www.diariocritico.com

Crítica de la película

'7 días en La Habana': Sin salir del tópico

'7 días en La Habana': Sin salir del tópico

> Lea todas las críticas de cine

viernes 05 de octubre de 2012, 17:55h
La mayoría de las historias que componene '7 días en La Habana' no van más allá de los clichés mil veces vistos, ron, tabaco habano, preciosas mulatas, ganas de salir de allí. Es significativo que la única historia fuera de esto sea la mirada completamente extraña del palestino Elia Suleiman, alguien que se siente un extraterrestre en otro planeta, pero que es capaz de contemplar cosas más allá del tópico.
Es una pena que pase esto con semejante plante de directores, pero es que más allá de Suleiman o Noé poco más ofrece esta semana en la capital cubana. El estreno como director de Benicio del Toro abre la película con una historia poco interesante sobre un joven turista estadounidense. No está mal rodada pero la historia no pasa de anécdota. Es curioso como los guiones del cubano Leonardo Padura, que deberían estructurar los siete relatos sean los más flojos de la misma. Especialmente el que firma Julio Medem, una trilladísima historia sobre un ejecutivo musical español y una joven cantante mulata que se debate entre su futuro y su amor.

Por el lado positivo se puede hablar de 'El ritual' de Gaspar Noé, una incursión en la tremenda influencia africana de la isla, en la que las poderosas imágenes hacen innecesaria las palabras. Eso sí, es una pieza totalmente independiente y no casa bien con el resto de las historias. Tampoco pega mucho la que dedica el realizador argentino Pablo Trapero a Emir Kusturica. El realizador serbio-bosnio se interpreta con fuerza a sí mismo pero la historia no deja de ser una mínima anécdota sin ningún poso emocional.

La mirada de Suleiman es, sin duda, la más acertada. Sintiéndose un alien en tierra extraña, mientras espera una entrevista con Fidel, encuentra sus únicos puntos de conexión en las figuras de espaldas que contemplan el mar en el rompeolas. Puede que las mejores historias sean esas que no nos cuentan.

Una de las peores cosas que le pasa a esta película es que a veces parece más un anuncio turístico que una película, además la tremenda irregularidad de sus historias también juega en su contra. Es evidente que La Habana encierra miles de grandes historias, sólo que no son estas siete.

Vea también:

- 'El fraude': Altas finanzas, dudosas morales
- 'El artista y la modelo': Bellas formas, difusos fondos
'Si de verdad quieres': Una tragicomedia, ni trágica, ni cómica
'Sin frenos': Pura adrenalina
'Contrarreloj': Un nuevo hito en la carrera de Nicolas Cage
'Mátalos suavemente': Guiño, guiño, codazo, codazo
'Dredd': Acción y violencia sin aditivos
'Shanghai': Tócala otra vez, Sam
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.