www.diariocritico.com

Una original “Eva contra Eva” en versión libre de Pau Miró, en el Teatro Goya de Barcelona.

Las dos protagonistas de la obra.
Ampliar
Las dos protagonistas de la obra. (Foto: SÍlvia Poch)

El teatro por dentro y dos actrices que se enfrentan al mismo papel cautivan al espectador

lunes 13 de septiembre de 2021, 12:12h
En el Teatro Goya se está representando “Eva contra Eva”: una versión libre de Pau Miró sobre el clásico cinematográfico de Joseph L. Mankiewicz (“Eva al desnudo” en su título original). La historia gira en torno a dos actrices- una veterana ya en decadencia- y otra aspirante a escalar la fama en el mundo de la interpretación. El espectáculo lo dirige Silvia Munt y un plantel de excelentes actrices y actores. Las dos protagonistas: Emma Vilarasau y Nausicaa Bonnín; y Álex Casanovas (el director y amante de la actriz veterana), Andreu Benito (el crítico), y Miriam Alemany (representante ).

“Eva contra Eva” oscila entre la comedia ácida y el trhiller. A lo segundo contribuyen unas inquietantes imágenes donde aparece la protagonista principal. Puede hablarse de un conflicto “ de género” entre dos mujeres, que tienen más coincidencias de lo que pueda parecer en un principio. Aparece el tema de la falta de papeles para mujeres maduras en el teatro (extensivo al cine), y de obras escritas para mujeres...por hombres. Se ironiza sobre la figura del crítico, que es la pesadilla de muchos actores …

En el espectáculo hay teatro dentro del teatro, y se aprovecha esa disciplina artística para hablar de la vida en general, cosas con las que los espectadores se pueden sentir identificados. Está espléndida Emma Vilarasau, a la que le da cumplida y brillante réplica Nausicaa Bonnín (la actriz joven). Solvente Àlex Casanovas, con un papel que tiene distintas oscilaciones. Impecable el veterano Andreu Benito (que hace otro papel además del crítico, que no podemos desvelar)...Y eficaz Miriam Alemany.

Sorpresa

La virtud de la obra es que tiene al espectador en vilo y en constante sorpresa, especialmente en la parte final, con originales situaciones. Eso es independiente de que haya visto- o no- la película original de Mankiewicz. El conflicto generacional es uno de los temas principales, junto a la vulnerabilidad, y la propia vida. El personaje de Eva que interpreta Vilarasau es el de una mujer muy frágil, que intenta esconder bajo una apariencia de fortaleza. Y el de Bonnín contiene también esa fragilidad, unida a un mar de contradicciones e impotencia, ante la dificultad por abrirse paso en la profesión de actriz...

En el escenario hay un original juego de espejos y a su vez pantallas, que confieren al espectáculo ese aire de trhiller. “Eva contra Eva” ha sufrido muchas vicisitudes hasta recalar en el Teatro Goya. Tendría que haberse estrenado en otro teatro del grupo Focus: el Romea. Pero surgió la pandemia; aún así pudo hacerse una representación en la provincia de Barcelona, y todavía corta gira. Ahora, con unos excelentes resultados de taquilla, permanecerá en el Teatro Goya hasta finales de Octubre. Hay funciones de martes a domingo, y con dos por la tarde los sábados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios