www.diariocritico.com
Obra de teatro 'Unamuno: venceréis pero no convenceréis'
Obra de teatro 'Unamuno: venceréis pero no convenceréis' (Foto: Sergio Parra)

'Unamuno: venceréis pero no convenceréis': una lección para los (h)unos y los (h)otros

jueves 01 de marzo de 2018, 17:03h

Lengua castellana y memoria histórica sublimados en la controvertida figura de Miguel de Unamuno, profesor, escritor y filósofo, encarnado aquí por un actor, maestro de actores y académico de la Lengua, José Luis Gómez. Hombre disciplinado, riguroso, exigente, trabajador incansable y detallista hasta decir basta, Gómez protagoniza en el Teatro de La Abadía ‘Unamuno: venceréis pero no convenceréis’. El montaje, un monólogo intimista en la línea de uno de sus trabajos más celebrados, Azaña, una pasión española, que muy pronto podremos volver a ver en las tablas de La Abadía, está dirigido al alimón por Carl Fillion y José Luis Gómez. El resultado, una verdadera maravilla, uno de esos trabajos que bien puede servir para dejar en la memoria del espectador un testamento efímero, como es todo el teatro, pero de una huella imborrable en el alma.

Partiendo de textos del propio Miguel de Unamuno, José Luis Gómez firma la autoría, con la contribución textual y dramatúrgica de Pollux Hernúñez. En la obra se repasa la actitud contradictoria, pero siempre honesta del intelectual vasco ante un episodio histórico que, en cierto modo, aún sigue marcando la vida pública española ocho décadas después: la Guerra Civil de 1936. Unamuno apoyó inicialmente al gobierno de la República, pero después fue muy crítico con Azaña y pasó a mostrarse comprensivo con el bando contrario, capitaneado por Franco, el general que se sublevó contra la legalidad vigente, hasta que llegó a comprender el verdadero cariz totalitario del movimiento.

Un espejo, instalado sobre un escenario circular rotatorio, nos transporta de 2018 a 1936 en un viaje constante en el tiempo y en el espacio. El inteligentísimo espacio escénico ideado por Carl Fillion, cuenta también con una luz de ensueño creada por Felipe Ramos, el hiperrealista espacio sonoro de Eduardo López, y con el apoyo de una videoescena imponente de Álvaro Luna. En este entorno se desarrolla un espectáculo delicioso de unos 75 minutos de duración que constituye una verdadera lección de dramaturgia en todos sus aspectos. Para empezar, la escenografía combina realidad y ficción a través de un espejo en el que el actor, José Luis Gómez, ve proyectada la imagen del personaje a quien representa, Unamuno. Ambos habitan dos espacios separados entre sí por más de ochenta años, pero que miran hacia una misma realidad, la española. A un lado del espejo la España del 36; al otro, la de nuestros días. Entre ambas hay paralelismos escalofriantes que deberían hacer reflexionar a nuestros representantes políticos que, por una vez y sin que sirva de precedente, debieran acudir a ver los ecos de otro tiempo que se reflejan en el montaje: “Un referéndum ha venido a ser esa votación del Estatuto de Cataluña, y la votación que se ha hecho en mi tierra vasca que se hará acaso en otros sitios…”.

En el montaje se sitúa a Unamuno en sus últimos meses de vida, confinado en su casa de Salamanca por las autoridades nacionales, ya solo (Concha, su mujer, había muerto hacía ya algún tiempo), rememora algunos episodios clave de su vida personal e intelectual, en diálogo permanente consigo mismo y con el actor que quiere llevar todas esas vicisitudes al escenario. Aquí lo que importa es el individuo, el hombre honesto hasta el final que nada a contracorriente y que quiere ser consecuente consigo mismo.

Entre todas las reflexiones, cartas y poemas rescatados en el espectáculo, el momento más emocionante quizás sea ese del discurso de Unamuno en el paraninfo de la Universidad de Salamanca en donde era rector. Allí, el 12 de octubre de 1936, se enfrentó al general Millán Astray, fundador de la legión y fiel seguidor de Franco, ante académicos, falangistas, legionarios y periodistas. El acto acabó convirtiéndose en una defensa de la dignidad, la justicia y la libertad. Frente a aquel “viva la muerte”, Unamuno contrapuso en su discurso el “venceréis pero no convenceréis” que da título al montaje. Tan duro enfrentamiento acabó con don Miguel confinado en su propio domicilio, atento a través de la radio a los acontecimientos del día a día del enfrentamiento entre los dos bandos que, finalmente, le hicieron llegar a la dolorosa conclusión de que “Esto es un infierno, el mundo se me viene encima… Creí que había remedio pero me he engañado”. El 31 de diciembre de ese mismo año moría en su casa, en Salamanca.

Caracterizado de forma insuperable por Sara Álvarez y vestido por Ángel Domingo (traje oscuro años 30 -limpio, bien planchado-, camisa blanca y corbata perfectamente anudada al cuello), el mejor José Luis Gómez vuelve a dar una lección de uso del habla, del gesto, del movimiento contenido y esforzado del personaje que ya no puede aguantar mucho más el peso de los acontecimientos. Maestro del ritmo escénico, la interpretación del actor, director y académico es sencillamente antológica. Nadie debería perderse esta lección de vida y de historia sobre el escenario.



‘Unamuno: venceréis pero no convenceréis’

Autor: José Luis Gómez, a partir de textos de Miguel de Unamuno

Con la contribución textual y dramatúrgica de Pollux Hernúñez

Dirección: Carl Fillion y José Luis Gómez

Intérprete: José Luis Gómez

Espacio escénico: Carl Fillion

Escenógrafo asociado: Eduardo Moreno

Iluminación: Felipe Ramos

Videoescena: Álvaro Luna

Incluye imágenes cedidas por Carlos Saura

Espacio sonoro: Eduardo López

Caracterización: Sara Álvarez

Ayudante de dirección: Lino Ferreira

Realización Vestuario: Ángel Domingo

Fotografía: Sergio Parra

Una coproducción del Teatro de la Abadía, Universidad de Salamanca y Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes

Teatro de La Abadía, Madrid

Hasta el 4 de marzo de 2018

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.