www.diariocritico.com
'Wake up woman': ¡Nunca más!
(Foto: Marc Oliver)

'Wake up woman': ¡Nunca más!

miércoles 19 de junio de 2019, 14:03h

Otra vez a vueltas con la callada pero implacable violencia en el seno de la pareja. La progresiva anulación de ella por los continuos desmanes de él, por sus sutiles vueltas de tuerca en las relaciones personales que, incluso, quieren hacer aparecer al verdugo como víctima, y a ésta como origen y causante de todos los males de la pareja. Una liturgia definida, cruel, imperceptible inicialmente por la parte agredida y que, cuando un buen día, tras semanas, meses, incluso años padeciendo acto tras acto de violencia (ninguneos, desprecios, burlas primero, y luego, golpes y más golpes…), cuando finalmente consigue dar un nombre a todo eso, puede llegar a ser demasiado tarde. Es el núcleo central de ‘Wake up woman’, escrito y dirigido por el argentino Jorge Acebo, e interpretado por Chema Coloma y Cecilia Sarli. Ha podido verse durante los últimos sábados en la Sala Nueve Norte y, al menos, habrá aún dos representaciones más hasta finales de mes.

El montaje está dividido en varios actos (un prólogo y 5 capítulos, como se indica expresamente en la propuesta, con apoyo de varios audiovisuales). En ellos, en una historia progresiva y lineal, se va dando cuenta de la evolución de la relación: Naty (Cecilia Sarli) conoce a Fede (Chema Coloma), en unas vacaciones en la playa. El idilio inicial se va transformando, poco a poco. La ilusión da paso a la pasión frustrada; la cotidianeidad al abuso; la incomodidad a los celos, y de estos a los golpes no hay más que un paso . Es la fórmula cotidiana e infalible para el sometimiento absoluto de ella frente a él.

Del príncipe azul al maltratador no hay un trecho tan grande como uno pudiera imaginarse. Basta un desmán, una voz, un grito, un gesto despectivo (público o privado), para que la persona agraviada esté más que legitimada para lanzar un ‘basta ya! Tan claro como irreversible. No se puede permitir ni un solo paso más porque la carrera hacia la violencia es ya imparable. Albergar esperanza alguna de cambio en quien se atreve a levantar la voz, o una mano, es pura falacia.

El montaje se apoya -a nuestro juicio- excesivamente en lo audiovisual, para ir concretando ciertos aspectos de una relación que, desde el mismo día de la boda, comienza ya a hacer aguas. En todo caso, se habla a través de la imagen de vídeo de la cara social de la pareja (boda, primeras salidas…), y se deja sobre el escenario la parte de la intimidad de los dos . Es ahí donde el montaje gana en interés.

Es loable el esfuerzo emocional y físico desplegado por los dos actores a lo largo de toda la función, especialmente el de Cecilia Sarli , y más aún en las escenas más dramáticas y, en concreto, por el doble uso que hace Fede de varios objetos domésticos (una batidora, una plancha y un trapo…). Sus gestos, sus cuerpos, su actitud van transformándose progresivamente y trasladando al patio de butacas la enorme violencia existente en la pareja. Ese es, sin duda, el objeto de este montaje: aprender a detectar el menor signo de violencia; enfriar en el espectador cualquier atisbo de cambio en quien alguna vez ha tomado el camino del abuso para imponer sus caprichos, sus preferencias y hasta sus gustos. No, no hay posibilidad de cambio por muchos lloros, muchas promesas y muchas manifestaciones de cambio, de que esta será la última vez. Si ha habido una, habrán más...


'Wake up woman'

Dramaturgia y dirección: Jorge Acebo

Intérpretes: Chema Coloma y Cecilia Sarli

Diseño de vestuario: Antoñita Hernández y Kriistina Ostrat

Diseño de luces: Paula Fraga

Audiovisuales: Marc Oliver

Asesoría de movimiento: Mariana Gatto

Peinados: Antonio Vidal

Fotografía: Diego López Calvin

Prensa: Marisol Cambre

Producción: LR Produce

Sala Nueve Norte, Madrid

Próximas funciones: 22 y 29 de junio de 2019

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.