www.diariocritico.com
'Todo el tiempo del mundo': la inteligencia y la intuición al servicio de la memoria

'Todo el tiempo del mundo': la inteligencia y la intuición al servicio de la memoria

Pablo Messiez, autor y director de ‘Todo el tiempo del mundo’ (candidata a 9 Premios Max 2017 y finalista en la categoría de mejor producción privada de artes escénicas) sube de nuevo su producción a las tablas. Ahora a las del Pavón Kamikaze, hasta el próximo 28 de enero. Una excelente oportunidad de volver a disfrutar de una pieza fascinante, onírica, excelentemente interpretada, llena de humor y de sorpresas, en torno al tiempo y a algunos recuerdos autobiográficos: “Si el pasado está hecho de relatos y el futuro está hecho de deseos, ¿en qué lugar entre las palabras y las cosas se encuentra nuestro presente?”, se pregunta Messiez.

Tuvimos ocasión de ver el montaje a principios de diciembre de 2016 en las Naves del Matadero, y ahora, afortunadamente, se repite elenco y equipo artístico. Y entonces como ahora emociona ver a Íñigo Rodríguez-Claro (magnifico Sr. Flores), María Morales (maravillosa Nené), y a sus estupendos compañeros de reparto: Carlota Gaviño, Rebeca Hernando, Óscar Velado, José Juan Rodríguez, y Mikele Urroz. Más de hora y media de evocaciones, lirismo, ensoñaciones, humor y añoranza deliciosos.

La escenografía es realista en extremo, y el vestuario años 60. Ambos los firma Elisa Sanz. El espacio dibuja el interior de una tienda de zapatos, en la que hay un vaivén contínuo de personajes (el Sr. Flores; Nené, la dependienta; clientes; personajes extraños que aparecen y desaparecen…), y un montón de cajas de zapatos repartidos por la tienda, así como algunos bancos donde las clientas se prueban los modelos elegidos. La autenticidad llega al extremo de que uno de los personajes aparece con dos vestidos que son los que la madre de Messiez utilizó para su boda, la ceremonia civil y la religiosa. También, el cartel original de la zapatería Flores, en el que aparecen fotografiadas las piernas de su abuela, algunos de los zapatos, o las cajas de cartón donde se guardaban… Todo muy bien iluminado por Paloma Parra.

El autor se ha inspirado libremente en la vida de su abuelo, el señor Flores, que tenía una tienda de zapatos de señora. En la fábula se cuenta como el señor Flores, cuando va a cerrar la zapatería, se encuentra con una serie de extraños clientes y visitas que le revelan cuál será su futuro, detalles inéditos y sorprendentes de su pasado e, incluso, de sus íntimas historias presentes. De ahí el título de la función: ‘Todo el tiempo del mundo’. Y todo sucede en la oscuridad de la noche, cuando ya no hay testigos que puedan certificar que lo que ve el Sr. Flores no es fruto de su imaginación.

Decíamos ayer…

En nuestra primera crítica sobre el montaje relacionábamos el empeño de Messiez por desdoblar el tiempo con Agustín de Hipona y con Albert Einstein, pero hoy creemos mucho más apropiado, más ajustado incluso, hacerlo con el filósofo francés Henri Bergson quien, recapacitando acerca de la esencia del arte, se formulaba una pregunta a la que él mismo se respondía: “¿Cuál es el objeto del arte? Si la realidad golpeara directamente nuestros sentidos y nuestra conciencia, y si pudiéramos entrar en comunicación inmediata con las cosas y con nosotros mismos, creo realmente que el arte sería inútil". En otras palabras, que la verdadera esencia del arte está en saber encontrar el lado oculto de las cosas, de los hechos, del pasado, del presente o del futuro, y ahí es a donde se dirige ‘Todo el tiempo del mundo’.

Hoy nos parece que el tiempo, tanto para Bergson como para Messiez, tiene más que ver con la intuición que con otra cosa. Para Bergson, la inteligencia sirve para tratar las cosas materiales, pero no puede entender la naturaleza esencial de la vida o el pensamiento, una zona del conocimiento que está mucho más cerca del instinto. Y la intuición (también la que se refiere al espacio y al tiempo), es la forma más pura de instinto.

Una propuesta, en fin, que exige del espectador una atención plena para captar su esencia, pero que este verá recompensado con creces ese pequeño esfuerzo. Imprescindible.



‘Todo el tiempo del mundo’

Texto y dirección: Pablo Messiez

Intérpretes: Carlota Gaviño, Rebeca Hernando, Óscar Velado, María Morales, José Juan Rodríguez, Íñigo Rodríguez Claro y Mikele Urroz

Escenografía y vestuario: Elisa Sanz (AAPEE)

Luces: Paloma Parra

Dirección de producción: Jordi Buxó y Aitor Tejada

Producción ejecutiva: Pablo Ramos Escola

Ayudante de dirección: Javier L. Patiño

Fotografía: Vanessa Rábade

Diseño gráfico: Patricia Portela

Una producción de: Buxman Producciones y Kamikaze Producciones

El Pavón Teatro Kamikaze, Madrid

Hasta el 28 de enero de 2018

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.