www.diariocritico.com
'Juego de Tronos' (6x05): un capítulo irregular salvado por Hodor

'Juego de Tronos' (6x05): un capítulo irregular salvado por Hodor

martes 24 de mayo de 2016, 10:17h
ATENCIÓN ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS

El quinto capítulo de la sexta temporada ha sido de los más irregulares que recuerdo, por un lado tiene uno de los momentos más increíbles y emocionantes de todo lo que llevamos de serie (casi a la altura de la Boda Roja) pero, por otro, y en el mismo emplazamiento hemos visto como la presencia de lo fantástico en la serie amenaza con acabar con su singularidad.

La serie, y los libros, comenzaban más allá del Muro con la aparición de los Caminantes Blancos. Era un aviso de que en el mundo de George R.R. Martin las meigas, "haberlas, haylas". Pero, a partir de entonces se nos metía en una narración 'shakespeariana' y 'maquiavélica' sobre el 'juego de tronos', varias personas y familias luchando por hacerse por el poder. Desde un principio sabíamos que había magia en ese mundo pero, al contrario, que en otras narraciones fantásticas era residual. Pero, poco a poco, lo fantástico se fue integrando en el relato, dragones y resurrecciones incluidas, y hay momentos en esta temporada en la que se están comiendo todo el relato. Porque ¿para qué sirven todas las maquinaciones de Meñique si al final sabemos que quien ocupe el trono de hierro es algo secundario ante la amenaza que representan los Caminantes Blancos y su ejército de zombies?

Pero centrémonos en el último capítulo, Bran sigue haciendo grandes descubrimientos en el pasado, por ejemplo el origen de los Caminantes Blancos, creados por los Hijos del Bosque para hacer frente a la aparición del hombre. Pero como muchas de las creaciones míticas, su experimento se les va de las manos, como le pasaba a Victor Frankenstein. Luego vemos al Cuervo de Tres Ojos y a Bran de nuevo en Invernalia mientras, en el presente, el ejército del Rey de la Noche y sus Caminantes Blancos rodean su cueva. Y aquí se desencadena, a la vez, lo mejor y lo peor del episodio. Por un lado ver un capítulo de 'Juego de Tronos' con zombies haciendo el cabra y subiéndose por las paredes no era, ni mucho menos, algo que contemplase cuando comencé a leer los libros y a ver la serie, por otro, llegamos a Hodor. El medio gigante con menos vocabulario que Belén Esteban que tantos chistes había conseguido a lo largo de toda la serie tiene su momento de redención. Hodor es un héroe, alguien cuya vida al completo estaba destinada a ese momento a sostener la puerta (hold the door) para lograr que Bran Y Meera escapasen. Con Bran dentro de él, en el presente y el futuro, el hombre que fue el joven Willys, logrará contener al ejército más escalofriante, dando su vida en el empeño. Lo que no tengo muy claro es cómo se las van arreglar los traductores de la serie al castellano para cuadrar ese "hold the door" que repetido se convierte en 'Hodor'...

Pero, a la vez, un momento tan intenso se ve empañado por, como decía, una ridícula escena de acción, los Niños del Bosque son una mezcla entre Elfos y los niños perdidos de Peter Pan, el escalofriante ejército de los Caminantes Blancos parece sacado de la Perla Negra y, lo que es más importante, ¿cómo es posible que el ejército que va a poner en jaque a todo Poniente sea capaz de dejar escapar a un niño tullido y a su joven amiga? Lo que nos lleva a Meerea, visto como acaba con uno de los Caminantes Blancos con una lanza puede significar dos cosas, simple coincidencia, ya que la lanza está hecha de vidriagón (el material que acaba con ellos) o que no sea tal, y el hecho de que Meera acabe con un Caminante Blanco, como antes lo ha hecho Jon Snow, no sea ninguna casualidad. Aquí hay que hablar de otra teoría, mucho menos conocida, de los fans de los libros y es la que apuesta a que Meera Reed es la hermana melliza de Jon Snow, nacida de Lyanna Stark y Rhaegar Targaryen y entregada al hombre que entró en la Torre de la Alegría junto a Ned Stark, Howland Reed. Visto lo visto ayer, esto podría hacerse realidad.

En el resto de lugares del episodio tampoco tenemos grandes noticias, la resolución de la sucesión de Balon Greyjoy en las Islas de Hierro ha sido anticlimática, con Euron Greyjoy confirmando lo que ya sabíamos, que Daenerys va a utilizar sus barcos, de una manera o de otra, para volver a Poniente, y que la serie también diverge de los libros aquí, con Theon y Yara huyendo de su tío junto a una pequeña flota leal. En Meereen las cosas siguen desarrollándose despacio pero la aparición de una nueva sacerdotisa Roja, con una nueva elegida bajo el brazo, nos va a llevar a otra de las luchas interesantes por venir y es ¿qué religión terminará imponiéndose?

Por su parte, Arya sigue recibiendo palizas de la niña Bruce Lee hasta que, por fin, la mandan a hacer algo, acabar con la vida de una actriz. Cuando ve la representación de la obra en la que aparece la actriz, la decapitación de su padre, retratrado como un pobre bufón, por parte de Cersei y Joffrey, todo hace pensar que la más joven de las Stark será incapaz de dejar de ser nunca una Stark. En el Castillo Negro su hermana mayor recibe la visita de Meñique que, por primera vez en la serie, se queda sin palabras, cuando esta le hace adivinar las cosas que ha hecho con ella Ramsay Bolton. La nueva determinación de Sansa parece clara pero en el Castillo negro lo más interesante que volvió a pasar en este capítulo son las inenarrables miradas que Tormund sigue echando a Brienne.

Toda la verdad sobre Emilia Clarke y su último desnudo en 'Juego de Tronos'

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.