www.diariocritico.com
'Periodo de reflexión', retrato  teatral en alta definición sobre la trata de blancas

'Periodo de reflexión', retrato teatral en alta definición sobre la trata de blancas

lunes 30 de marzo de 2015, 20:28h

En La Casa de La Portera se representa cada miércoles -por ahora-, 'Periodo de Reflexión', un texto de Sergio Martínez Vila que dirige  Camilo Vásquez y con un asunto tan viejo como el hombre, casi eterno, como tema de fondo: la trata de blancas, la prostitución de mujeres que, a miles, vienen a España  y a muchos otros países  ricos,  engañadas, obligadas, ilusionadas, buscando un trabajo, queriendo huir de una realidad que no les gusta, para  acabar metiéndose involuntariamente, a la fuerza, en otra muy distinta que está aún más cerca del infierno  que de los sueños rotos.

Ellas, actrices y personajes, son las protagonistas: Fabia Castro es Nerea, española, joven y drogadicta, que  se fue de casa  "a buscarse  la vida" con 13 años; Carolina Clemente es Juana, la mujer policía;  Marta Malone es la madame rumana, más fría que un bloque de hielo  y aficionada a los horóscopos; Viridiana Moreno es Gaby, joven  latinoamericana que sueña con tener  algún día un baño grande y a la que le encanta el color rosa y, por último, Mikeka N'Shimbi es Joy, congoleña, con un hijo que ha dejado en su país. Las cinco actrices  están estupendas y convincentes en sus papeles respectivos, en especial  Mikeka N'Shimbi, espléndida.

Conozco muy bien el tema porque hace unos años -siete exactamente- escribí un libro con forma de gran reportaje que acaba de reeditarse en una nueva editorial y que, además, puede  encontrarse en  formato electrónico ('Prostitución: Vidas quebradas', Ed. ViveLibro, 2015). Lo traigo a colación porque aquello que  investigué primero durante dos años y que luego publiqué, no era  ficción, como podría pensarse de este montaje y, sin embargo, las dos realidades descritas se parecen como una gota de agua a otra gota de agua. Desgraciadamente, montaje y libro tienen toda la actualidad del mundo y, lo que es aún peor, seguirán teniéndola  durante muchos años.

Ficción y realidad

'Periodo de reflexión' comienza en una comisaría de policía en la que    Joy, la mujer de color, con mirada desconfiada, es interrogada por la mujer policía. En la escena siguiente, conocemos a la madame del club, que se dirige a una de sus chicas en estos términos  para... digamos incentivar la producción: "los clientes tienen más dinero y tú menos deudas... No estás aquí para beber, sino para follar". Habla con Joy, a quien  llama directamente Negra (como ven, un prodigiode delicadeza),al tiempo que leda instrucciones para tratar a los clientes: "Luego te pones coca para espabilarte. Aquí se duerme de 12 a 6".

Si creen, hasta aquí, que este es un tema muy duro, no han hecho más que empezar. En el siguiente acto, ya dentro del club, la madame presenta a las tres chicas ante los hipotéticos clientes (los espectadores) como si se tratara de tres purasangres del hipódromo (creo, incluso, que los propietarios tratan a los equinos con mucha más delicadeza). La chica latinoamericana canta "la pollera amarilla".  Y algunos espectadores ríen. Como sé que esto no es ficción, me pongo especialmente tenso e irritado con quienes celebran el tono, la letra y la melodía...

Pero sigamos la acción sobre el escenario. Prosigue el interrogatorio, de Joy. La policía le sugiere un periodo de restablecimiento y reflexión, recogido en la Ley de extranjería, para no volver a su país.  La mujer congoleña empieza a abrirse a la agente. Le cuenta que tiene 30 hombres por noche, que no gana ningún dinero, que le pegan, la violan, y que le hacen mantener sexo fuerte, y que no distingue la noche del día ("siempre noche..., con los visillos corridos"). Le pide a la policía, con lágrimas en los ojos, que  encuentren a su hijo. La policía se emociona profundamente al escuchar a Joy.

Avanza la historia con las quejas de la madame ante Nerea y Gaby porque el negocio no va bien, que ellas no valen nada ("¡Putas!... ¡no valéis ni para levantársela a un perro!). Las maltrata también físicamente... La acción funde a negro y entra la policía con tono abatido y desesperanzado y habla sola para decir que muchas mujeres vienen ya con traumas de su país ("Una habitación de hotel en un pueblo perdido, a cambio de su testimonio")... Joy fue deportada a su país, después de dos meses de internamiento en el CIE (Centro de internamiento de extranjeros) de Aluche.

Les prometo que si encuentran alguna gracia en todo cuanto he  anotado de la función de Martínez Vila, dimito en estos mismos momentos como crítico de teatro en este digital. No le veo la gracia por ningún sitio...

Quiero terminar esta crítica -o crónica, no sé muy bien- con las palabras con que yo mismo comenzaba contando la historia de una chica rumana (de la misma nacionalidad que la madame de esta obra), con quien hablé más de 20 horas antes de escribir su historia, durante las cuales lloró amargamente muchísimas veces. Les prometo que todo lo que digo lo contrasté y es totalmente cierto, como el trasfondo de lo que se dice en 'Periodo de reflexión'. Elena  (nombre falso, claro está), era testigo protegido de la policía y todas mis conversaciones con ellas se llevaron a cabo en un piso oculto: "No sabe muy bien si los tres últimos años de su vida han sido reales o se ha zambullido en la peor de las pesadillas imaginables. Lástima que todo apunte a esto último. En menos de una semana (viaje en microbús incluido para aumentar el cansancio y minar la voluntad...), Elena, rumana, pasó del patio de la escuela al club de alterne. Sin sospecharlo siquiera, había caído en manos de una red de tráfico de mujeres. En estos momentos hay miles de chicas, compatriotas suyas, repartidas por toda España que, como ella, han mordido el anzuelo que en algún momento les lanzaron las mafias. Elena tenía 18 recién cumplidos cuando picó; hoy tiene veintiún años y, afortunadamente, puede contarlo. Aún hoy, tres años después, sigue preguntándose por qué le tuvo que pasar a ella; por qué tuvo que reaccionar como reaccionó ante la inflexibilidad de su padre; por qué aquel chico tuvo que fijarse en ella; por qué se le ocurrió decirle que sí; por qué, por qué, por qué...".

Hoy he perdido la pista de Elena. En una asociación de ayuda a mujeres prostituidas que le prestaba ayuda humanitaria, también. Probablemente haya vuelto a caer en manos de alguna otra red. Esto, de verdad, no tiene ninguna gracia... Si se la encuentra, creo seriamente que usted debe comenzar también un  'Periodo de reflexión'.

'Periodo de reflexión', de Sergio Martínez Vila (La Casa de la Portera)

Director: Camilo Vásquez

Intérpretes: Carolina Clemente, Mikeka N'Shimbi, Marta Malone, Viridiana Moreno y Fabia Castro

 Todos los miércoles a las 20h y 22h - 15?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.