www.diariocritico.com
¡Arco al desnudo!

¡Arco al desnudo!

lunes 24 de febrero de 2014, 12:39h
Guardo un pésimo recuerdo de la primera vez que visité Arco, a mis 18 años, en 2011. Con una alegría casi insultante, salvaba un 5% de las obras allí expuestas. Ahora, tres años después, y a punto de terminar la carrera de Bellas Artes, puedo decir que la experiencia de este año ha sido maravillosa. ¿A qué puede deberse este cambio? El hecho de haber estudiado a varios artistas allí presentes y, además, el haber trabajado con algunos de los materiales empleados en las obras expuestas me han ayudado a comprender y valorar esta feria.
Como cualquier feria, Arco debe ser ver visitado con máxima humildad. Del mismo modo que decía Voltaire que "el secreto de ser aburrido es decirlo todo" también podemos afirmar que, para disfrutar y aprovechar la visita, hay que renunciar a la utopía de querer verlo todo. Ha habido una superabundancia de galerías, 217 en total, repartidas por los pabellones 7 y 9 del IFEMA.

Conocer los precios de Arco, como de cualquier producto o servicio,  es muy conveniente ya que no es infrecuente que el precio no vaya acorde con su calidad. Como bien dijo Antonio Machado "todo necio / confunde / valor y precio". Y de este poeta, por cierto, en plena feria, el 22 de febrero, se ha celebrado el 75 aniversario de su muerte. Un ejemplo de discordancia entre valor y precio lo encontramos en la obra de Cristina García Rodero, una de las grandísimas fotógrafas españolas. Sus fotografías costaban solo 7.000 euros, y digo 'solo' pues llegué a ver otras fotografías, a mi juicio, inferiores en calidad, cuyo precio era de 60.000 euros.

Valoremos también los momentos auténticamente surrealistas que el visitante puede vivir en la feria. Tras seis horas de visita, el agotamiento se iba apoderando de mi cuerpo. En aquel momento, en el centro de una galería, vi un sillón colocado sobre una tela azul, no vacilé y me senté. Un segundo después, el miedo se apoderó de mí y pensé: ¿y si este sillón, tan simple en apariencia, es una obra de arte expuesta? Esta duda me vino por acabar de ver las dos puertas (negra y dorada) que presentaban los artistas Parra & Romero. Finalmente, mi instinto de supervivencia había triunfado: el sillón se encontraba allí para el descanso de los visitantes.

De la selva amazónica de obras que se exhibieron en Arco, he aquí una breve lista de las maravillas que, con buril, han quedado grabadas en mi corazón:

1."Atentados" de Lino Lago.
Homenaje a 'Las meninas'  de Velázquez. Aquí, el artista copia la obra y hace explotar un globo de tinta amarilla sobre ella rompiendo los esquemas clásicos de una manera magistral.

2.Las maravillosas resinas de Peter Zimmerann.
Color, geometría y viveza caracterizan la obra de este artista. Podemos adquirir alguna de sus piezas al módico precio de 42.000 euros.

3."Compartimentos" de Juan Genovés.
Con emplastos de pintura, Juan Genovés crea masas de personas. El artista  exhibe obra ya mostrada en años anteriores. E incluye una nueva pieza: la innovación reside en su formato. Valorada en 158.000 euros.

 

4.Kaarina Kaikkonen viste Arco de nuevo.
Cientos de prendas de ropa unidas simulan un mar.

5.Cinética y naturaleza unidas.
En la galería Esther Schipper de Berlín un colectivo de artistas crea una gran mesa cuadrada repleta de bolitas imantadas que se mueven en la misma dirección creando el sonido de una cascada.

6.Hilos de Natalia Villanueva.
Bajo el nombre de Geamoon, Villanueva trabaja con multitud de hilos y con el concepto de individualidad. Dispone varias bolsas aparentemente iguales con trocitos de hilos en su interior. Cuando el espectador se acerca aprecia que todas las bolsas son diferentes y, por tanto, únicas. En esta foto la artista se da a conocer, aunque oculta su rostro.

7.Flores de José María Sicilia.
¿Cómo no mencionar al maestro en materiales como la cera de abeja y la parafina? Su obra fue regalada en el stand 9D09 a 90.000 euros.

8."Drum and bass 182" de MathieuMercier.
El artista recrea la "Composición A" de Mondrian utilizando cajas y archivadores dispuestos de un modo original.

9.Espectacular carboncillo de Rinus Van de Velde.
Refleja de una manera realista en casi 4 metros de largo la cotidianidad del artista, realizada con un trazo muy suelto. 25.000 euros. .

10. "Escribid a Papá Noel y pedid trabajo".
Son las palabras del irónico cartel expuesto en la galería Korjaamo de Helsinki. Este año hemos tenido el placer de contar con Finlandia como país invitado.

Finalmente, hay que decir que hemos disfrutado de un Arco menos polémico que en años anteriores, puesto que los galeristas han apostado sobre seguro para intentar superarse en ventas. Me imagino que Carlos Urroz, director de la feria, estará encantado con el nuevo giro de Arco pues defiende, por encima de todo, la calidad artística frente al espectáculo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios