www.diariocritico.com

primarias PP

Hacer lo contrario a lo anunciado previamente es algo habitual en política, aunque la hemeroteca existe para recordar aquello de 'donde dije digo, digo Diego'. Esta vez, la 'víctima' de la 'Maldita Hemeroteca' es la ex vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que ha anunciado este lunes su renuncia a la política. Cuando hace solo dos meses, Santamaría se encontraba inmersa en la campaña de las primarias del PP, aseguró en una entrevista que seguiría en política, fuera cual fuese el resultado de las primarias. Perdió ante Pablo Casado, y menos de dos meses después deja la vida política después de 18 años.

> La ex vicepresidenta ha acudido a Génova para comunicar su decisión a Casado

La ex vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría ha decidido poner fin a su etapa política, y así se lo ha comunicado al líder del PP, Pablo Casado. Desapareció tras la derrota en las primarias 'populares' y su silencio desató los rumores y especulaciones sobre su continuidad. Esos rumores, que se acrecentaron este fin de semana, cuando tampoco asistió a la Junta Directiva Nacional del partido, se han confirmado este lunes, a través de un comunicado.

El presidente del PP, Pablo Casado se ha reunido con su rival en las primarias, la ex vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, a quien superó por 451 votos en la segunda vuelta. Aunque ambos coinciden en apostar por la unidad y la integración para designar a la nueva dirección del PP, pero no se ponen de acuerdo en la representación de cada equipo, y mientras Santamaría reclama la designación del 43% de los órganos del partidos, Casado rechaza la idea alegando que "no se puede pasar de la lista más votada a la proporcionalidad en apenas dos días".

La ex vicepresidenta del Gobierno y candidata a dirigir el PP, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha reunido este martes con su rival en las primarias internas, Pablo Casado, con la intención de llegar a un acuerdo que evitara 'in extremis' la votación de los compromisarios en el Congreso Nacional Extraordinario de este fin de semana. No ha habido acuerdo: habrá batalla hasta el final.