www.diariocritico.com

El ciclismo: bueno para nuestra salud y para el planeta

El ciclismo: bueno para nuestra salud y para el planeta

Muy pocas veces se es capaz de encontrar una actividad que tenga ni un solo punto negativo. Pues bien, esto es justo lo que sucede con el uso de la bici. Se mire por donde se mire, pedalear es una actividad beneficiosa para los usuarios individuales, pero también para todos los que los rodean y para esa madre naturaleza que no deja de necesitar una ayuda para paliar los estragos de la contaminación.

Un vehículo capaz de transformar culturas

La bicicleta no es para nada un vehículo antiguo. Pese a su simplicidad, no fue hasta el siglo XIX cuando se comenzaron a usar los primeros modelos y, además, en aquellos momentos no era más que un artículo curioso que usaban algunas personas extravagantes para dar espectáculos públicos.

Pero pronto la bicicleta reveló las posibilidades que tenía. No sabemos qué hubiera sucedido si los pueblos antiguos y medievales hubieran contado con un artilugio como la bicicleta, capaz de reducir los tiempos de viaje sin necesidad de depender de animales como los caballos y que no necesita ningún combustible que no sea el de las piernas de la persona que la lleva.

Sin duda, lo anterior es material para una buena serie de películas de ciencia ficción con carácter retro en las que muchos eventos de la humanidad se podrían reescribir insertando la bicicleta. Tal es el poder de transformación de este vehículo de dos ruedas. Eso sí, el poder que nos interesa aquí es el de escribir el futuro.

La bicicleta ha demostrado que tiene la llave para mejorar la sostenibilidad de las sociedades en un momento en el que muchos países se están esmerando por aumentar la protección del medio ambiente. Y eso sin quitar los beneficios que tiene para la persona que la usa, todo ello acompañado de otras ventajas como las siguientes:

  • Es uno de los medios de transporte más económicos que existen.
  • El equipo de ciclismo es hoy muy accesible.
  • Existen carriles por los que se puede circular con una bici de forma segura.

La bicicleta y la salud personal

Empecemos con esa lista de beneficios que tiene la bicicleta por lo que nos toca de forma más cercana: nuestra salud. No hay que perder de vista que la propia OMS ha declarado un día para promover el uso de este vehículo a nivel mundial, por lo que algo han tenido que ver los expertos en la bici para darle tanta importancia.

Y lo que han visto no es otra cosa que la capacidad que tiene este vehículo de alejar el sedentarismo de la vida diaria y animar a las personas a transformar aspectos de su día a día, como es el trayecto al trabajo o al mercado, en actividades saludables.

En lugar de coger el coche para un trayecto corto, hacerlo en bicicleta es una forma de darle al corazón un extra de actividad en forma de entrenamiento, algo que nos va a agradecer en cuanto el montar en bici se nos convierta en un hábito.

La salud de los demás y el medio ambiente

Otra de las ventajas que ha convertido la bici en una solución para muchos de los problemas que asolan a la sociedad actual está relacionada con lo que antes hemos expuesto. Si cambiamos el coche por la bici para fortalecer nuestro sistema cardiovascular, al mismo tiempo estaremos reduciendo los niveles de emisiones contaminantes.

Con ello conseguimos cuidar a los demás dándoles a respirar un aire más limpio y, además, reducimos los niveles de CO2 aportando un respiro a nuestro hábitat, algo especialmente importante en las grandes ciudades, que muestran niveles de polución alarmantes.

No es de extrañar que la propia OMS también destaque este aspecto. Ya son muchos los países en los que la bicicleta se ha convertido en algo esencial para el día a día de sus ciudadanos. Ahí tenemos ejemplos como la China, la India o ciudades tan cercanas como Ámsterdam, en la que incluso hay más bicicletas que personas.

Lo que está claro es que la bici tiene que seguir siendo una apuesta de las autoridades para reducir los niveles de emisiones y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, algo que no se debe perder de vista de ninguna forma. Así, el medioambiente y la salud son los grandes beneficiarios del uso de la bicicleta, consiguiendo que ambos aspectos mejoren sin ningún esfuerzo adicional.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios