www.diariocritico.com
¿Qué Renting me Interesa?: en AP-Renting te damos la Clave

¿Qué Renting me Interesa?: en AP-Renting te damos la Clave

martes 16 de julio de 2013, 10:38h
En los últimos años, el renting se ha impuesto como la fórmula mejor valorada por las empresas para disponer de flotas de coches. Sin embargo, no todas las operadoras de renting pueden prestar un servicio adaptado a las necesidades de cada cliente. Conocer las diversas formas disponibles en el mercado, que facilite tomar la decisión más adecuada, es muy interesante para las empresas que demandan estos servicios.

El sistema de renting consiste en un alquiler a largo plazo, incluyendo una serie de servicios que la propietaria del vehículo, en este caso la empresa de renting, se obliga a prestar durante el periodo de arrendamiento. Entre los servicios, normalmente, se incluyen las operaciones de mantenimiento, las reparaciones de averías, el seguro, servicio de asistencia e incluso la entrega y recogida del coche para realizar las reparaciones.

Los principales argumentos que empujan a muchos directores financieros y máximos responsables de las empresas a decidir por el renting son, entre otros: la utilización del vehículo durante el periodo óptimo de su vida útil accediendo a su reposición por otro vehículo nuevo,  no tener interés alguno en la propiedad, recorrer un considerable número de kilómetros, uso intenso, disponibilidad continua y quedar liberados de las preocupaciones y gestiones relacionadas con el mantenimiento, las reparaciones, el pago de los impuestos, etc.

La fórmula de renting también goza de un favorable tratamiento fiscal, desde el punto de vista de  retribución al empleado (en los casos del uso de vehículo de empresa como parte de la retribución)  y desde el lado del gasto para la empresa. Este aspecto, no cabe duda,  ha ayudado a que el renting se haya erigido como la fórmula favorita, especialmente entre las grandes empresas. 

 

Los cálculos de la cuota.

Las operadoras de renting calculan las cuotas de arrendamiento partiendo de la base de la inversión por la adquisición del coche elegido por el cliente, el periodo comprometido de arrendamiento y el valor final que estiman conseguir con la venta del coche a la finalización del contrato. Añadiendo a estos parámetros el tipo de interés, se calcula la cuota de alquiler en su parte, digamos, financiera.

Normalmente, la cuota de servicios se calcula con arreglo al kilometraje y añadiendo los servicios previstos según los costes que estima la empresa de renting.

Finalmente, las cuotas se completan con el coste del seguro contratado.

Como se puede ver, además del kilometraje, la elección del coche y el periodo de arrendamiento son las principales variables aportadas por el cliente que incidirán, de manera muy importe, en el importe de la cuota que se pagará periódicamente.

Estas dos variables son fundamentales a la hora de decidir el tipo de renting que más le interesa a la empresa cliente, por lo que es recomendable tener muy claro estos dos aspectos.

 

¿Qué tipo de renting interesa según las necesidades de cada empresa?

Para dar respuesta a esta pregunta, se puede partir de la base de estudiar las dos variables que con anterioridad hemos considerado como las principales, coche y plazo.

La combinación entre el vehículo que se necesita y el plazo, determina que la fórmula de renting pueda ser cerrado o abierto.

 

¿Renting cerrado o abierto?

Renting Cerrado

La solicitud de un vehículo específico, elegido por el cliente en cuanto a modelo, versión, equipamiento y color, supone que la empresa de renting tendrá que realizar una inversión específica para la compra del coche elegido por el cliente. Esto significa que si el plazo de arrendamiento no llega a su término, la empresa de alquiler se encontrará con un vehículo que no ha cubierto el total de la amortización estimada, lo que provoca un desequilibrio entre el valor en el mercado y el valor en los libros contables de la empresa. Esta circunstancia se produce porque el ritmo de depreciación de mercado es diferente al ritmo de amortización financiera, siendo mayor la depreciación que el coche sufre en el mercado que la amortización aplicada, de tal manera que hasta el final del periodo previsto no se igualan. Si el coche es un modelo especialmente adquirido para el cliente, difícilmente puede la empresa de alquiler encontrar nuevos usuarios. Esto supondrá vender el coche con una pérdida contable. Para evitar esta pérdida, las empresas de renting incluyen en sus contratos una fórmula que penaliza la cancelación anticipada.

Sin embargo, cumplir con el plazo previsto permite al cliente optar por la elección del coche con una cuota de alquiler razonable y sin penalizaciones. Podemos decir que son las necesidades estructurales las que aconsejan acudir, en este caso, al renting cerrado

Una vez elegido este tipo de renting, es aconsejable hacer una revisión del resto de parámetros del contrato  para elegir la operadora más adecuada a las necesidades de la empresa.

