www.diariocritico.com

accidente de tren Alvia Santiago

El maquinista del tren Alvia siniestrado en Angrois en 2013 ha asegurado en la Comisión del Congreso que "era un accidente anunciado en una línea carente de toda medida seguridad". Así se ha pronunciado sobre el accidente en el que murieron 80 personas y 131 resultaron heridas al descarrilar el tren en una curva a situada a unos 3 km de la estación de Santiago de Compostela.

La Plataforma Víctimas Alvia 04155, que agrupa a la mayoría de víctimas y familiares afectados por el grave accidente ferroviario ocurrido el 24 de julio de 2013 en Santiago de Compostela, conmemorará el segundo aniversario de esta tragedia con una concentración para reclamar "verdad y justicia".

El maquinista Francisco José Garzón Amo no pudo salvar en 2013 la curva de A Grandeira, a la altura del barrio compostelano de Angrois, zona cero de la tragedia ferroviaria de la que mañana se cumple un año y sobre la que pesan interrogantes y la petición unánime de una exhaustiva investigación.

La Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios ha concluido que las causas del accidente ferroviario ocurrido en Angrois el pasado verano fueron la "velocidad inadecuada" y un "despiste" del maquinista por responder una llamada de teléfono.

Renfe prevé instalar en los trenes un sistema de GPS de ayuda a la conducción que informará a los maquinistas sobre la velocidad máxima permitida en cada tramo y le advertirá en caso de que ese tope se supere, según informó la ministra de Fomento, Ana Pastor.

Según Rafael Hernando, portavoz adjunto del Congreso

> No cree que deba dimitir el presidente de Adif "porque sólo llevaba tres meses"

El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha apuntado este jueves que el juez que instruye la causa por el accidente de tren de Angrois deberá determinar si "tuvo algo que ver" en este siniestro "el hecho de que el proceso inicial se modificara para acabarlo antes y cortar una cinta". Un ataque al Ejecutivo anterior de los socialistas, aunque la tragedia aconteció bajo el Gobierno actual del PP.

La Audiencia Provincial de A Coruña ha ordenado reabrir la instrucción que investiga las causas del accidente del tren Alvia que supuso 80 muertes y más de un centenar de heridos el 24 de julio de 2013 en el barrio compostelano de Angrois.

> La línea debía estar a 160 km/hora y no 200, tope con el que el tren "probablemente no habría descarrilado"

La línea ferroviaria entre Ourense y Santiago, en la que se produjo el trágico accidente de Angrois en julio de 2013, que ocasionó 79 muertes y dos pendientes de reconocer, debía estar limitada a una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora y no de 200, debido a una "irregularidad" en la ubicación de las balizas previas detectada por el perito Ángel Luis Sánz Cubero. En su informe definitivo aportado al Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago, este experto maquinista advierte "una anormalidad" referida a la ubicación de las balizas previas de "todas las señales avanzadas que hay en la línea", pues están situadas entre la segunda y la tercera pantalla a 300 metros de la señal, cuando según la normativa que regula la alta velocidad (PTO) deben estar a 500 metros.

El jurado designado por la Fundación Príncipe de Asturias ha considerado aceptar la candidatura de los vecinos de Angrois al Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2014, según ha informado la Federación de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, entidad que presentó esta propuesta.

El juez Luis Aláez, que instruye el caso por el accidente del Alvia el pasado 24 de julio en Angrois, donde murieron 79 personas, ha llamado a declarar como imputados al expresidente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) Antonio González Marín, al exdirector de Seguridad en la Circulación Andrés Cortabitarte López y a nueve miembros del consejo de administración del organismo cuando se abrió la línea Ourense-Santiago, según un auto notificado este viernes.

El juez busca responsabilidades más allá del maquinista

El juez Luis Aláez, que instruye la causa sobre el accidente ferroviario en el que el pasado 24 de julio fallecieron 79 personas y resultaron heridos más de un centenar de pasajeros, ha llamado a declarar en calidad de imputados a cinco responsables del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), entidad a la que, además, solicita que facilite las identidades de personas que ocuparon esos cargos desde la puesta en servicio de la línea ferroviaria para proceder también a su imputación.