www.diariocritico.com
     

Entrevistas

> Repasamos con el periodista y escritor Manuel Ángel Menéndez el intento de golpe de Estado de 1981

Manuel Ángel Menéndez es periodista y escritor. Ha pasado por las redacciones, entre otras, de la agencia OTR, Interviú, El Globo, Diario 16 y diversos medios digitales, así como por Tele 5, Antena 3 y TVE. En Diariocrítico fue redactor jefe y corresponsal político. Es autor o coautor de 18 libros, entre ellos el de '23-F: la conjura de los necios', y ha producido 5 documentales para televisión. Este 23 de febrero charlamos con él del famoso golpe de Tejero y compañía, y nos analiza cuánto de actualidad está aún este negro episodio en nuestro país.

> “Nunca acabaré diciendo a mis hijos aquello de ‘¡ya te lo dije!’” (Pepe)
> “Saco siempre de mis personajes todo lo que me aportan y, al mismo tiempo, lo que yo soy, se lo doy a ellos” (Elena)
> “Querría tener descendencia, pero viendo cómo van las cosas en el planeta Tierra, me echo un poco para atrás” (Samuel)
> “Mi madre me dijo que si quería dedicarme a esto del teatro, ya podía ir dejando de llorar porque vas a tener que ir acostumbrándote al ‘no’ durante toda

No es fácil reunir a los cuatro miembros de la familia porque cada uno de ellos tiene su propia y ajetreada vida profesional. Lo seguro durante los últimos años es encontrar a uno o a otro –cuando no todos a la vez aunque, eso sí, en distintos montajes-, sobre un escenario (entre otros, Mármol, De buena familia, Rinoceronte, El burlador de Sevilla, La ternura, Enrique VIII, El viaje a ninguna parte, El chico de la última fila o La respiración…), en series de televisión (Aida, Acacias 38, Servir y proteger, Olmos y robles o Matadero…) e, incluso, en alguna película. Pero los cuatro, Pepe Viyuela, Elena González, marido y mujer, y con una sólida y prolongada carrera como intérpretes, y sus hijos Samuel y Camila Viyuela González, tienen algo más en común: son actores de oficio que basan su satisfacción personal y profesional en el trabajo continuado y, además, no se dejan deslumbrar fácilmente por el brillo de la fama.

> Entrevista a la concejala-presidenta de Arganzuela y Usera

Rommy Arce está a punto de finalizar su mandato como concejala-presidenta de Arganzuela y Usera. Lo hace con alguna que otra reprobación de la oposición y con muchas polémicas, pero con fuerza suficiente como para intentar repetir. Eso sí, no con el equipo en el que se integra en la actualidad -Ahora Madrid- sino en una confluencia en la que estará Izquierda Unida y, quizás, Podemos. Esta, dice, nace para dar esperanza a los que se han sentido "decepcionados" con Manuela Carmena, con quien airea sus diferencias y a la que culpa de romper la unidad de la izquierda. En la sede de uno de los distritos que dirige, recibe a Madridiario para hablar de su proyecto político, de Más Madrid o de Lorena Ruiz-Huerta. También de su citación judicial, que ya ha recurrido.
La líder de Vox en Madrid, Rocío Monasterio (1974), recibió a nuestro diario hermano 'Madridiario' justo cuando Pedro Sánchez puso fecha para las elecciones generales, lo que le sirvió para retrasar hasta "finales de marzo" la confirmación -casi segura- de su candidatura a la Comunidad. Llegó a la sede -en proceso de mudanza porque se les ha quedado pequeña- "acelerada": traía 20 minutos de retraso debido a los atascos (los de Carmena). Esta madrileña de raíces asturianas y padre cubano, arquitecta y madre de cuatro hijos, presume de humildad, sobre todo, la de su partido, que concurrió a los comicios andaluces "pagando sólo 5 sueldos y con un presupuesto de apenas 150.000 euros". Ahora habla "sin miedo" de su ideología más polémica y, ya con el piloto preelectoral encendido, promete soluciones para todo si su partido logra ser llave de Gobierno.

- “No entiendo a la gente que loa por loar, ni a la que destroza por destrozar”
- “No me corto ni debajo del agua… Eso sí, intento opinar solo cuando me preguntan”
- “El periodismo digital tiene ahora mucha, mucha, mucha importancia”

A finales de agosto pasado, cuando termina una temporada teatral y comienza otra, María Díaz, periodista especializada en las artes escénicas, suelta un correo con la relación de espectáculos sobre los que te va a informar en el próximo cuatrimestre. Los conté por curiosidad, y eran unos 25 (entre ellos Lehman Trilogy, Cuzco, La historia del zoo, El maestro Juan Martínez que estaba allí, Iphigenia en Vallecas, Donde el bosque se espesa, ¡Ay, Carmela!, Juguetes rotos…).
Por MDO
A partir de este jueves, el Teatro Circo Price acogerá la IX edición del Festival Internacional de Magia de Madrid, que contará con la presencia de los mejores magos del mundo. Su director, Jorge Blass, ha visitado la Terraza de Gran Vía para explicar que también habrá una entrega de premios en la que galardonarán a Juan Tamariz junto a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Además, el prolífico mago ha recogido el guante lanzado por Constantino Mediavilla, presidente editor de Madridiario, de realizar en la capital un espectáculo de magia al aire libre.