Por ejemplo, la prestación de servicios. Es importante saber si las revisiones y reparaciones se llevarán a cabo en talleres oficiales o en talleres multimarca. Muchas empresas de renting, con el ánimo de abaratar las cuotas de servicios que aplican a sus clientes, aprovechan la capacidad que disponen como gestores de grandes volúmenes de flota para conseguir precios muy competitivos, redirigiendo a sus clientes a redes independientes de servicios y reparaciones. Sin embargo, no todas las empresas trasladan el mismo nivel de ahorro a la cuota que aplican a sus clientes. Por otra parte, algunos clientes desean que los servicios de mantenimiento y reparaciones se realicen en talleres oficiales de las marcas, simplemente porque les sugiere mejor servicios y garantía. También muchos clientes quieren tener la opción de elegir la marca de neumáticos que prefieren instalar en los vehículos que conducen a la hora de sustituirlos. Por consiguiente, es recomendable que la empresa cliente se interese por estas condiciones antes de firmar la petición del coche, ya que son factores que aparecerán una vez formalizado el contrato y cuando es posible que ya no tengan posibilidades de cambiar las condiciones.

Otro factor que se recomienda estudiar a la hora de decidir el renting es la fórmula que se aplicará en caso de cancelación anticipada del contrato. También es importante conocer y valorar la aplicación en la regularización de los kilómetros recorridos a la finalización del contrato con respecto a los contratados. Lo normal es que las empresas apliquen precios diferentes para los casos de exceso o defecto, conocer esta circunstancia es fundamental para elegir de forma adecuada.

 

Renting Flexible o Renting Abierto

Hasta ahora hemos visto el caso del cliente que tiene relativamente claro el plazo de arrendamiento, que previsiblemente será estable en el tiempo y además necesita un coche concreto. Pero ¿qué ocurre cuando la empresa cliente no tiene muy claro la utilización del coche de forma estable en el tiempo?. En estos casos, o para empresas que destinan los vehículos a diversas actividades que son variables en el tiempo (obras, trabajos temporales, variación en los plazos, etc.), existe en el marcado la posibilidad de optar por el denominado Renting Abierto o Flexible.

Las alquiladoras que ofrecen estos servicios, suelen presentar una oferta aplicable a la elección de un vehículo, que puede ser nuevo o semi-nuevo de su propia flota, y que en función del tipo de uso y recorrido previsto, aplica una cuota de arrendamiento mensual. La gran ventaja que ofrece esta fórmula es que no está penalizada si el cliente se encuentra en la necesidad de devolver el coche y cancelar el contrato cuando no necesita el vehículo.
Sin embargo, la principal limitación que las empresas operadoras aplican a estas operaciones es que la elección del coche deberá estar sujeta a modelos, características e incluso, en algunos casos, colores disponibles en la flota de la empresa.
Esta limitación es lógica ya que la flexibilidad es posible gracias a que la empresa aplica una rotación al coche entre sus clientes, intentando que la utilización de la flota entre todos los clientes tenga el mayor grado de ocupación. Para hacer posible esto, los coches deberán ser lo más estandarizados posible, y que por sus características, cualquier empresa o usuarios, para similares actividades o usos, no pongan reparos al vehículo que la operadora de renting le entrega.

Esta fórmula es especialmente adecuada para empresas con trabajos que requieren rotación y uso puntual de coches o flotas, empresas dedicadas servicios de asistencia o comercialización, coches muy estandarizados y empresas que no pueden o no les conviene obligarse en cuanto al plazo. Lógicamente, para cubrir la prima de riesgo que supone para estas empresas alquiladoras ocuparse de conseguir el máximo grado de utilización para sus coches, suelen calcular una cuota que, en algunos casos, es mayor que la aplicada en operaciones de renting cerrado.

No obstante, también entre las operadoras de renting abierto, hay empresas que ofrecen fórmulas a largo plazo, que pueden adaptarse perfectamente a diversas necesidades.


Conclusiones

Como se puede apreciar, estar bien asesorados para tomar la decisión más adecuada es muy importante, ya que el renting, en muchas empresas, es uno de los apartados de mayor importe en cuanto al gasto.

La página web de AP-Renting, ofrece a sus visitantes un interesantísimo servicio gratuito para recibir la oferta que mejor se adapta a las necesidades de cada empresa cliente. En esta web, el visitante puede elegir el coche o coches que necesita, incluir el plazo previsto y el kilometraje. AP Renting analizará la información y le presentará, de forma gratuita, la fórmula de renting que mejor se adapta a sus necesidades.

No olvide que el renting, elegido el que más conviene a la empresa, le permitirá un considerable ahorro. Esperamos que esta información le sea de utilidad.

Contacto para nota de prensa:

Empresa: AP-Renting

Página Web: www.ap-renting.es

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios