www.diariocritico.com
'He nacido para verte sonreír': ¡por Dios, dime algo…!
(Foto: Sergio Parra)

'He nacido para verte sonreír': ¡por Dios, dime algo…!

sábado 13 de enero de 2018, 13:17h
La Sala José Luis Alonso del madrileño Teatro de La Abadía acoge por segunda vez, y en menos de un año (del 11 al 28 de enero), 'He nacido para verte sonreír', del argentino Santiago Loza en un bellísimo montaje dirigido por Pablo Messiez. Lo protagonizan por Isabel Ordaz y Fernando Delgado-Hierro, que se incorpora al reparto sustituyendo a Nacho Sánchez.

Releo mi primera crítica sobre el montaje, allá por marzo del año pasado, y vuelvo a suscribir mis primeras palabras sobre el mismo: "encandila, emociona, apasiona y subyuga". Hoy añado, además, que desborda humanidad, que estremece, que sacude y que hace vibrar las entrañas más íntimas del espectador atento, que acude al teatro para contemplar la vida, para verse retratado en ella.

Si entonces llenaron la escena, Isabel Ordaz (Miriam, la madre) y Nacho Sánchez, Isabel repite papel, mientras que Fernando Delgado-Hierro es ahora quien se mete en la piel de ese hijo silente, fuera de una realidad objetiva y a punto de estallar en mil pedazos, en cualquier momento y que, sin saberlo del todo, su instinto le dice que algo va a sucederle que marcará un antes y un después en su vida. El montaje, de casi hora y media de duración, disecciona la inmensa complejidad de las relaciones entre una madre sencilla -en la que puede verse reflejada cualquier mujer madura y con hijos-, y su hijo que padece una enfermedad mental sobrevenida, que le aisla en gran medida de su entorno inmediato y cuya atención en el seno familiar se torna cada vez más difícil y complicada.

Loza retrata con una delicadeza y una profundidad extraordinarias el universo femenino que Messiez ha sabido trasladar al escenario con una belleza, una sencillez y una contención temporal difícilmente superables ya que la duración de la función coincide en tiempo real con la espera de la madre, en los momentos previos a la llegada del padre para trasladar juntos al chico a una clínica…

La madre, sin parar de pensar en voz alta, traslada al espectador su estado de ánimo, que la tiene absolutamente perpleja, desgarrada (“Soy otra cosa que no sé”), por tener que separarse de un hijo ya adulto, pero absolutamente dependiente por su enfermedad mental. Paralelamente, el hijo, no dice ni una sola palabra a lo largo de la función y expresa sus estados de ánimo exclusivamente con su cuerpo. Sus movimientos son desesperantes, casi como si fueran de un caracol (el cuerpo encogido, las manos retorciéndose a cámara lenta, la cabeza girando con extrema dificultad, la mirada perdida en un lamento callado y triste). Isabel Ordaz borda su papel y Fernando Delgado-Hierro la secunda, dibujando un hijo muy distinto al que le dejó Nacho Sánchez, pero también magnífico. Ambos actores dan una verdadera lección de interpretación, que se sigue con verdadera delectación.

El dolor y la neurosis que atraviesa a Mirian al tener que enfrentarse sola al momento más duro de su vida, le hacen conformarse con el más pequeño gesto de un hijo al que quiere con toda su alma. Una simple sonrisa le basta como recompensa a tantos desvelos, tantas preocupaciones, tanto amor como ha sido capaz de desplegar en tantos años de tan profunda, íntima y obligada convivencia.

Y termino también como lo hice en mi primera crítica, diciendo que el bolero que suena al principio y al final del montaje (“Sin ti / no podré vivir jamás / y pensar que nunca más / estarás junto a mi…” -Los Panchos-), sintetiza en unos acordes esa sutileza, esa ligazón íntima y desesperada de dos seres humanos que se profesan el mayor amor del mundo y que, al mismo tiempo, sufren por no poder expresarlo en la misma onda, en la misma frecuencia, con las mismas notas, y en el mismo tiempo. Son dos seres que sienten, padecen y quieren, pero que les resulta imposible sentirlo del otro, por mucho que íntimamente lo sepan.

Un montaje imprescindible para los amantes del teatro exquisito.

'He nacido para verte sonreír'

Autor: Santiago Loza

Dirección: Pablo Messiez

Intérpretes: Isabel Ordaz y Fernando Delgado-Hierro

Escenografía y vestuario: Elisa Sanz

Iluminación: Paloma Parra

Sonido: Nicolás Rodríguez

Ayudantes de dirección: Domingo Milesi y Andrea Delicado

Fotografía: Sergio Parra

Producción: Teatro de la Abadía e Ignacio Fumero Ayo

Teatro de la Abadía, Madrid

Hasta el 28 de enero de 2018

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios