www.diariocritico.com

Reportaje Diariocrítico

¡Karibu Tanzania! (Bienvenidos a Tanzania)

jueves 04 de abril de 2013, 15:16h
El caos circulatorio es generalizado, en las carreteras y en las grandes ciudades, coches que se cruzan, peatones que andan por las calles, bicicletas y motos que pasan por todas partes, ... pero eso es sólo a los ojos de los "occidentales" que vamos de visita, ellos están acostumbrados a esa forma de moverse y su ritmo de movimientos está adaptado a esa circunstancia. Como me decía un amigo, "si vas de peatón por la calle y tienes que cruzar no vayas deprisa, ve despacio, así dejas tiempo a reaccionar al que va en coche". ¡Tanzania es maravillosa!.

  • Cris Sanz


  • Cris Sanz


  • Cris Sanz


  • Cris Sanz

Una de las cosas que mas me gusta hacer es viajar, y cuando empiezas el viaje de la vida y tienes los años suficientes como para soñar qué te gustaría hacer de mayor, siempre había soñado viajar a África.

El pasado mes de octubre realicé ese sueño en un safari por Kenia y Tanzania. Me enamoré de sus paisajes, sus gentes y sobre todo, de esa naturaleza llena de animales que te llena los sentidos.

No voy a hablar de los animales, ni de los parques nacionales, y tampoco de Zanzíbar con esas maravillosas playas. ¡¡¡He vuelto a ir!!! y ahora os quiero hablar de lo que se vive estando en ese maravillo país y viviendo con sus gentes.

Lo primero que descubres cuando llegas allí es la sonrisa y amabilidad que tienen contigo los tanzanos. Son gente amable con un gran sentido de la solidaridad con sus conciudadanos y con los visitantes que vamos de otros países. Se prestan voluntarios para ayudarte a encontrar algún sitio, si se te estropea el coche tienes en un momento a varias personas para ver en qué pueden ayudarte.

Cuando estás acostumbrado a viajar por Europa, el encontrar un país donde sólo una parte pequeña de las calles están asfaltadas y el resto son de tierra, en un primer momento, la sensación que te puede dar es de suciedad generalizada, pero cuando paseas, visitas las tiendas, hablas con la gente, entras en los bancos,... te das cuenta, que por esa misma razón, las gentes de Tanzania son muy limpias y mantienen las tiendas, las casas y todos los recintos con una gran limpieza. Aunque toda la infraestructura del país está muy anticuada, procuran mantener todo en buenas condiciones de uso.

Es muy divertido viajar en "daladala", que son los autobuses urbanos que utilizan para moverse por las ciudades o entre pueblos cercanos. Son pequeñas furgonetas llenas de gente, con una persona (normalmente un hombre) que sobresale por una de las ventanas gritando el destino y que también es el cobrador.

¡¡¡Cómo es la fruta!!! Me encanta comer fruta, pero si llegas a un sitio donde, además de tener algunas que aquí no tenemos, la fruta es cogida del árbol madura, ¡¡¡es el no va más!!!. Es una gran delicia probar la banana (tienen por lo menos tres clases diferentes de bananas), el mango, el aguacate, la piña, la sandía,.... puedes encontrarte puestecitos de fruta que los productores venden directamente, en cualquier rincón de las calles de las ciudades o en los pueblos que pasas por el camino.

Los paisajes tienen unos grandes contrastes, con sabana y bosques de acacias espinosas. En la época de las lluvias todo son praderas verdes. Mi visita ha estado centrada en la zona norte de Tanzania, donde está una parte de la tierra de los Maasais. Te los puedes encontrar por cualquier camino, con sus túnicas coloridas, sus bastones y abalorios, siempre acompañados de sus animales (vacas y cabras), aunque también he visto plantaciones de huerta y maíz. Otra cosa que puedes ver son los árboles baobab, grandes, majestuosos y que fascinan al viajero.

La escolarización, en la parte que yo he visitado, está bastante extendida, y es curioso ver a los niños vestidos con el uniforme del colegio. Cada uno tiene un color de uniforme distinto y así puedes distinguir a qué colegio va cada niño.

El comercio es cercano, sin grandes supermercados, con productos en general frescos y que se venden en pequeñas tiendas. 

En las calles se pueden ver muchos oficios que nosotros ahora los hemos olvidado, como puede ser gente cosiendo con una "singer" haciendo remiendos a la ropa o confeccionando nuevas prendas, los puestos de sandalias de cuero que están haciendo en ese momento, y lo mas curioso que he visto son los puestos de medicina natural especiales para los Maasai, con todos esos tarros llenos de polvos de colores y raíces de plantas misteriosas.

En fin, os recomiendo que además de ir a ver animales y paisajes tengáis contacto con esas maravillosas gentes que os acogerán con amabilidad y siempre, con una sonrisa.

Kwaheri (Adiós)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios