www.diariocritico.com
'Silicon Valley' 4x01: un nuevo Internet

'Silicon Valley' 4x01: un nuevo Internet

miércoles 26 de abril de 2017, 12:14h

'Silicon Valley' es una de las pocas telecomedias televisivas en las que el argumento, la trama, es tan importante o más que los 'gags'. Al final de la tercera temporada dejábamos a los chicos de 'El flautista' volviendo a empezar de cero, cogiendo las riendas de su empresa pero sin ninguna financiación detrás. Los personajes, y la serie, volvían al punto de partida. Con el comienzo de la cuarta temporada los creadores, Mike Judge y Alec Berg, intentan salir de esa zona de confort haciendo que Richard rompa con todo para buscar su propio camino.

((ATENCIÓN ESTA CRÍTICA PUEDE CONTENER SPOILERS))

Tras un divertido prólogo en el que vemos a Richard hacerse pasar por un piloto de Uber solo para tratar de engañar a un potencial inversor de que meta su dinero en la compañía, el capítulo pasa a enseñarnos su desengaño con el hecho de que su algoritmo se utilice únicamente para el video-chat. Está frustrado y no sabe cómo salir de esa situación, su revelación llegará por parte de la persona que menos espera, Russ Hanneman. Uno de los mayores capullos de Silicon Valley, y la serie ya nos ha enseñado unos cuantos, se convierte en la estrella del episodio cuando Richard va a pedirle ayuda económica para su video-chat. Tras ver claramente que Richard no cree en su propio producto le exhorta a que piense en qué quiere hacer con su genial algoritmo diciéndole que le parece que es como si Richard fuera gay y estuviera intentando salir con una mujer. Cuando el creador de El flautista le dice que quiere crear "un nuevo Internet", la respuesta de Russ no es otra que "mira, si esto del nuevo Internet es el hombre de tus sueños, el hombre al que te quieres follar, entonces necesitas follártelo. Ése es el hombre por el que pagaría para que follaras". El hecho de que suelte esta frase al lado de un colegio lleno de niños, mientras espera a su hijo, no parece importarle lo más mínimo. Cuando se da cuenta que les expulsaron de ese colegio, Richard corre al lado de una familia para avisarles de que Russ está a punto de salir haciendo ruedas con su flamante deportivo. Efectivamente, lo hace. Nunca pensé que diría esto pero, te echábamos de menos Russ.

Tras explicar su determinación a Monica, que sigue en Raviga, pero no en la mejor de las situaciones laborales, Richard sale hacia casa para confrontar a sus compañeros. Mientras tanto estos han hecho una especie de motín y han decidido relevar a Richard por Cabezón. Cuando finalmente llega a casa (por la puerta de atrás, rompiendo los planes de todos, como siempre pasa en esta serie), Richard les comunica que deja su puesto y que se marcha a buscar sus propios sueños, no sin antes cederles los derechos de su algorritmo para el video chat, quedarse con el nombre de El Flautista para sí mismo y poroponer a Dinesh como nuevo CEO de la compañía. Ni siquiera el fiel Jared está invitado a acompañarle en su nueva aventura, aunque, como no podía ser menos, Erlich se queda con el 10% de la misma al alegar que el algorritmo lo creó en su 'incbadora'. Esta nueva estrategia puede dar nuevo aire a una serie que estaba empezando a dar círculos sobre sí misma. Parece que Judge y Berg, como Richard, se habían cansado de trabajar sobre seguro y quieren probar otras cosas. Habrá que ver si el experimento es un éxito o un fracaso.

PD: Gavin Belson sigue siendo un capullo egomaníaco pero su historia ha dejado de estar conectada con la principal y cuesta ver hacia dónde van con él. Volviendo a lo que decía al principio, la historia de Gavin sí que parece una telecomedia al uso, en la que importan más los 'gags' que la trama...

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios