www.diariocritico.com

Albacete

Aunque Paco Ureña volvía al lugar del drama, el percance de hace un año que le costó perder la visión del ojo izquierdo, y la plaza se volcó con él, sus fallos a espadas y su pésimo lote le mpidieron el triunfo que deseaba de forma parigual a los albaceteños. El éxito fue para un Castella inspirado, que cortó dos excesivas orejas, y el fracaso gordo fue, una vez más, para la divisa, como en casi todo el abono, en este caso de Montalvo, mientras que Aguado pasó de puntillas.

Una de las características de los festejos en Albacete, además de lo esencial que es la presencia del toro, es el descanso entre el tercero y el cuarto para degustar las buenas viandas de la gastronomía paisana. Y el lunes, Emilio de Justo, con una gran faena en el último que le valió para salir a hombros, participó a su manera en la merienda, comiéndose profesionalmente a dos figuras como Ponce, en mayor medida, y Perera, que se habían traído un encierro de una de sus divisas favoritas, la de Juan Pedro Domecq. La misma que había pegado un petardazo el año pasado. La misma que seguramente nos tragaremos el próximo. Y no olé.

Suspendido por la lluvia el festejo del viernes con El Juli, Manzanares y Ureña en el cartel

Cara y cruz de la fiesta, a medias. Porque, aunque el local José Fernando Molina salió a hombros tras cortar dos orejas (una y una), tampoco fue la suya una actuación maciza y para tirar cohetes. Porque, aunque el mexicano San Román sufrió el escuchar los tres avisos en su último bicorne, bien presentado como el resto a excepción del sexto, no fue por inútil –bueno, un poco sí- con el estoque, sino por confiarse esperando que doblara el bicorne sin entrar a matar una segunda vez para cortar otra oreja que le abriera también la puerta grande y amontonarse a toda prisa con el verduguillo. Por su parte, la corrida del viernes, para la que había enorme expectación, se suspendió por la lluvia. Formaban el cartel, con toros de Garcigrande, los matadores El Juli, Manzanares y Paco Ureña, que volvía a Albacete un año después del percance que sufrió en este coso y por el que perdió la visión del ojo izquierdo.

Ya se sabe que como tantas veces, demasiadas veces, el peor de los tópicos se cumple. Sí, aquel que espeta lo de corrida de expectación, corrida de decepción. Y, orejitas aparte, es un resumen perfecto de lo que aconteció este martes en Albacete, con dos consagradas figuras en el cartel, Enrique Ponce -que sustituía a Roca Rey- y El Juli, y uno de los casi nuevos, Álvaro Lorenzo, que defraudaron a partes iguales. Eso sí, la única noticia positiva fue que tras muchos años de desafueros, el ganadero Daniel Ruiz echó una corrida presentable.

No se cansa Rubén Pinar de acumular salidas a hombros en su tierra. La octava consecutiva, una marca inigualada y muy posiblemente inigualable, sumó en el inicio del abono septembrino. El albaceteño de Tobarra, con el apoyo de sus paisanos, demostró encontrarse en plena sazón de torería, dispuesto a escalar posiciones en el escalafón, para lo que le falta un triunfo en Las Ventas, donde lleva casi tantos toros, ocho, que no sólo no le han dado juego, sino que incluso en varias ocasiones le han herido de gravedad. Sumó cuatro orejas; dos de ellas indiscutibles en cualquier coso incluso de primera categoría: las obtenidas frente al primero, de la divisa de La Reina, y quinto, del hierro hermano de El Tajo. Y otras dos, con más reparos: las del Victorino corrido en cuarto lugar y la del cierre de Daniel Ruiz.

Inasequible al desaliento. Lo de Rubén Pinar y sus continuas hazañas táuricas en Albacete es digno de entrar en el Libro Guinnes de los récords. Porque ante una interesante corrida de La Quinta, exigente y de magnífica e igualada presentación -cuyas guapas caras fueron aplaudidas al aparecer por chiqueros-, fue capaz de descerrojar por sexta vez consecutiva la Puerta Grande del bello y centenario coso neomudéjar. En cambio no dio la talla José Garrido, que sólo brilló con el percal, y cumplió de sobra el también local Andrés Palacios, sustituto a última hora del anunciado Fortes. Y es que, como dicen los versos del inolvidable Ismael Belmonte: "Aquí hay toreros". Y los seguirá habiendo con los frutos de la magnífica Escuela Taurina, como la revelación de esta Feria, José Fernando Molina, o ese aventajado alumno aún sin picadores y coleccionador de Puertas Grandes que es Fran de Vane.

La tragedia ha querido ser protagonista, una vez más, en la Fiesta. Y le ha tocado a un gran torero como Paco Ureña, que sufrió un pitonazo muy fuerte en el ojo izquierdo cuando recibía de capote al cuarto toro de la tarde y que, en palabras del doctor González Masegosa -jefe de la enfermería, donde le atendió tras la cornada para mandarlo después al Hospital General-, a primeras horas de la madrugada de este sábado, pueden llevarle a perder la visión. A esa hora, todavía el coletudo estaba en el quirófano del Hospital, donde los cirujanos le habían salvado el ojo, pero posiblemente no la visión. Todo lo demás de lo ocurrido en esta séptima de Feria, en la que destacó Ginés Marín, que cortó una oreja, poco importa. Y, como se ha sabido a lo largo ya de este sábado, las peores perspectivas se han ido confirmando, pues tras cuatro horas de quirófano, se le ha salvado el ojo a Ureña, pero es muy difícil que recupere la visión.

Por méritos propios y sumando dos orejas nada paisanas y que se le habrían concedido de forma parigual en cualquier coso, Rubén Pinar volvió a dar otro aldabonazo con una nueva salida a hombros en Albacete a base de buen toreo. La antítesis de un teatrero Fandi, que logró una de escasa importancia (y petición). Con un encierro de Torrealta noblón y soso, aunque de enorme trapío y ofensivas defensas, completó la terna Antonio Ferrera, que dejó algunos detalles sueltos.

El espíritu y las casi irrepetibles formas toreras de Dámaso González, al que la cornada del cáncer se llevó para siempre hace un año, alumbraron la primera novillada del abono gracias a otro coletudo local, José Fernando Molina, que en su debut con los del castoreño pegó un aldabonazo con un triunfo macizo de tres orejas y la correspondiente Puerta Grande. El otro debutante alumno de la Escuela Taurina, Adrián Villalba, que perdió un trofeo con la tizona, y el también paisano Cristián Pérez, fueron ovacionados. Todo ante un interesante y encastado, en diversos matices, encierro de José Manuel Collado con trapío de toro.

En la sede de la Casa Regional y de la Asociación Cultural Albacete en Madrid

En un brillante acto también se presentó un disco de las Cuadrillas y se regalaron nueces

En estos posmodernos tiempos tan proclives a la publicidad, no se cumple el refrán de que 'el buen paño en el arca se vende'. Ni lo más mínimo. De ahí que uno de los pueblos más dinámicos y con más valores de todo tipo de la región, el albacetense de Nerpio, eligiera a la Casa de Castilla-La Mancha en la capital de España para dar a conocer una de las citas festivas más importantes de que puede presumir: La que en principio, hace casi una década, comenzó como Feria de la Nuez, y que desde sus tres últimas ediciones, para redondear su atractivo, añadió un amplio repaso a las tradiciones del pueblo. La correspondiente a este año, que tendrá lugar durante el tercer fin de semana de este mes de noviembre, los días 15, 16 y 17.

Desarrollada por un alumnos de la UCLM en colaboración con Estudio Click

El alumno de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) Álvaro Real Abellán ha desarrollado la aplicación informática (APP) de 'El Lienzo de Don Casimiro', con el que se cubren las paredes de la Catedral de Albacete, durante el periodo de prácticas realizado en la empresa 'Estudio Click'. La aplicación, a la que se puede acceder a través de dispositivo móvil o 'tableta Android', se ofrece de forma gratuita en 'Play Store' de Google.

En Albacete

Algunos vecinos del municipio albaceteño de Tarazona de la Mancha están hartos de una situación que se repite cada vez que llueve: La calle se inunda y es difícil salir de sus viviendas, cruzar la calle o acceder a los vehículos sin calarse hasta los huesos. La falta de respuestas por parte del consistorio les ha llevado a denunciar su situación a través de Diariocrítico de Castilla-La Mancha y, también, mediante la difusión de un vídeo en las redes sociales que muestra lo que ocurre cada vez que cae un aguacero.

Lo hizo su principal organizador, José Ángel Martínez, en la Casa Regional

FEST-YN, con el músico Óscar Caravaca al frente, incorpora a la pianista Man Minnie Ho, la soprano Carmen Quintanilla y el actor Miguel Ángel Gallardo

Naturalez y Cultura. Así, con mayúsculas ambas. Es una fórmula que comenzó hace ya tres años y que funciona a la perfección. Porque una nueva edición del que ya empieza a ser tradicional encuentro de música clásica y lírica, ballet y poesía en la bella localidad serrana de Yetas, que forma parte del conjunto de las que constituyen Nerpio, fue presentada en Madrid a los paisanos de la región. Tras este denominado FEST-YN-2019, que se celebrará entre el 1 y el 5 de agosto próximo, se encuentra el pianista de origen yetense Óscar Caravaca con la intención, “además de la repercusión mediática de esta cita”, cual comenta a La Tribuna, de que esa localidad y la zona no se deshabite y tenga algo que ofrecer. En esta su cuarta edición tendrá importantes novedades en su programa, en el que se mantiene lo esencial: “grandes artistas nacionales e internacionales actuando gratuitamente”, como expresó el responsable de su organización, el profesor José Ángel Martínez, residente en Madrid.

El polifacético intelectual, autor de 'El Carnaval de Cádiz. Periodismo crítico de un pueblo'

La legendaria frase, que dio origen a películas, obras de teatro y multitud de libros de "Todo lo que usted quería saber y no se atrevía a preguntar" sobre cualquier asunto interesante se puede aplicar a la nueva obra del polifacético Juan Antonio Moreno Rodríguez. Porque con el disfrute de leer 'El carnaval de Cádiz. Periodismo crítico de un pueblo' -de la editora Tal √ez- se va a conocer no sólo todo lo que se quiso saber, sino más, mucho más. Se trata de un libro que nace desde la emoción y expresa la relación que mantiene el autor desde hace más de 30 años con el Carnaval de Cádiz. La fiesta de la palabra y de la libertad ha adquirido una dimensión extraordinaria y el artífice de este volumen comparte con los lectores los momentos que han hecho de este evento cultural algo verdaderamente único.

Ureña cortó una oreja y El Juli pasó desapercibido ante descastados y flojos 'juampedros'

¡Torero, torero! Coreaba en pie la afición de la catedral de la Fiesta en alabanza y gloria del catecúmeno que acababa de consagrarse con un faenón tan épico y valeroso como lírico y artístico al sexto de la celebración. David de Miranda, que confirmaba doctorado, se llama ya el nuevo cardenal de la religión laica, olorosa y flamígera que son los toros. Y de la más utópica manera: saliendo a hombros por la más soñada Puerta Grande, la de Las Ventas. En una mala corrida de Juan Pedro Domecq (y van..), se reivindicó Ureña, que cortó una oreja, y El Juli pasó de puntillas. El viento molestó toda la tarde.

La serie de actividades culturales que desarrolla en la capital de España esa especie de embajada no oficial de toda la provincia que es la Asociación Cultural Albaete en Madrid (ACAM) recibió, en el turno de este mes de abril, la visita del polifacético Ángel Ñacle, que ofreció una brillante conferencia. Tras la cual, y además de firmar en el libro de honor del grupo, se le entregaron unas nueces de Nerpio -"las mejores", como las calificó-, que agradeció enormemente.

Madridiario ha celebrado este lunes la 17ª edición de los Premios Madrid, que han reconocido a Joana Pastrana, Paco León o al Atlético de Madrid Femenino, entre otros. Un día después de las elecciones generales, lo más granado de la política y la sociedad civil se ha citado en el hotel The Westin Palace para galardonar a los mejores.

Los pernios de la Puerta Grande del bello coso neomudéjar albacetense estaban a punto de ceder para que atravesase su umbral, a hpmbros de sus partidarios, Sergio Serrano. El local aprovechó las boyantes embestidas de su segundo ‘torrestrella’ para realizarle la faena más maciza de lo que va de abono. Pero, como en tantas ocasiones en su trayectoria, marró a espadas y el premio oficial, y estadístico, quedó en una clamorosa vuelta al ruedo. Los otros dos paisanos, Andrés Palacios y Diego Carretero -que cortó una oreja- anduvieron desiguales.

La gélida tarde climatológica que sufrió el cotarro lo fue en idéntica proporción, o más, en cuanto al espectáculo reseñable. Hasta el punto de que salvo algunos atisbos de interés por parte de los bicornes, o bicornazos, de Alcurrucén, y de Román y Ginés Marín –que cortó una oreja de escaso peso- el resto no dejó poso ni huella en el público. Y casi tampoco en el que suscribe, que salva su profesionalidad merced a un recurso tan antiguo como el bloc de papel y el bolígrafo.

No figuraba oficialmente en la cartelería, y sin embargo, al margen de trofeos cortados por la terna local, el triunfador del festejo fue ‘El Juli’, propietario de la divisa de El Freixo, que debutaba en una Feria de exigencias toristas como Albacete. Y es que el conjunto de novillos que envió Julián López a la capital manchega tenía un extraordinario trapío, muy superior a las reses que se lidian como toros en cualquier plaza de segunda, como la bella neomudéjar albaceteña, Y, además, con un juego desigual, su comportamiento general, a excepción del segundo, mantuvo el interés de los aficionados con los ojos avizor de lo que sucedía o podía suceder sobre la arena.

Diez festejos, entre el 8 y el 17, dos de ellos novilladas, y precios asequibles

Una feria, considerada como la más importante y larga de septiembre, que puede presumir de que en su ruedo de segunda categoría administrativa, suele lidiarse un toro con trapío de las de las de primera. Pongamos que se habla/escribe de la de Albacete. Que, sin embargo este año, en el que anuncia a la mayoría de las figuras, a los coletudos emergentes y a nueve diestros locales, ha prescindido de su habitual corrida dura. El ciclo con localidades a precios asequibles de diez festejos, dos de ellos novilladas, se inicia el domingo 8 con la encerrona del albaceteño Rubén Pinar en solitario. Será la última temporada de las ocho que lleva la empresa Taurino Manchega, con los Lozano al frente –junto a los albaceteños ‘Manueles’, Caballero y Amador-, que organice porque el coso saldrá a concurso después.

Alejandro Talavante, que salió a hombros, encendió la llama expansiva del toreo artístico, que brilló más en comparación con la vulgaridad de un Juli espeso y una actuación pueblerina de Miguel Ángel Perera. Eso sí, todo ante un encierro justo de presencia, putrefacto, sin casta ni fuerza -todos los bichos recibieron un puyacito- ni 'na' de 'na' de Juan Pedro-Parladé para cerrar el largo serial albaceteño.

El casi novel Diego Carretero superó a las dos figuras que completaban la terna. Con el pasotismo funcionarial y mecánico de Sebastián Castella y José María Manzanares, otrora capaces de grandes faenas en Albacete, se pusieron fáciles las cosas al paisano. Que anduvo entonado y artista en su primer enemigo de un encierro de buena presencia pero vacío de casta, al que cortó dos orejas, una de ellas de regalo, pero que no entorpece la proyección que puede tener el coletudo.

Noticia, noticia taurina de portada: Enrique Ponce se pegó un arrimón de pie y de hinojos en su segundo animal, más novillo que toro, como todo el pésimamente presentado encierro de Daniel Ruiz, con los que se simuló la suerte (mejor, desgracia) de varas, y cortó dos generosas orejas. No es novedad, en cambio, el triunfo similar en trofeos de un Roca Rey arrollador. Ni que El Juli se motivara ante el éxito de sus compañeros y echara una oreja en su esportón. Eso no puede hacer olvidar que con las figuras desapareció el trapío habitual en la Nueva York de la Mancha y apareciese el medio toro. Y no olé.

Días de mucho, vísperas de nada. O de casi nada. Tras el interesante festejo del lunes, también con protagonistas del escalafón novilleril, llegó este martes el petardazo ganadero de dos de las divisas de la familia Lozano, a la par empresarios del bello coso neomudéjar. A cuyos descastados bicornes hicieron frente el reaparecido local Sergio Felipe, que cortó la única oreja del aburrido festejo; el jovencísimo Francisco de Manuel, que pudo hacerlo de no marrar con las armas toricidas, y Toñete, sin opciones en su lote.

El grupo actúa el jueves 4 en la sala Caribou de la capital manchega

Ya lo dice/escribe el refrán. Nunca es tarde si la música es buena. Y tal catadura va a llegar, este jueves 4 de diciembre, a la mayor ciudad de Castilla-La Mancha, a su capital econóica y cultural: pongamos que se habla/escribe de Albacete. Lo hace a través de la mejor vía: la que desemboca en el Andén 97, que es el nombre de este excelente grupo madrileño, de buen directo en temas propios y versiones, que va a hacer el paseíllo en la magnífica sala Caribou.

