www.diariocritico.com
'Juego de Tronos' 7x04: la importancia del arco de los personajes
Ampliar

'Juego de Tronos' 7x04: la importancia del arco de los personajes

lunes 07 de agosto de 2017, 11:01h
El cuarto capítulo de esta temporada ha sido, por ahora, el más corto de la misma pero también el más explosivo, demostrando que ya no hay tiempo que perder y que cada minuto cuenta.

((ATENCIÓN SPOILERS))

Lo importante de 'Juego de Tronos' es que a pesar de saber, más o menos, hacia donde se dirige su trama, una épica lucha entre los que prevalezcan en la lucha por el trono, casi con toda seguridad Daenerys y Jon, (con Cersei cayendo al final de esta temporada) y los Caminantes Blancos (una lucha que, como en muchas historias fantásticas, viene precedida por una leyenda que habla de un príncipe o princesa, nuevamente Jon o Daenerys, que será el que salve a la humanidad), lo que realmente importa son sus personajes y el arco de estos. Es en ellos y el lugar que ocuparán en esa historia lo que la hace verdaderamente interesante. ¿El hecho de que Arya tenga ahora una daga de acero valirio puede hacer que su lista pase a segundo plano y su futuro esté siendo una pieza clave contra los Caminantes Blancos? ¿Se estará arrepintiendo Tyrion de seguir fielmente a Daenerys tras comprobar in situ el terrible poder destructor de sus dragones? Son esta clase de preguntas las que hacen que sigamos volviendo expectantes semana tras semana.

En 'Botín de guerra' hemos recibido muchas gratificaciones y han pasado muchas cosas, entre ellas la reunión familiar más esperada o Daenerys a lomos de Drogon en la que debería ser considerada desde ya la mejor escena de acción de una serie célebre por ellas. Comenzamos con los protagonistas, Jon y Daenerys tienen un momento a solas en el que Jon le enseña unos dibujos que muestran a los hijos del bosque y los primeros hombres luchando juntos contra los Caminantes Blancos. Jon lo sigue teniendo claro, el enemigo es el que es y deben afrontarlo juntos. Daenerys cada vez parece confiar más en él pero también lo tiene claro, si quiere su ayuda debe doblar la rodilla ante ella. Por el comentario posterior de Ser Davos (el único que a estas alturas sigue aportando pequeñas dosis de humor) lo de doblar la rodilla podría venir con petición de matrimonio incluido. Aunque sigue sin haber ninguna química entre Emilia Clarke y Kit Harrington.

Tras recibir las noticias del engaño de los Lannister en Casterly Rock Daenerys pone en duda a Tyrion y parece dispuesta a tomar Desembarco del Rey a sangre y fuego. Los creadores están sabiendo jugar muy bien la baza de sus posibles delirios de grandeza, siendo la hija del Rey Loco, y teniendo todo el poder de tres dragones de su parte, sobre Daenerys siempre está la amenaza de que se pueda convertir en una tirana. Pero, como dice Missandei, ella no tiene lo que tiene por su apellido sino porque se lo ha ganado. Al final, tras consultar con Jon, decide hacer uso de su fuerza pero solo contra objetivos militares.

Jaime Lannister, Bronn y los Tarly vuelven a Desembarco del Rey con el botín ganado a los Tyrell en Altojardín, han conseguido meter el dinero, lo que va a conseguir el apoyo del Banco más importante del mundo al bando de Cersei, pero faltan por entrar todos los víveres que les ayuden a sobrevivir al largo invierno, y a un posible asedio. Jaime, a pesar del éxito de la empresa, sigue de mal humor por la revelación de Lady Olenna sobre Joffrey, Bronn sigue queriendo su castillo y Randy Tarly sigue siendo tan odioso como de costumbre. Volviendo a demostrar que en esta temporada los viajes se hacen a otra velocidad, los dothraki de Daenerys les alcanzan y se disponen a borrarlos del mapa, junto a ellos está la mismísima Khaleesi a lomos de Drogon. La siguiente escena es una prueba de que 'Juego de Tronos' está ahora mismo por encima de cualquier superproducción cinematográfica a la hora de realizar escenas de acción. Lo que sigue es una verdadera demostración de medios y recursos para sacarlos a relucir. Por fin, vemos de pleno la devastación de un dragón en un campo de batalla. El realizador nos muestra la batalla desde distintos puntos de vista, desde el de Bronn, el de Jaime, el de Daenerys y, finalmente, el de Tyrion que contempla a lo lejos.

No es de extrañar que, a pesar de sus pocas intervenciones, Bronn se haya convertido en un favorito de los seguidores. Por lo visto aquí, nos lo han convertido en una especie de Bardo de 'El hobbit', el hombre sin miedo capaz de hacer frente a un dragón, un mercenario que se olvida del dinero por un amigo en el campo de batalla. Jaime, por su parte, vuelve a enseñar su parte heroica, en vez de huir se queda con sus hombres y lucha hasta el final, incluso con una suicida carga contra Daenerys y Drogon que si no acaba con su muerte es porque Bronn (¿o es Dickon?) le salva en el último momento. A pesar de que el episodio termina con él hundiéndose con su armadura en el río, es altamente improbable que hayamos visto el fin del Matarreyes. Y es que, como decía al principio, el arco de los personajes es muy importante y todavía no hemos visto la redención final del mediano de los Lannister, el momento en el que se redima del todo y pase de ser el hombre que arrojó a Bran por una ventana a un héroe. Evidentemente en esa carga nadie teme por la vida de Daenerys, el hecho de que acabasen con ella en este momento sería impensable, pero, nuevamente, vuelven a jugar con la carga que supone ser la hija del Rey Loco, y es que la madre de los dragones parece disfrutar del olor a carne quemada. Es un claro contraste con Tyrion que parece seriamente impresionado por la carnicería, el hecho de que su querido hermano Jaime esté presente no le ayuda precisamente. Lo que no queda tan claro es el futuro de Drogon, parece una apuesta probable que alguno de los dragones de Daenerys no llegue hasta el final pero Drogon parecía el más importante de los tres, ¿llevaba veneno la lanza disparada por Bronn? Siendo un invento de Qyburn no es descartable…

Reunión familiar

Mientras tanto en Invernalia siguen volviendo Starks como si fuera Navidad, claro que al igual que la semana pasada sus reencuentros son bastante más incómodos que afectivos. Bran sigue demostrando las mismas maneras que le llevaron a recordarle a su hermana Sansa su traumática violación en su noche de bodas. Ahora es incapaz de mostrar ningún sentimiento ante la marcha de Meera Reed, la mujer que le acompañó en sus aventuras más allá del Muro. No solo ha dejado de ser un Stark, casi ha dejado de ser humano. Supongo que vivir en esa mezcla de pasado, futuro y presente conlleva algunas taras, de todas formas el hecho de que entregue a Arya la daga de acero valirio que le regala Meñique quiere decir que él ya conoce parte de la historia futura de su hermana. También de la pasada, si Sansa solo puede reírse ante la idea de que su hermana pequeña sea una consumada asesina, Bran sabe que no es cosa para tomarse a risa. El reencuentro entre las dos hermanas ha estado muy bien perfilado. De primeras nunca fueron grandes amigas y las dos saben que Arya hubiera preferido reencontrarse con Jon que con ella. Por otro lado ambas han cambiado mucho, cada una ha pasado por un largo camino hasta este momento y han cambiado enormemente pero, como dice Arya, su historia no ha terminado todavía. Lo que cada una de ellas tiene que ofrecer está todavía por ver, Arya tiene su lista pero ahora también tiene una daga de acero valirio, sobre Sansa sobrevuela la amenaza de la presencia de Meñique. La mirada que se cruzan al final éste y Arya es reveladora. Posiblemente el maquiavélico Lord Baelish esté rumiando como meter a una nueva Stark en sus planes pero también se ve algo de miedo. Arya estaba en Desembarco del Rey cuando traicionó a su padre y ahora, como se puede ver en su entrenamiento con Brienne, se ha convertido en una presencia amenazadora. ¿Estará Meñique en la lista de Arya?

Pero la de los Stark no ha sido la única reunión familiar del episodio, en Rocadragón se reúnen las dos personas que a pesar de no tener el apellido Stark se criaron como sus hermanos, Jon Snow y Theon Greyjoy. Es otra reunión incómoda, con Jon diciendo que si no acaba con él allí mismo es por lo que hizo por Sansa. El hecho de que Theon vuelva no es casual, volvemos al arco de los personajes, pocos han sufrido una transformación mayor que Theon, en una serie en la que pocos personajes han salido indemnes, Theon se lleva la palma de las desgracias, ya sea recibiéndolas o siendo responsable de ellas. Su traición a Robb desencadenó algunos de los hechos más notables de la serie pero ya pagó, con intereses, por ello a manos de Ramsay y tuvo su pequeña redención ayudando a escapar a Sansa. Ahora le toca volver a redimirse para rescatar al único personaje que ha dado la cara por él, su hermana. El arco de Theon parece claro que le va a llevar a enfrentarse a su tío Euron, una vez hecho estará completo. Si esto no fuera 'Juego de Tronos' podríamos dar por sentado que la rescatará y acabará con el asesino de su padre pero puede que no haya segunda redención para el pobre Theon y su muerte, y la de Yara, sirvan para elevar al personaje de Euron a un nuevo grado.

- 'Juego de Tronos' 7x04: la importancia del arco de los personajes

- 'Juego de Tronos' 7x03: el esperado encuentro entre el hielo y el fuego

- 'Juego de Tronos' 7x02: de Reinas y reencuentros

- 'Juego de Tronos' 7x01: colocando las piezas en el tablero

- Todo sobre 'Juego de Tronos'

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.