www.diariocritico.com
Los 50 mejores discos de la década (del 40 al 31)
Ampliar

Los 50 mejores discos de la década 2010-2019 (del 40 al 31)

lunes 11 de noviembre de 2019, 10:21h

Tras nuestro repaso a las series, películas y canciones de la década del 2010, llega el momento de seguir revisando su música más destacada. Es prácticamente imposible definir musicalmente una década en la que las barreras entre géneros han caído definitivamente, donde a la mayor estrella pop, Beyoncé, le escriben canciones Father John Misty o Ezra Koenig, donde el disco definitorio de rap sirve para encumbrar a una nueva generación de músicos de jazz o donde la música disco se ha convertido en vehículo para hacer música protesta. Por otro lado el rock ha sido sustituido definitivamente por el pop, la música urbana y el rap como la música más popular (algo que tampoco le ha sentado tan mal como algunos agoreros afirmaban) y las ventas físicas han sido sustituidas totalmente por visitas y streaming (es más fácil detectar la popularidad del alguien por su importancia en YouTube que por el número de discos (físicos) vendidos.

Es por ello que la gama y el espectro de la mejor música de esta década es realmente amplio, con el punk más rabioso conviviendo con el rap más afilado, el folk más intimista con el neo-soul, y el indie con las estrellas pop. Estas son algunos de nuestros discos favoritos de la segunda década del Siglo XXI:

40. Billie Eilish - When We Fall Asleep, Where Do We All Go? (2019)

Cuando Thom Yorke dice que "eres lo único jodidamente interesante a día de hoy", Dave Grohl te compara con Nirvana y Jack White te ruega para que grabes un disco en directo en su sello es que tienes que tener algo, si además todavía no has cumplido los 18 años, entonces es que eres un puto fenómeno. Eso es lo que es esta chica, un fenómeno que ha cogido las riendas del pop y ha demostrado que los nacidos en el Siglo XXI no son unos analfabetos musicales carentes de todo gusto. Su disco de debut es una maravilla en el que combina con facilidad los temazos más infecciosos como 'Bad Guy', 'You Should See Me in a Crown', 'All the Good Girls Go to Hell' o 'Bury A Freind' con las baladas más emocionantes como 'Xanny', 'Wish You Were Gay' o 'I Love You', todo unido por la espartana y feísta producción de su hermano Finneas (con un ojo puesto en el 'Yeezus' de Kanye West)

39. A Tribe Called Quest – We Got It from Here… Thank You 4 Your Service (2016)

Hay discos que, como por arte de magia, aparecen justo en el momento en el que más se les necesita. El sexto disco de los míticos A Tribe Called Quest, el primero tras su separación hace 18 años, es uno de ellos. Publicado tres días después de la victoria de Trump, con su país todavía en estado de shock y preguntándose cómo podía haber pasado, Q Tip y Phife Dawg comienzan el disco diciendo "es el momento de moverse a la izquierda y no a la derecha, es el momento de permanecer juntos para siempre, vamos a permanecer juntos por nuestro hermanos y hermanas, por los padres y las madres y los negros muertos... para conseguir que suceda algo". Cuando a la segunda canción, la irresistible 'We the people' se lanzan con el estribillo: "Todos los negros os tenéis que ir, todos los mexicanos os tenéis que ir, todos los pobres os tenéis que ir, musulmanes y gays cómo odiamos vuestro modo de vida, así que todos los malos, ya lo sabéis, os tenéis que ir", ya parecía claro que su vuelta no podría haber sido más apropiada. En momentos como esos, con Trump al frente de EEUU y el país viviendo en un clima de increíble tensión racial, su reaparición fue como maná caído del cielo. Y es que si líricamente no podía estar más alineado al signo de los tiempos, musicalmente era una maravilla en la que los de Q-Tip pudieron presumir de sacar el mejor disco de rap en un año excelente para el género. Lo único malo es que es difícil que pueda tener una continuación debido a que 2016 también se cobró la vida de Phife Dawg...

38. Michael Kiwanuka – Kiwanuka (2019)

Recién salido del horno, hace menos de una semana que ha aparecido en el mercado el nuevo disco de Michael Kiwanuka y todavía ando noqueado ante su belleza. Puede que el único problema de este discazo sea su sonido retro y sus referentes claros, Bill Withers, Isaac Hayes, Curtis Mayfield... ¿Pero qué distingue a este disco de otros revivalistas? Pues que las canciones son fantásticas, la producción de Danger Mouse e Inflo es una maravilla y la forma en la que está interpretado es increíble, haciendo de este disco no solo una mera copia de aquello a lo que aspira, sino en algunos sentidos una cumbre del soul psicodélico, un disco que suena atemporal. Y, siento decirlo, pero Bill Withers nunca sacó un disco tan redondo como este.

37. Kacey Musgraves – Golden Hour (2018)

Kacey Musgraves se había convertido en la nueva favorita de la música country pero cuando se dijo que su caurto disco se apartaría algo de la fórmula Nashville para buscar un sonido más pop, muchos se temieron un nuevo caso Taylor Swift, olvidando por completo el género por el pop más comercial. No ha sido el caso, 'Golden Hour' mezcla a la perfección pedal steels y mandolinas con el vocoder en la gigantesca 'Oh What A World', una absoluta belleza. El disco se abre con 'Slow Burn' una canción tan buena que podría haber aparecido en alguno de los clásicos de Neil Young de principios de los 70 pero, incluso, cuando en 'High Horse' se mete directamente en la discoteca, lo hace con una clase tremenda, además de repartir bastante leña a ese Trump que se cree John Wayne y ni siquiera llega a Ronald Reagan...

36. Rosalía – El Mal Querer (2018)

No ha habido en todo el siglo XXI un disco del que se hubiera hablado más en España antes de su aparición. Que si apropiación cultural, que si 'hype', que si campaña publicitaria, que si la nueva Lola Flores, que si revolución o estafa... Pero las gigantescas expectativas se vieron recompensadas de sobra con un disco de esos que se recordarán durante muchos años. Da igual que venda millones o fracase miserablemente, si la escuchan en Times Square o si Jools Holland no la vuelve a invitar a su programa. Lo que cuenta es el producto y no las cifras que este consiga. Eso sí, 'El Mal Querer' lo tiene todo para contentar a todo el mundo menos a los más cerrados de mente y oídos, demostrando que se puede hacer música en castellano con potencial para ser escuchada más allá de los Pirineos. >>Lea la crítica completa

35. The Black Keys – Brothers (2010)

Con "Brothers" los Black Keys entregaron un gran disco de blues rock pantanoso pasado por un tamiz muy actual. Se trata del mejor disco hasta la fecha del dúo de Akron. Un trabajo muy compacto, en el que las 15 canciones que lo componen rayan a gran nivel, aunque destaque ese demoledor inicio con "Everlasting Light", "Next girl" y "Tighten up", y el homenaje al mejor soul sureño de los años 60 con "Unknown brother" y la excelente versión del "Never gonna give you up" de Jerry Buttler.

34. Radiohead - A Moon Shaped Pool (2016)

El noveno disco de Radiohead, 'A moon shaped moon', ve a una banda que, por primera vez, no ha intentado inventar la rueda con su nuevo lanzamiento. Ésta es una obra en la que los de Thom Yorke abrazan su esplendoroso pasado, en vez de tratar de romper con él, y puede que, por ello, vuelva a ser único. Desde luego 'A moon shaped pool' está mucho más lejos de 'The king of limbs' que de 'In Rainbows'. Ya no están abriendo caminos sino construyendo alrededor de los que ya abrieron. Puede que estemos ante su disco más accesible, lleno de baladas marca de la casa, en el que las orquestaciones cinematográficas de Jonny Greenwood son las principales protagonistas. Está claro que la vida paralela de Greenwood como compositor de bandas sonoras, principalmente para Paul Thomas Anderson, ha tenido mucho peso en el disco. El tremendo peso que tenía la fijación con la electrónica de Thom Yorke en 'The king of limbs' es sustituido por los grandiosos ambientes orquestales de Greenwood, con ejemplos soberbios como en 'Burn the witch', 'The numbers' o 'Tinkler Tailor Soldier Sailor Rich Man Poor Man Beggar Man Thief'.

33. Deerhunter - Halcyon Digest (2010)

La banda de Bradford Cox logró con este 'Halcyon Digest' un gran ejemplo de reciclaje sonoro, haciendo sonar sus diversas influencias de una manera actual y cohesionada. A su favor cuentan con algunas de las mejores canciones pop de lo que llevamos de década, a pesar del comienzo del disco con la densa 'Earthquake', una invitación hacia un viaje letárgico y soñoliento, con 'Don´t cry' y 'Revival' estos chicos de Atlanta nos demuestran de lo que son capaces. En estas dos canciones parecen Jesús & The Mary Chain interpretando a los Everly Brothers, al igual que en la melancólica 'Basement Scene', que suena directamente inspirada por "(All I have to do is) dream". En 'Memory Boy' emprenden un viaje hacia los sesenta más melódicos y con 'Coronado' suenan como deberían sonar los Strokes post 'Is This It', además de contar con un instrumento tan poco indie como el saxofón, 'Fountain stairs' sigue en esa misma dirección, mientras que 'Helicopter' seguía caminos parecidos a las ensoñaciones de grupos como Beach House.

32. Beyoncé – Lemonade (2016)

La actual Reina del Pop lleva unos cuantos años despertando la aclamación de la crítica de su país. Sin ir más lejos su anterior disco, 'Beyoncé' tiene un 85 sobre 100 en la página que recoge las más diversas críticas, Metacritic, pero he de decir que a mí no me terminó de encandilar. Este año ha aparecido 'Lemonade' y las críticas han vuelto a ser excelentes, así que decidí darle una nueva oportunidad. El primer adelanto, 'Formation', me hacía ver que era imposible que me fuera a gustar. Pero luego comencé a escuchar el disco y me tuve que rendir ante su talento. 'Hold up', con participación en la composición de Father John Misty y Ezra Koenig de Vampire Weekend, es una de las mejores canciones del año, 'Don't Hurt Yourself' podría aparecer entre las mejores canciones de la discografía en solitario de su compositor y colaborador Jack White, '6 Inch' se beneficia de un magnífico 'sample' de Isaac Hayes y de la gran voz de The Weeknd, 'Daddy lessons' es country pasado por Nueva Orleans, 'Forward' una nueva demostración de la clase de James Blake y 'Freedom' la confirma como la mejor heredera de Tina Turner y se beneficia de la presencia del mejor rapero de la actualidad, Kendrick Lamar. El hecho de que una artista como Beyoncé, con decenas de singles de éxito, se haya decantado por presentar sus canciones como parte de algo más, ya demuestra la importancia de este disco, uno que se siente orgulloso de serlo, en el que se nota una unidad, no solo temática (en la que aparece la infidelidad de su marido, Jay Z, pero también la lucha de las mujeres negras americanas, "las personas menos respetadas en América", en palabras de Malcolm X), sino musical y, lo que es más importante, una ambición de hacer algo más que singles pegadizos.

31. Arctic Monkeys – AM (2013)

'AM' fue una nueva demostración de que los autores de 'I bet you look good on the dance floor' son la mejor banda de su generación. Eso tampoco era suficiente como para hacer de este disco una obra maestra pero volvía a demostrar la enorme calidad del grupo, incapaces, por ahora, de entregar un disco mediocre. El comienzo por todo lo alto con los dos primeros sencillos, la inquietante 'Do I wanna know' y el potente riff de 'R U mine' daban una muestra precisa de que había pocos compositores en esta década comparables a Alex Turner.

>> DEL 50 AL 41 / DEL 30 AL 21 / DEL 20 AL 11 / DEL 10 AL 1

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.