www.diariocritico.com
     

Ocio > Teatro

Descacharrante, hilarante, desternillante surrealista y, dentro de su comicidad, con su sustrato filosósfico sobre la eterna, y defectuosa, condición humana. Tal es nada más y nada menos que la conqusita de Marte, virtual y teatral, claro. Que como el polifacético Tuti Fernández, su autor, director y compositor de la música cuenta,"lo que a primera vista puede ser un ensayo filosófico o existencial, es en realidad una comedia repleta de situaciones surrealistas y gags Que se suceden en una trepidante cuenta atrás". Se representa en el madrileño Teatro Muñoz Seca, y dos de sus extraordinarios intérpretes, Toni Cano y Anna Hastings, nos amplían en exclusiva en esta entrevista.



0,296875