www.diariocritico.com
'The Get Down': espectacular arranque de la segunda temporada

'The Get Down': espectacular arranque de la segunda temporada

lunes 10 de abril de 2017, 11:55h

Este viernes volvía 'The Get Down' a Netflix y, tras ver los tres primeros capítulos, sigo sin entender como esta gran serie sigue sin conseguir el reconocimiento que se merece. El proyecto ideado por Baz Luhrman es la mejor traslación que he visto nunca a la pequeña pantalla del proceso creativo de la música, siendo todavía más vibrante que su primera parte y sabiendo unir mejor los distintos mundos que aparecen, el de los jóvenes y los adultos, el de los músicos, los políticos y los gángsters (con una estrecha línea entre estos dos últimos) o el del arte y el negocio. En definitiva, una gozosa mirada a una época de ebullición cultural en el Nueva York de finales de los 70, con el nacimiento del hip hop en primer plano y el mundo del disco y la escena punk del CBGB como telón de fondo.

- 'The Get Down': Las 10 canciones que dieron forma al hip hop

Si la primera parte era un triunfo gracias principalmente a su exuberante mirada de la creación musical, esta segunda parte va un poco más allá y comienza a integrar de mejor manera la escena criminal de un barrio dejado de la mano de Dios, el Bronx, y los tejemanejes políticos de las grandes fortunas de Manhattan. Es una mirada sobre la dualidad o la doble vida que llevan casi todos los protagonistas, comenzando por Ezequiel Figuero, a medio camino entre Manhattan y el Bronx, entre Yale y el hip hop, pero que también se traslada a su chica Mylene Cruz, entre medias de ser una pecadora o una santa, entre ser una sexual estrella disco o una angelical cantante de baladas. Ni ella, ni Ezequiel pueden tomar la mayoría de las decisiones, son peones en un mundo regido por adultos que intentan aprovecharse de su potencial. Ni siquiera el mismo Shaolin Fantastic, el personaje que más claro tiene quién es, puede salir de esta rueda, atrapado entre dos mundos, el de su amada música y el de los trapicheos con Fat Annie y Cadillac.

La serie ha ganado en profundidad, sin olvidarse del entretenimiento, y todos los personajes, desde los principales hasta los secundarios, están bien definidos, desde Ezequiel hasta Jackie Moreno. Puede que no todas las tramas funcionen igual, todavía no sé a donde nos están llevando con la relación entre Papa Fuerte y su cuñada, pero cuando lo hacen es de lo mejor que se emite en estos momentos por televisión. La inclusión de escenas animadas, a modo de cómic, me ha parecido un acierto, volviendo a mostrarnos otros aspectos de una cultura, la del hip hop, que iba más allá de la música. Valga como ejemplo de su utilización esa parte en la que aparecen los tres grandes pioneros, Grandmaster Flash, Afrika Bambaataa y DJ Kool Herc, representados en el cielo como si fueran dioses mitológicos que ayudan a nuestros héroes. Es justo antes de una épica batalla, presentada casi a modo 'The Warriors', entre los Get Down Brothers y la gente disco de Cadillac (una pena que no cuente entre ellos a Disco Stu).

Por cierto, otro de los aciertos de la serie vuelve a ser lo bien que han ido perfilando a cada uno de los miembros del grupo, tanto en la historia como musicalmente. Si Ezequiel y Shaolin ya tenían su papel claro desde la temporada anterior ahora podemos ver más claro el de cada uno de los hermanos Kipling, Dizzee es el alienígena del grupo, el alma artística y surrealista del mismo (además de llevarse la mejor frase de la temporada cuando su padre les abronca exclamando: "Me esperaba esto de Dizzee, salió del útero de su madre como Aníbal saqueando Roma, pero ¿de los tres a la vez?"), Ra-Ra es la mente y la inteligencia, mientras que el pequeño Boo-Boo es el que más se deja llevar por el espíritu fanfarrón tan propio del género (chicas y dinero, es su lema)

Y es que esta segunda parte vuelve a estar plagada de guiños musicales, cinéfilos y televisivos a la cultura de la época. En uno de los episodios Ezequiel se queda a solas con la hija de Gunns, el hombre que le puede conseguir la entrada a Yale, y comienzan a escuchar los discos que les gustan, ella, amante del punk y la escena del CBGB ("Joey Ramone es sexy, como la Gallina Caponata esnifando pegamento") pone a Blondie, hay un pequeño affaire entre ellos, la chica punk y el chico hip hop. Dos años más tarde, Debbie Harry y su grupo se convertirán en el primer grupo blanco que coqueteé con el género en 'Rapture'. También hay momento en el que Cadillac aparece andando como Tony Manero en 'Fiebre del sábado noche', luego nos enteramos de que acaba de ver la película. En otro episodio, un ex veterano de Vietnam que vende droga aparece vestido (y peinado) como Travis Brickle de 'Taxi Driver'. En uno de los mejores momentos del primer episodio, Mylene y las Soul Madonnas aparecen en un programa de televisión llamado 'Platinum Boogie', no hace falta ser un lince para ver que es un trasunto del mítico 'Soul Train', al igual que su presentador, Cool Calvin Moody, es un homenaje a Don Cornelius. Otro buen guiño es cuando Fat Annie queda encantada con la nueva música de los Get Down Brothers y le pone un disco de Pigmeat Markham, 'Here Comes The Judge', a Shaolin diciéndole algo parecido a lo que afrimaba Afrika Bambaataa, la comunidad negra llevaba rapeando desde hacía mucho con pioneros como el propio Markham, los cantantes bebop, Cab Calloway, The Last Poets o Gil Scott-Heron.



Me quedan dos episodios por ver, pero el arranque con los tres primeros ha sido de notable alto, confirmando a 'The Get Down' como una de las mejores series de la actualidad. Sigo sin entender su poca repercusión a nivel comercial pero espero que Netflix se deje guiar por su calidad y renueve por más temporadas, evidentemente todavía hay muchas cosas que contar, y es que, como muy bien ha sabido entender Ra-Ra, el rap es mucho más que una moda pasajera y en unos pocos años se convertirá en la música más importante de EEUU. Todavía hay mucho terreno que explorar hasta el momento en el que Ezequiel se convierta en una superestrella.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios