www.diariocritico.com
'Los limones, la nieve y todo lo demás': sobran las palabras
Ampliar

'Los limones, la nieve y todo lo demás': sobran las palabras

jueves 21 de noviembre de 2019, 18:53h

La compañía gallega Matarile ha llegado al 37º Festival de Otoño de Madrid nada menos que con tres montajes. El día 20, en la Sala José Luis Alonso del teatro de La Abadía se estrenó el primero de ellos, ‘Los limones, la nieve y todo lo demás’, y en próximas fechas podremos ver también Daimon y la jodida lógica (días 23 y 24, en La Abadía) y Teatro invisible (30 de noviembre y 1 de diciembre, en Réplika Teatro). Detrás de las tres piezas está la creadora gallega Ana Vallés (Ferrol, 1959), creadora de una poética muy particular que, 30 años después de haber echado a andar, sigue perfectamente vigente y fundamentándose en un lenguaje en donde la palabra no es el eje esencial del montaje y, sin embargo, no deja de tener una fuerza expresiva brutal.

Mónica García y Ana Vallés, creadoras de este poema escénico, junto a Baltasar Patiño (que ha diseñado la iluminación, espacio y sonido en tiempo real), vienen a denunciar sin apenas palabras que hemos llegado ya a tal punto del dominio de la palabra que somos capaces de esconder detrás de ella la realidad, los pensamientos más ocultos y los deseos más sinceros.

Los cuerpos y las almas de las creadoras de ‘Los limones, la nieve y todo lo demás’, se funden en un constante movimiento armónico y silencioso flanqueadas al principio por una serie de mesas con patas metálicas situadas a la izquierda del escenario y que parecen constituir una valla que las separa de algo. Al final, en la última de ellas, un cesto de limones que muy pronto cogerán las artistas y los derramarán por el suelo, después de haber roto el cerco y haber situado parte de esas mismas mesas en el centro del escenario y, con muy pocas palabras, trasladan al espectador la duda de elegir entre “la lucidez de la locura o el consuelo de la belleza”. Por supuesto, el público se queda sin palabras…

Vallés y García no proclaman radicalmente que haya que volverse mudos, pero sí, desde luego, que se rescate el valor que algún día tuvo la palabra y que expulsemos del terreno de juego a quienes hacen del “donde dije digo, digo Diego”, su lema existencial. Claro que, de ser así, hoy lo mismo dejamos vacío el estadio y nos quedamos sin jugadores. Pero siempre nos quedará esa “lucidez de la locura” y ese “consuelo de la belleza” que la Compañía Matarile brinda en este espectáculo hasta en forma de minúsculos copos de nieve real cayendo con calma, pero con imparable decisión sobre las cabezas de los espectadores. Estos, con la fuerza del cuerpo, de la luz y del espacio harán su propia interpretación del mensaje lanzado por Matarile desde ‘Los limones, la nieve y todo lo demás’, y sin adoctrinamientos ni monsergas sino directamente, de tú a tú, con lo que las dos artistas han querido decir personalmente a cada uno de ellos.

‘Los limones, la nieve y todo lo demás’

Creación e interpretación:

Mónica García y Ana Vallés

Iluminación, espacio y sonido en tiempo real:

Baltasar Patiño

Asistencia en la dirección:

Ricardo Santana

Vestuario:

Naftalina y Matarile

Vídeo:

Edición Rusa

Fotos:

Rubén Vilanova, Edición Rusa y Ana Hevia

Asistencia técnica:

Pepe Quintela

Agradecimientos:

Producións Zopilote

Producción y distribución nacional:

Juancho Gianzo

37ª Festival de Otoño de Madrid

Teatro de la Abadía, Madrid

20 y 21 de noviembre de 2019

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.