está lleno de esos himnos por los que se hicieron famosos como 'New Year's Day' o este 'Sunday Bloody Sunday', su canción protesta definitiva. Una canción totalmente reconocible desde esos redobles militares de Larry Mullen Jr. hasta el conocido riff de The Edge.

6. Mysterious Ways

'Achtung Baby' fue la reinvención, y definitiva coronación, de U2 como la banda de rock más popular de las últimas décadas. Atenazados por las críticas recibidas con 'Rattle and Hum', los de Bono y The Edge decidieron modernizar su sonido y abrirse a los sonidos del rock alternativo y la música de baile. Una de las primeras canciones en las que trabajaron en Berlín fue en este 'Mysterious Ways' que se basaba en poco más que un 'groove' bailable con baterías programadas y un ligero riff de guitarra. Al final lograron perfilarla del todo y lograr un nuevo sonido, más actual y sexy, pero sin renunciar a su personalidad como banda.

7. I still hacen’t found what I’m Looking for

A mediados de los 80 los irlandeses se codeaban con las estrellas del rock de los 60 y Bono se pasaba el día hablando con mitos como Bob Dylan, Van Morrison o los Stones, pero un día Jagger y Richards se pusieron a tocar un blues y el cantante se quedó avergonzado al ver cómo aquello le sonaba a chino, pensando que U2 no tenía una base tradicional a la que agarrarse. Decidido a solucionar el problema convenciendo al resto de la banda de que su siguiente disco trataría sobre América e indagaría en la música de raíces, tanto americana como irlandesa. Así comenzó la aventura que les llevaría a 'The Joshua Tree' un disco en el que cabía una armónica a lo Little Walter, un slide a lo Ry Cooder o este 'gospel' de llamada y respuesta que suena como si se hubieran criado en Harlem en vez de en Dublín.

8. Stay (Faraway so close)

Una de las canciones más infravaloradas de su carrera, Bono y The Edge comenzaron a trabajar en esta canción en la época de 'Achtung Baby', refiriéndose a ella como la canción Sinatra, ya que la prgresión de acordes del guitarrista estaba sacada de los grandes clásicos del Tin Pan Alley. Al final la completaron para 'Zooropa', esa especie de cara B de 'Achtung Baby' que se quedó un poco lejos del original pero que contaba entre sus surcos con esta maravilla de canción.

9. Angel Of Harlem

El gran problema de 'Rattle & Hum' es que se encuentra encerrado a la sombra de los dos grandes picos de la discografía de U2, 'The Joshua Tree' y 'Achtung Baby', lo que podría empequeñecer a cualquiera. Pero aquel disco en el que se seguían mostrando fascinados por la música y la cultura norteamericana tenía una buena colección de canciones nuevas bastante notables, cosas como 'All I want Is You', 'Desire', 'Hawkmoon 269', 'When Love Comes To Town' o este 'Angel Of Harlem', que habrían hecho un gran disco simple si la banda no hubiera decidido meter las canciones en directo. Y es que esta canción es un perfecto homenaje al país de sus sueños, en concreto a la ciudad de Nueva York, llena de la energía de llegar a la Gran Manzana y que esta te reciba con los brazos abiertos, nombrando a iconos como John Coltrane, Miles Davis o Billie Holiday, pero musicalmente sonando totalmente americana con esos acordes sacados de 'Like A Rolling Stone', los vientos de los Memphis Horns sonando a puro Stax y, encima, siendo grabada en los estudios Sun de Memphis, desde donde Elvis, Jerry Lee Lewis o Johnny Cash avivaron la llama del rock.

10. Ultraviolet

'Ultraviolet' es la catarsis final de 'Achtung Baby', la que unía sus búsquedas atmosféricas y 'ambient', en esa gran introducción, con su sonido de toda la vida, con los riffs más reconocibles de The Edge y Bono explorando todos los múltiples registros de su voz. Y luego está la letra, nunca se ha tenido al cantante como el más sutil escritor de canciones pero pocas cosas más inteligentes se han escrito sobre una relación que ese: “There is a silence that comes to a house / Where no one can sleep / I guess it’s the price of love / I know it’s not cheap".

11. I Will Follow
12. All I Want Is You
13. Even better tan the real thing
14. Running to stand still
15. New Year’s day
16. Tryin to throw your arms around the world
17. Until the end of the world
18. In God’s country
19. Beautiful day
20. Staring at the sun

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios