www.diariocritico.com
A.K.A. (Also Known As)
Ampliar
A.K.A. (Also Known As) (Foto: Roser Blanch)

‘A.K.A. (Also Known As).’. Yo y mi circunstancia

sábado 09 de noviembre de 2019, 12:20h

El de ‘A.K.A.’, un monólogo sincero y descarnado de un adolescente adoptado, es uno de esos fenómenos teatrales inesperados que afortunadamente surgen de vez en cuando para romper reglas de agoreros y pontificadores –que los hay, y no pocos, también en torno al arte de Talía-. Escrita por Daniel J. Meyer, dirigida por Montse Rodríguez Clusella e interpretada por Albert Salazar, el montaje nació modestamente en Vich (Barcelona), en febrero de 2018. Unos meses después saltó a varios teatros de la capital y el boca a boca lo convirtió en el fenómeno de la pasada temporada teatral barcelonesa, hasta el punto de ser el montaje ganador de tres Premios Teatre Barcelona (mejor texto, mejor dirección y mejor interpretación), cuatro Premios Butaca (espectáculo de pequeño formato, texto, dirección y actor) y dos Premios Max (autoría revelación y actor protagonista). Ahora inicia su gira por España en el Teatro de La Abadía de Madrid hasta el próximo 17 de noviembre.

Y, aunque es una pieza dirigida primordialmente a espectadores adolescentes porque en él se abordan muchos de los asuntos que ocupan y preocupan a nuestros jóvenes y, por extensión, también a los mayores (relaciones con los padres, estudios, amigos, colegas, redes sociales, terapias, primeros amores y escarceos sexuales, construcción de la imagen personal y social…), en ‘A.K.A.’ hay mucho de Filosofía y de Sociología, y más en concreto en torno a esa afirmación que, el denostado para muchos, José Ortega y Gasset enunció con la misma claridad que contundencia y concisión: yo soy yo y mi circunstancia. Es decir, que lo que yo soy y lo que yo pienso –y más aún en esa etapa decisiva de la vida que es la adolescencia-, está condicionado también por lo que los demás piensan y dicen sobre mí mismo.

En ‘A.K.A.’ (la expresión Also Known As significa también conocido como…), se relata, desde dentro y desde fuera, el día a día de un quinceañero llamado Carlos (impresionante el personaje que ha construido Albert Salazar con la ayuda de Montse Rodríguez Clusella), un chaval adoptado a los tres años, de origen árabe y con tez oscura y un pelo negro y ensortijado que él siempre esconde bajo la capucha de su sudadera. Nada raro, por otra parte, porque muchos de sus colegas también andan siempre encapuchados. Carlos practica el skate, se siente un chico de barrio normal, moderadamente feliz, con sus amigos, sus compañeros de instituto, al que le gusta el hip-hop -lo escucha y lo baila con pasión-, y enredarse en conversaciones y chats cuando cada día llega a casa después de acudir a clase. Está, incluso, enamorado de Claudia, otra chica de su ciudad y su misma edad, aunque de un estatus social más alto, que ha conocido a través de internet. Todo va normalmente hasta que un buen día Carlos es objeto de una denuncia racista y xenófoba…

El interés y la emoción de la historia son crecientes a medida que avanza el montaje, y lejos de pensar que sólo afecta a muchachos adolescentes y millenials, ‘A.K.A.’ es una propuesta que toca directamente a los adultos. Y es así porque a todos nos afecta hablar del respeto, la tolerancia, la educación que nos compete a todos y la construcción de la identidad (eso que está a medias entre lo que creemos ser y lo que los demás consideran que somos, entre lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos…).

El espacio escénico integra al público en el propio escenario y ha sido diseñado en forma de U, de modo que Carlos está rodeado muy de cerca por todos los espectadores. Unas pequeñas estanterías, un par de sillas y banquetas y poco más, son el atrezo suficiente para demarcar, con ayuda de la luz y la música, los espacios físicos y anímicos por donde transita el protagonista: su casa, el instituto, el parque, la consulta del psicólogo… Y la expresividad y el cuerpo de Albert Salazar -un actor tan joven, 23 años, como extraordinario- bastan para dar vida a otros muchos personajes que, aunque no aparecen físicamente, están ahí, dentro de la historia: sus padres, Claudia, sus colegas, sus compañeros de instituto o de terapia, y luego la mujer denunciante, los policías, el abogado, el juez…

El hermoso texto de Daniel J. Meyer es directo y fluido, hasta el punto de que parece haber sido escrito de una sentada, y muestra que su autor es un profundo conocedor de los problemas y la jerga de nuestros jóvenes y adolescentes. La dirección de Montse Rodríguez Clusella es sencillamente magnífica y el trabajo del equipo artístico del que se ha rodeado, también soberbio: la escenografía de Anna Tantull; las luces de Xavi Gardés y Fernando Portillo y el espacio sonoro de Xavi Gardés con la colaboración del propio Daniel J. Meyer; la coreografía de Guille Vidal-Ribas, el vestuario…

Estamos ante un montaje que ronda la perfección en todos sus aspectos artísticos y técnicos, y que encantará, emocionará y obligará a reflexionar a cuantos espectadores –jóvenes, menos jóvenes y mayores-, acudan estos días al Teatro de La Abadía. Imprescindible.

‘A.K.A. (Also Known As)’

Texto: Daniel J. Meyer

Dirección: Montse Rodríguez Clusella

Reparto: Albert Salazar

Ayudante de dirección: Daniel J. Meyer

Diseño y construcción escenografía: Anna Tantull

Vestuario: Equipo A.K.A

Diseño de iluminación: Xavi Gardés y Fernando Portillo

Espacio sonoro: Daniel J. Meyer y Xavi Gardés

Coreografías: Guille Vidal-Ribas
Cartel: Quim Àvila i Roser Blanch
Fotos del espectáculo: Roser Blanch
Producción ejecutiva: Roser Blanch, Sergio Matamala y Clara Cols
Distribución: Eli Riera y Mery De Lorenzi
Comunicación: Clara Cols
Administración: Mario Berlinches y Sergio Matamala
Redes Sociales: Daniel J. Meyer y Eli Riera
Jefe técnico sala: Xavi Gardés
Jefe técnico gira: Fernando Portillo
Una producción de: Flyhard Produccions / Sala Flyhard

Teatro de La Abadía, Madrid

Hasta el 17 de noviembre de 2019

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.