  • “Mi labor principal es la atención a los espectadores, por un lado, y a las compañías, por otro”
  • “Hay que tenerlo todo muy bien preparado, porque siempre puede surgir algún imprevisto”
  • “Hay mucha diferencia entre unas y otras salas de teatro y eso lo sufren en carne propia las compañías”
  • “Para que un espectador pueda sentarse a ver un espectáculo, ha habido antes un inmenso trabajo”

Licenciada en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid y feminista militante, Belén García es la jefa de sala de los Teatros Luchana desde poco después de que este espacio multisalas abriera en la capital de España, y de eso hace ya cuatro años. Su amor por el teatro es tal que, cuando toma vacaciones, o días libres, suele ser para acudir a ver alguna función en otras salas.

  • "La cultura sigue siendo un hermano pobre de la identidad española"
  • "Me gusta mucho el salto técnico que supone transitar entre el cine, el teatro y la televisión"
  • "No creo en ninguna escuela concreta. Hay muchos caminos para llegar a la verdad…"

Fernando Cayo nació en Valladolid, un mes antes de aquel mayo de 1968, el año que los estudiantes parisinos se lanzaran en tromba a la calle reivindicando una revolución social que no se sabe muy bien si llegó a cuajar de verdad, pero lo cierto es que aquella fue una generación que removió el mundo y marcó toda una época. "Quizás mi espíritu de lucha venga de ahí", nos confiesa el actor a quien, traspasada ya la cincuentena, acaba de recibir la buena noticia de que en 2019 estará grabando la tercera parte de La Casa de papel, la serie en español más vista de Netflix en todo el mundo ("incluso se está doblando ya al inglés cosa que antes no se hacía").

  • “Mi mundo es el del teatro. Vivir en él implica un precio a pagar que es la incertidumbre laboral, el vértigo de no saber qué va a ser de ti en unos meses”
  • ”Los actores tendríamos que saber decir muy bien los textos, hacerlos creíbles y, a través de ello, conseguir remover el alma del espectador”
  • “La relación con los objetos que maneja un personaje, determina mucho su configuración”

Afable, cercano, reflexivo, profundo y extraordinario conversador, Ernesto Arias (Asturias, 1969) -además de estupendo actor y director de escena, debe de ser un magnífico profesor porque su discurso es calmado, envolvente, progresivo y seductor. Y, sobre todo, tiene una enorme facilidad de escucha, porque su respuesta parte siempre del argumento que acaba de atender en su interlocutor para apoyarse en él antes de dar el suyo. Rara avis en los tiempos que corren en donde casi nadie escucha a nadie.

  • “¡Hay que leer!, ¡en papel, en una Tablet, o en lo que sea, pero hay que leer, y dejarse ya de tanto videojuego!”
  • “No hay nada peor que un espectador muerto, o un actor muerto encima del escenario”
  • “Utilizo un perfume distinto para cada personaje. Si no tengo ese olor que he elegido para él, no me siento bien”

Hija de actores, nieta de actores y bisnieta de actores, Nuria Gallardo (Madrid, 1967), no concibe la vida sin pisar un escenario: “esto es un veneno, ya lo sabes, y no se puede dejar hasta la muerte”. No en vano, hace ya 42 años que lo ha venido compartiendo con tres generaciones de actores: la de sus padres, Manuel Gallardo y María Jesús Lara, la suya, y la actual. Entre muchas otras figuras del teatro, ha actuado con José María Rodero, Guillermo Marín, José Bódalo, Encarna Paso, Berta Riaza, Agustín González, Carlos Lucena, Joaquín Notario, Manuel Galiana, Carlos Hipólito, Helio Pedregal, Blanca Portillo, Marisa Paredes, Chema Muñoz o Luisa Martín…

  • “Si mis alumnos me siguen por Twitter, pueden saber buena parte de mi vida en estos últimos años”
  • “Aunque es un género que me atrae, los musicales tienen precios desorbitados para mi economía”

Profesor de Lengua y Literatura desde hace ya varios lustros en el Instituto “Politécnico” de Soria, Jesús Esteban Hernández -aunque todos sus amigos y sus compañeros lo conocen por Chechu-, es uno de los espectadores de teatro más fieles y apasionados que conozco. “Soy un espectador nato pero luego en clase, actúo todos los días”, confiesa con cierta ironía. Como José María, uno de los personajes de ‘Un bar bajo la arena’ (el montaje de José Ramón Hernández con el que el Centro Dramático Nacional ha conmemorado sus primeros 40 años de existencia, tras su creación por Adolfo Marsillach en 1978), Chechu es feliz simplemente como espectador de teatro.

  • "Los vanguardistas nos ven como convencionales, y los convencionales como vanguardistas"
  • "Es verdad que fuimos artísticamente ambiciosos, pero es que hay que serlo"
  • "Todo nuestro trabajo ha tenido siempre mucho que ver con el hecho de pasar mucho tiempo juntos"

Nació como compañía modesta, decidida, ilusionada, disciplinada, renovadora –incluso, teatralmente hablando, hasta revolucionaria-, y constante. Probablemente en el mejor de sus sueños, Itsaso Arana (Tafalla, Navarra, 1985), Violeta Gil (Segovia, 1983) y Celso Giménez (Valencia, 1983), –el núcleo original de La Tristura (Madrid, 2004)-, no pensaron en ese momento que podrían seguir así durante casi tres lustros. Pero aquí siguen, decididos, valientes, originales, atrevidos, humildes y huyendo de las etiquetas, de las modas, de los movimientos artísticos aunque eso sí, haciendo siempre un teatro personalísimo, equidistante de la modernidad y la tradición y con un principio fundamental en sus montajes: hacer de la emoción, de la sacudida interior del público, el norte de sus espectáculos.
2,265625