> Se desborda el río Segura en varios puntos | 3.500 personas han sido evacuadas

.

Jovencísimos emprendedores de Albacete a los que no frena la crisis

David Pardo Chumillas es un joven emprendedor que ha decidido fijar su 'base de operaciones' en Albacete pero es un lugar físico que se queda pequeño para este experto en comercio exterior e innovación, a tenor de sus proyectos. Las nuevas tecnologías y la capacidad de 'inventar' son sus señas de identidad y garantía de éxito de quien tiene claro que la crisis no es ningún obstáculo.

El pianista oriundo de la zona Óscar Caravaca encabezó un gran cartel de artistas

El alcalde pretende que la cita sea declarada de interés turístico en la Sierra del Segura


Un Festival que comenzó con modestia hace cuatro años y que edición tras edición se supera, cual aconteció el que tuvo lugar a primeros de agosto de este 2019 en los inmejorables paisajes naturales de estas dos localidades albaceteñas. El protagonismo del FEST_YN 2019 fue de los artistas actuantes, gracias a la gestión del gran pianista de origen yétense Óscar Caravaca, que vive en Mallorca, y al organizador de la cita, el profesor de bachiller José Ángel Martínez, nacido en Yetas y residente en Madrid.

Música, ballet, poesía y teatro en las dos localidades entre el 2 y el 5 de agosto

Programazo. El de la nueva edición, correspondiente a este año, del Festival Yetas Nerpio (FESTYN), que aúna en ambas bellas localidades serranas albaceteñas -en la maravillosa Sierra del Segura- el Arte, la Cultura y la Naturaleza, entre el 2 y el 5 de agosto, con el fin de, además de disfrutar de ambos, intentar salvar a Yetas de la amenazante España vacía (o vaciada). Algo que poco a poco y merced a esta iniciativa se va consiguiendo. Y este año, en la cuarta edición, con el más difícil todavía. Con el programazo. Que han logrado, tras muchos meses de desinteresado trabajo, dos oriundos de la zona: uno nacido en la diáspora pero fiel a sus orígenes, el extraordinario pianista Óscar Caravaca, y otro que vino al mundo en Yetas y es algo así como su embajador en Madrid, donde ejerce como profesor. Ellos han estado al frente de la organizacion oficial de la Asociación Cultural 'Amigos de Yetas' y el Ayuntamiento de Nerpio.

La canción fue creada por un compositor brasileño

Esta semana el payaso Miliki moría a los 83 años este fin de semana. Para consolarnos nos dejó su obra, cientos de canciones, grabaciones y anécdotas.

El Corte Inglés vende entradas para los partidos de los clubes de fútbol Getafe CF, Albacete Balompié, Elche CF y Club Gimnàstic de Tarragona; y en los próximos meses se irán incorporando otros equipos de la LaLiga. Esta es la primera vez que la compañía ofrece el servicio de compra de localidades para partidos de los clubes de fútbol, una de las actividades más demandadas por los clientes que supone un paso más en la mejora de los servicios de ticketing.

Gran expectación y venta de entradas por un ciclo en el que Roca Rey matará los 'adolfos'

Todos los días podrán leer aquí las informaciones y crónicas más independientes

San Isidro ya está aquí con su larguísimo serial de 34 festejos -inclyendo Beneficencia, Prensa y Cultura-, entre este martes 14 y el domingo 16 de junio, para sufrir el anual examen anual a la Fiesta en la plaza más exigente, la cátedra y catedral venteña. Y lo hace con la expectación habitual por las figuras, con Roca Rey a la cabeza y la repetición de Diego Urdiales, ausente en la edición de 2018 pero que se vengó bordando el toreo en el ciclo de Otoño. Un interés -como demuestran las cifras en la renovación total de abonados y de adquisición de entradas para los carteles con presencia de los mandamases del escalafón- que ha aumentado con los triunfos estadísticos de varios de los coletudos que harán el paseíllo en Las Ventas. Son los casos del propio Roca Rey y de los dos matadores que abrieron la Puerta del Príncipe de La Maestranza, el emergente Pablo Aguado y del eterno Juli, aunque el del madrileño pareciera excesivo. Además de Aguado, otros matadores que aspiran a consolidarse de manera definitiva tendrán sus oportunidades, en un ciclo que les ofrece esta opción.