www.diariocritico.com

Pedro Sánchez

> El líder socialista considera que el de Podemos dio por rotas las negociaciones al convocar la consulta
> Le reprocha que Podemos coincidirá con la ultraderecha: "Va a votar junto a Abascal 'no' a un gobierno"
> También estalla contra Albert Rivera: "No coge ni mis llamadas... es algo que deploro, es una falta de respeto"

> El 20,2% quiere que el PSOE gobierne en solitario, mientras que el 26,4% apuesta por la fórmula de la coalición

Una vez más se cumple aquello de 'donde dije digo...'; el problema es que gracias a las nuevas tecnologías, y especialmente a las redes sociales, las palabras ya no se las lleva el viento, sino que en cualquier momento pueden perseguir a quien las pronunció. Es lo que le ha ocurrido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez a raíz del estallido del 'caso' Màxim Huerta, que fue condenado por fraude fiscal. El mismo Sánchez que ahora mantiene en el cargo a Huerta, aseguraba en 2015 que "si tengo en mi dirección a un responsable político que crea una sociedad interpuesta para pagar la mitad de impuestos, esta persona al día siguiente estaría fuera".

> "Si hay voluntad de pacto habrá pacto. En Barcelona lo hemos hecho"

> El líder de Podemos hubiera preferido que le llamase directamente; exige un gobierno de coalición para hablar

> Cree que Podemos debe posicionarse en lealtad, como una hipotética nueva necesidad de aplicar el artículo 155

> Lastra y Montero podrían fijar un encuentro para esta misma tarde

El bloqueo regresa al panorama político cuando faltan dos semanas para el debate de investidura. El PSOE no cuenta en este momento con los apoyos suficientes, y la escalada de tensión con Unidas Podemos hace presagiar que, salvo que se reconduzca la situación, la investidura fracasará, y el país podría quedar abocado a otra repetición electoral. Una vez más, el debate en torno a los nombres se ha situado por delante del programa de gobierno y las negociaciones entre socialistas y 'morados' han vuelto a encallar tras la quinta reunión entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.