www.diariocritico.com
Crítica de la obra de teatro 'Paraguay': un drama doloroso y cotidiano
Ampliar

Crítica de la obra de teatro 'Paraguay': un drama doloroso y cotidiano

domingo 28 de noviembre de 2021, 11:32h

La argentina Compañía Absoluta presenta en Madrid, dentro del 39º Festival de Otoño, su primera y extraordinaria producción, ‘Paraguay’, magnífica incursión en el mundo de la emigración de los ciudadanos de Latinoamérica hacia el gigante del norte, los Estados Unidos de América.

Se ha representado el sábado 27 de noviembre en la Sala Nave 73 y el Festival ofrece una segunda oportunidad para disfrutarla hoy mismo en el Real Coliseo de San Lorenzo de El Escorial.

Se trata de un drama atravesado por el humor, las canciones, la melancolía y la desesperanza. El texto y la dirección de Lucía Maciel y Paula Grinszpan es contundente, esencial, milimétrico.

No falta ni sobra ni en el texto ni en el montaje una sola palabra, un solo gesto, un solo movimiento. Constituye, en fin, una verdadera joya teatral de una hora aproximada de duración, que sume al espectador en una realidad cotidiana, durísima y descarnada a la que, sin embargo, tiñen de un humor inteligente que contrasta frontalmente con la realidad que describe.

Dos mujeres paraguayas, madres de familia, se embarcan en la más que incierta aventura de emigrar a Estados Unidos y comprueban en cabeza propia y desde el primer al último momento, los abusos, el machismo, la extorsión y el esclavismo al que son sometidas. Los dos personajes son interpretados por Manuela Martínez y Sasha Falcke.

En “el país de la libertad” son recibidas por Liliana, encarnada con brillantez por Mariano Saborido, que también da vida a un funcionario de aduanas al tiempo que, en segundo término, levanta el espacio sonoro del desierto de Atacama (un inquietante y persistente viento, el gorjeo de los pajarillos al llegar a la tierra prometida…), y Román Martino que, guitarra en mano, pone música a cuanto sucede en escena. Magníficas las dos actrices inundando de ingenuidad y de sueños a sus dos personajes, y sus dos compañeros de reparto, Mariano Saborido –lo mismo aguerrido y contundente funcionario aduanero que malvada y cínica Liliana-.

Los tres cantan varias piezas en directo, acompañados por la virtuosa guitarra y la voz de su compañero Román Martino, que ha seleccionado y compuesto la música.

La propuesta de Compañía Absoluta está cargada de intencionalidad social y política y su mayor acierto lo constituye el tono que ha sabido imprimirle, lo que hace que esos 60 minutos de función transcurran en un santiamén. Si hay que ponerle un, pero a la misma quizás pueda ser este mismo, su cortísima duración, que deja al espectador insatisfecho, con ganas de más desarrollo de la fábula.

Pero, siendo justos y ateniéndonos estrictamente a lo propuesto en la función, hay que decir que es magistral. No se puede decir más con menos.

David Seldes y Facundo David Luna han diseñado la unas veces poética y otras hiriente iluminación. Gabriella Gerdelics y Camila Pérez son las autoras de la escenografía, un sencillo cajón rodante que lo mismo sirve de valla en la aduana que de humilde banco en la sala de espera del aeropuerto o de oficina de inmigración en Nueva York. Ellas también han vestido con sencillez y eficacia a los personajes.

La propuesta es profunda, sencilla, asequible a todo tipo de públicos, brillante, necesaria y esencial. De esas que sirven para demostrar en pocas palabras, con escasos recursos y con poco tiempo la absoluta necesidad del teatro.

Sin montajes como este, sin duda, los hombres y mujeres seríamos aún peores de lo que ya demostramos ser a diario y en todas las latitudes. Magnífica, imperdible. Si este es el camino de Compañía Absoluta merece, por derecho propio, volver al Festival de Otoño.

‘Paraguay’

Compañía Absoluta (Argentina)

Texto y dirección: Lucía Maciel y Paula Grinszpan

Colaboración en la dirección: Federico Huffmann

Elenco: Manuela Martínez, Sasha Falcke, Román Martino y Mariano Saborido

Música: Román Martino

Diseño de iluminación: David Seldes y Facundo David Luna

Escenografía y vestuario: Gabriella Gerdelics y Camila Pérez

Producción artística internacional: Carla Juliano

39º Festival de Otoño de Madrid

Sala Nave 73, Madrid

Próxima representación: 28 de noviembre de 2021 en el Real Coliseo Carlos III de San Lorenzo de El Escorial

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios