www.diariocritico.com
Crítica de la obra de teatro 'La gran Cenobia': mujer, poder, guerras, pasiones y traiciones
(Foto: Sergio Parra)

Crítica de la obra de teatro 'La gran Cenobia': mujer, poder, guerras, pasiones y traiciones

miércoles 19 de enero de 2022, 13:09h

La épica lucha de una mujer, Cenobia, contra la imbatible Roma y contra el peso de la tradición eternamente masculina del poder, sirvió a Calderón de la Barca para construir ‘La gran Cenobia’ (1625), que sube ahora al escenario de la Sala Tirso de Molina del Teatro de la Comedia a través de la versión de Luis Sorolla en montaje dirigido por David Boceta.

No se trata de una propuesta apta para los ortodoxos teatrales porque van a encontrar el verso de Calderón atrapado explícita y voluntariamente en el contexto de nuestros días gracias a la versión de Sorolla, y remarcado más aún por el rock en directo con el que Boceta ha bañado esta historia de Cenobia, reina de Palmira, convertida ya en leyenda y cuya trayectoria se refleja hoy en asuntos como el poder, la manipulación del relato o las pasiones desatadas e incontenibles entre sus personajes.

Isabel Rodes es Cenobia, una mujer fuerte, decidida, ambiciosa, determinada a ejercer su poder, aunque tenga que hacerlo frente a la inmensa losa del imperio romano. Imperio encarnado en la figura de Aureliano, José Juan Rodríguez, dispuesto a saltarse toda regla, sin moral alguna, sin ética y con el único norte de eliminar a Cenobia para sustituirla en el trono. El otro personaje antagonista de la reina siria es Decio, Mikel Arostegui, fascinado por Cenobia y dispuesto a entregar su propia vida por ella, aunque finalmente su proximidad al poder le va a hacer mancharse también ante la dura prueba de tener que decidir entre lo malo y lo peor.

Junto a los tres personajes principales de la tragedia calderoniana, el resto son encarnados con idéntica solvencia y fuerza por Irene Serrano, Cristina Arias, Marta Guerras, Mariano Estudillo, Alejandro Pau, Víctor Sáinz y José Luis Verguizas.

Almudena Bautista ha diseñado la escenografía (un gran telón de color crudo en tiras situado en medio del escenario que obliga a los actores a actuar a dos metros del público y que, poco a poco, va desapareciendo a medida que avanza la guerra). Víctor Longás ilumina la propuesta entre claroscuros que rompen a veces luces estroboscópicas que anuncian el recrudecimiento de los enfrentamientos. Paola de Diego ha diseñado el vestuario de clara inspiración bélica (botas militares en todos los personajes, y colores caquis, grises y morados en sus vestimentas). Edu Cárcamo ha dibujado la dinámica y poderosa coreografía en las escenas. Antonio de Cos ha compuesto la potente música rock del montaje, lleva su dirección musical y el espacio sonoro. Y, por último, Álvaro Luna ha creado la videoescena y Alejandro Saá es el asesor de verso del montaje.

‘La gran Cenobia’ es una de las primeras obras de Calderón y en ella se remarca el vértigo del poder, sujeto siempre a vaivenes incontrolables, a inmoralidades y a transgresiones constantes de las pocas reglas que lo rigen. Sitúa la acción en la Roma del emperador Aureliano (214-275 a. C.), que decide abortar la creciente expansión del reino de Palmira a cuyo frente, además, está una mujer, la reina Cenobia. Tras la derrota de las legiones del general Decio por las tropas sirias, Aureliano humilla y degrada a su general hasta el punto que este decide vengarse del emperador… En el drama están presente de principio a fin esa lucha por el poder, la rabia porque sea una mujer la que propine una derrota tan humillante al soberbio imperio romano, las pasiones desatadas de sus personajes, el furor de la guerra y la manipulación del relato que siempre construyen los vencedores.

La propuesta de Boceta que, inicialmente, puede parecer algo confusa, muy pronto desvanece esa impresión porque la versión de Sorolla trata de compensar desde el mismo comienzo con acotaciones didácticas, el fin último de la tragedia calderoniana (“¿Sabíais que en el idioma ruso existen dos palabras para decir verdad? Está ‘pravda’ y está ‘ístina’ La primera es la verdad en sentido personal… Cada cual tiene su ‘pravda’… Y luego está ‘ístina’, la verdad absoluta y universal…”). Por otra parte, incluye el uso de micrófonos y videoescena y eso ayuda al espectador a entrar y salir de la fábula en una propuesta que, en líneas generales, no solo no adultera el drama inicial, sino que, además, lo potencia y trae con facilidad a nuestros días. Muy interesante.

‘La gran Cenobia’

Autoría - Pedro Calderón de la Barca

Versión - Luis Sorolla

Dirección - David Boceta

Reparto - Cristina Arias, Mikel Arostegui, Mariano Estudillo, Marta Guerras, Alejandro Pau, Isabel Rodes, José Juan Rodríguez, Víctor Sáinz, Irene Serrano y José Luis Verguizas

Escenografía - Almudena Bautista

Iluminación - Víctor Longás

Música y espacio sonoro - Antonio de Cos

Vestuario - Paola de Diego

Vídeoescena - Álvaro Luna

Coreografía - Eduardo Cárcamo

Asesor de verso - Alejandro Saá

Ayudante de dirección - Vanessa Espín

Producción - Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC)

Teatro de la Comedia, Madrid

Hasta el 6 de marzo de 2022

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios