www.diariocritico.com

¿Marca o carca España?

Un artículo de Ángel Arranz

viernes 19 de mayo de 2017, 17:47h

El reciente pasado mes de abril, escribí, en síntesis, sobre el clima atmosférico, de los principales climas restantes y de los trastornos que originan los atracadores en el sector público, mixto y privado disfrazados de líderes o lidercillos… que son la negación de la eficacia y de la ejemplaridad. Atracadores impresentables e incompetentes que nos han metido en aires, aguas, suelos y vuelos tan terribles como tóxicos. Gentuza que multiplican por mil, o más, el peligro de los dentistas avarientos o chapuceros. Los malos dentistas dañan a cientos de personas; los malos y peores lidercillos políticos-económicos, avalados por liderazgos o lideresas bajo sospecha… dañan a miles o millones de personas.¡Dolorosas y preocupantes carencias hay en España por los siglos de los siglos…

¡Qué es eso de la Marca, o ¿Carca?, España! Este mes de mayo escribo sobre el protagonismo de los cocineros, de cocina. Y muy breve, escribo de lo que se ha cocinado, ¿y se sigue cocinando? –basta con una sola muestra-, en sitios o lugares blindados donde la opacidad y la falsedad de datos, de méritos y de materias primas y sus consecuencias… siguen estando a la orden del día. Pongamos como ejemplo la infinidad de tramas y trampas de atracadores que desde hace décadas practican con el abastecimiento de agua para Madrid… ¿y para abastecer a toda o a casi toda España?

Sí, me voy a extender un poco más con los cocineros de cocina… porque nos han sorprendido que inmaculados “reyes del fogón” tengan… presuntos trapos sucios en el mes de las comuniones y de las flores. Está bien que se vayan conociendo y reconociendo a profesionales más allá de los profesionales “clásicos”, ya sean futboleros, folloneros, politiqueros, pintureros o postureros…algunos, presuntos corruptos fiscales… que en demasiados casos tienen tantas y parecidas contradicciones a las que tiene el sentido común de nuestro presidente Mariano; o a las contradicciones que a través de los medios de comunicación bipartidistas… prepara, guisa, y sirve el sistema.

Contradicciones que desbordan, desconciertan, desaniman o desarman el buen juicio de millones de personas. Contradicciones arrogantes, amenazadoras o insultantes… ¿con qué objetivos finales? Está bien que conozcamos y reconozcamos a cocineros de cocinas, pero de eso al hartazgo de programas relacionados con lo que siempre han hecho igual o mejor nuestras madres y abuelas en los pucheros…hay otro camelo y hay otro abismo.

Camelo, porque producen burbujas gastronómicas. Abismo, porque potencian nuevos eventos o inventos, novedades… que están por conocer y valorar su verdadero alcance alimentario, económico y social. Eso sí, entre el camelo y el abismo, la cuenta, por comer, suele ser un sablazo. Cocineros -¿de la élite?-, que pasan muchas horas diarias en tv, radio, tertulias, artículos en prensa, portadas en revistas, libros, inauguraciones, etc. etc.

Por mi trabajo –agente comercial-, he comido y cenado en sitios normales con una relación calidad-precio razonable. Esos cocineros anónimos son profesionales admirables. Los demás –donde he picado o me han hecho picar en alguna ocasión-, son, en principio, experimentos normales y también anormales de “genios” que hacen pagar más, mucho más…por el continente que por el contenido.

Estos días de la primera quincena de mayo, han salido a la luz un par de casos donde las condiciones-relaciones laborales de michelines, –cocineros rollizos con estrellas Michelín-, son de explotación impura y dura con muchos de sus colaboradores. No sabemos si los aspirantes a “estrellas”, o a estrellarse, cuanto trabajan y cuanto estudian en las muchas horas diarias que pasan en los establecimientos de los michelines…el caso y la cosa es que no les dan un euro por sus actividades. Es decir, que a esos mozos y mozas les tienen que financiar los padres sus mínimos caprichitos o viajecitos antes de irse a descansar y dormir en pisos o chalets superpoblados. Pisos y chalets propios o alquilados de los michelines.

Claro, muchos de esos padres llegan con dificultades a mediados o a finales de mes; y muchos padres no pueden mantener a hijos que ya están trabajando. ¡Joer, que cimientos ponemos para nuestro futuro individual y colectivo! Se me ha olvidado escribirlo en el párrafo anterior. Resulta que “el jefe de la patronal integral”, un tal “juan rosell”, ve correcto ese camelo tan neoliberal como abstracto, asegura que él mismo paso por el tubo… y a donde ha llegado. Algunos cocineros de renombre también aseguran que el tinglado funciona así o no es rentable. Y otros dicen que es un privilegio aprender de y con las “estrellas”. ¡Que abismo hay entre lo que parece y lo que es!

La guinda agria, o la guindilla picante la pone en esos “pasteles”, “otro genio michelín” de las ollas y derivados. Inaugura un limitado y novísimo evento cultural-gastronómico al módico precio de 1.500 euros por cada visitante, le da igual que sean visitantes consumidores o consumidos…se trata de hacer caja y “figurar”.Hago mi cuenta…y cada españolito tendríamos que vivir cuatro millones de años para darnos un homenaje al placer estomacal en ese “templo”… porque solo sirven doce degustaciones diarias.

El invento es tan esotérico y estrafalario que produce repelús con solo imaginarlo. Y también me producen dolor de estómago las cocinas que trapichean y los cocineros trapisondas. Como somos la mitad o más, los españoles que de antemano renunciamos a nuestro turno de los 1.500 euros, todos los optimistas neo liberales del pp-psoe-ciudadanos tendrán que esperar algo menos de dos millones de años para darse el festín. ¡Que tengáis pronta y buena digestión!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios