www.diariocritico.com
Crítica de la obra de teatro 'De retretes por el mundo'

Crítica de la obra de teatro 'De retretes por el mundo'

jueves 02 de septiembre de 2021, 15:22h
El dramaturgo, escenógrafo, profesor y director teatral Juli Leal lo ha vuelto a hacer y Eva Bas ha puesto todo su talento dramático al servicio de la causa común, una road-scene de retretes sin moverse del espacio escénico, que refleja la vida, a veces divertida y a veces miserable, que a todos nos acontece.
Si no fuera porque Chejov hablaba de la Rusia pre-revolucionaria y le dolían sin sonrisas las diferencias salvajes de aquel reducto medieval que fuera la aristocracia zarista, diríase que su espíritu habita todo el plan de obra diseñado por Juli Leal con su destreza y eficacia habituales. Una lástima que últimamente no se prodigue más en los escenarios porque, como dice la canción, andamos justos de genios.
La puesta en escena, la iluminación y la banda sonora son elementos clave que el director engrana al servicio de Eva Bas para que, con toda su versatilidad interpretativa, moldee el personaje de La Nena y lo haga existir con risas, reminiscencias y dolores que irá superando con el paso falso del tiempo escénico, reflejo melancólico del tiempo de nuestras vidas.
A través de un texto ingenioso y chispeante, Eva Bas nos muestra con gracia y sutil melancolía la vida tal como nos acontece a casi todos y la amargura de la realidad aquí es sustituida por la picardía, la ironía y las anécdotas jugosas de La Nena en un viaje que empieza en la valenciana Avenida del Oeste y recorre Venecia, Amsterdam, Berlín y, por sorprendente que parezca, Ciudad Real.
El váter se convierte en el elemento dramático que da alegría y contraste surrealista a una travesía de altibajos y sorpresas en la que La Nena irá madurando, reflexionando y dejando sus vivencias en un monólogo chisposo y fluido que el saber de Eva convierte en hilarante, melancólico o amoroso a lo largo de una sesión brillante que nos arrastra de váter en váter, rendido homenaje al humor "brófeg" valenciano.
A la actuación se une la brillante idea del director de convertir los cambios de vestuario, realizados ante el público mientras el monólogo de la actriz prosigue, en reloj inexorable que marca los tiempos de la vida en el crescendo del teatro: cada nuevo vestido marca un nuevo tiempo, una nueva Nena que madura, viaja y, perdónenme la expresión, caga.
Juli Leal ha condensado su sabiduría y su experiencia constriñendo el universo mundo con una escenografía minimalista en la que destacan la iluminación, precisa y definitoria para cada momento escénico; la voz de Eva Bas, rotunda y llena de matices para llenar con gestualidad los vacíos de la vida, y una banda sonora exacta y divertida, como divertido resulta ese ambiente de humor tan valenciano como procaz.
'De retretes por el mundo' es una crítica amable a la simpleza de las cosas que parecen complejas y, al fin, no son más que superfluas cotidianeidades que nos hacen sonreír si pensamos en ellas: el viaje a Berlín o a Amsterdam desde la Avenida del Oeste es una travesía que emula la de Odiseo en busca de Ítaca solo que en vez de sirenas irresistibles, a La Nena se le aparecen Las Grecas o las putas del Barrio Rojo de Amsterdam en la época en que merecía tal nombre, no como ahora que entre burdel y lupanar hay un McDonalds.
Si Ulises se dejó seducir por alguna diosa olímpica, La Nena nos trae el recuerdo de su majestad Marlene Dietrich. Si Homero nos contó la historia triste y épica del ladino Odiseo, Juli nos cuenta hoy la historia igualmente épica y audaz de la astuta Nena que, tras siete fascinantes episodios, regresa convertida en otra, madura y sabia, a la Avenida del Oeste, a la terreta de la que partió con más ganas de ver mundo que de aliviar los apretones de su nunca bien asentado estómago. No se la pierdan, Juli Leal no se prodiga mucho en los escenarios.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios