www.diariocritico.com
'La mirada de Eros': teatro, pasión y magia sorprendentes sobre el escenario de Tribueñe

'La mirada de Eros': teatro, pasión y magia sorprendentes sobre el escenario de Tribueñe

domingo 13 de noviembre de 2016, 13:19h
En Teatro Tribueñe es fiesta cada día, porque cada día se sube el telón, y allí sólo se ve auténtico teatro, zumo de teatro, exquisito, delicado, detallista, minucioso teatro, elaborado a fuego lento, como los platos de nuestras abuelas. Allí, y a lo largo de esta temporada, cada viernes Iván Oriola -magnífico actor, mimo y mago-, se convierte en Erwin, protagonista de ‘La mirada de Eros’, basada en un cuento de Vladimir Nabokov, en montaje modélico de Irina Kouberskaya, directora de la sala desde su fundación, hace ahora 13 años.

Historia tan sorprendente como cotidiana, en 'La mirada de Eros', un hombre sencillo, incluso vulgar, Erwin, es tentado por el diablo para hacer realidad sus múltiples ensoñaciones amorosas y sexuales con el sinfín de mujeres que diariamente se le cruzan por delante de sus narices. En la cafetería, en el tranvía, en el parque, en la calle, detrás de cualquier esquina hay una mujer fascinante, sensual, atractiva y magnética que hace las delicias de Erwyn aunque, eso sí, solo en su cabeza, porque el hombre nunca pasa del proyecto a la obra, del pensamiento a los hechos, de la idealización a la acción.

En el magistral y emocionante montaje de Irina Kouberskaya se hace uso de un abanico amplísimo, casi inimaginable, de recursos escénicos (voz, imagen, música, mimo, magia, iluminación, sorpresas, fascinación,…), que hacen las delicias del más exigente y exquisito de los espectadores. Pero todo eso no valdría de nada si un actor de la talla de Iván Oriola no fuese capaz de transportar al público a través de ese viaje maravilloso por la imaginación de Erwin, dando voz, presencia y cuerpo a las trece mujeres -una de ellas el diablo, también en forma de mujer-. Los múltiples matices de su voz, su expresión corporal, su gestualidad, y el dominio de la magia y el mimo hacen de Iván un actor genial, probablemente aún inexplotado en todas sus posibilidades.

Esta versión de ‘La mirada de Eros’ puede decirse que es un estupendo exponente de una obra que dejará indeleblemente marcados a todos cuantos espectadores pasen por Tribueñe. Y de todas las edades: al neófito lo convertirá en aficionado (¡seguro...!), y a este lo convertirá en fiel de un arte como el del teatro que adquiere esa condición con trabajos como este. Para mí, este montaje con el tándem Kouberskaya y Oriola es, sencillamente, memorable.

Rigor y precisión

Todo acontece milimétricamente en escena (la aparición o desaparición de un vestido, un objeto, una luz..) con la ayuda de José Manuel Ramos, vestido totalmente de negro, aunque maquillado para la ocasión, haciendo labores de un actor-regidor que tiene preparado todo para que las cosas sucedan como tienen que suceder… Todo al servicio de un monólogo narrativo, de aire romántico -entendido el término en el sentido literal, y nostálgico del mismo- que se apoya en la delicada escenografía de Eduardo Pérez de Carrera, la música -impresionante el acierto de la selección de Mikhail Studyonov-, en el escaso pero imprescindible y bello atrezzo preparado también por Kouberskaya, el precioso montaje de vídeo de Antonio Sosa, con artísticos desnudos femeninos de principios de siglo pasado, el cuidadísimo vestuario elegido por Hugo Pérez de la Pica, y la luz precisa de Eduardo Pérez de Carrera y Miguel Pérez-Muñoz.

El montaje -repito- es de los que crean afición. Y a él pueden acudir grandes y chicos porque es de los que admite múltiples lecturas, en función de la formación, la experiencia, la sensibilidad y el interés diversos del espectador. Ninguno de ellos saldrá defraudado, sino todo lo contrario, de un montaje que, sin duda, invitará a repetir con cualquier otro de los que se exhiben en Tribueñe porque en todos hay algo en común: la indiscutible calidad.



'La mirada de Eros'

Texto: Vladimir Nabokov.
Dramaturgia y Dirección: Irina Kouberskaya
Intérpretes: Iván Oriola y José Manuel Ramos
Teatro Tribueñe, Madrid
Viernes, 20 h., en toda la temporada 2016/17

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios